¡La entereza de Chávez y el discurso de despedida de Allende!

Fue un 11 de septiembre de 1973, cuando el genocida Pinochet da la orden a sus esbirros para que bombardeen la Moneda, palacio presidencial donde el Presidente mártir Salvador Allende defendía la Constitución, la Democracia y a su pueblo, con una serenidad abismante y un temple de acero se dirige a su pueblo:

“Seguramente esta es la última oportunidad en que me pueda dirigir a ustedes. La Fuerza Aérea ha bombardeado las torres de Radio Portales y Radio Corporación.

Mis palabras no tienen amargura, sino decepción, y serán ellas el castigo moral para los que han traicionado el juramento que hicieron... soldados de Chile, comandantes en jefe titulares, el almirante Merino que se ha auto designado, más el señor Mendoza, general rastrero... que sólo ayer manifestara su fidelidad y lealtad al gobierno, también se ha nominado director general de Carabineros.

Ante estos hechos, sólo me cabe decirle a los trabajadores: ¡Yo no voy a renunciar! Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo. Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que entregáramos a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente.

Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen... ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos………” y termina

¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!

Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza, de que mi sacrificio no será en vano. . Tengo la certeza de que, por lo menos, habrá una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición.

A Chávez la oligarquía ni el imperialismo lo han podido tumbar, ha sido bombardeado por un cáncer inclemente, bárbaro y cruel. El sábado recién pasado nuestro compañero comandante y conductor de la revolución bolivariana se dirigió a la Nación con un temple de acero, entereza y con un rostro impenetrable señala, algunos extractos de su discurso:

Bueno, si yo no hubiese estado… Digo esto porque por ahí han surgido versiones de que no, de que todo fue un engaño. No, no, no. Enfrenté esa campaña, bueno, con todo mi fervor, como siempre, y acompañado por ese pueblo, fervoroso también, y haciendo pues un esfuerzo, como siempre lo hemos venido haciendo. Inmediatamente al terminar, o al coronar la victoria del 7 de octubre, la gran victoria del 7 de octubre, a los pocos días me repetí los exámenes, aquí, allá en La Habana, y todo salió bien, todo salió bien……

Sin embargo alguna inflamación, algunos dolores, seguramente producto del esfuerzo de la campaña y del mismo tratamiento de la radioterapia, en una zona que es muy sensible, entonces le empezamos a prestar mucha atención a ello. Yo reduje mis apariciones públicas para enfrentar la problemática, con los médicos, el tratamiento, y bajar los niveles de inflamación y de molestias….

Bueno, yo decidí venir, haciendo un esfuerzo adicional en verdad, porque bueno los dolores son de alguna importancia ¿no? Pero, bueno, con el tratamiento, calmantes, estamos en una fase preoperatoria, preparando todo. Yo necesito, debo retornar a La Habana mañana, así que aquí tengo la carta de solicitud a la Asamblea Nacional, al presidente aquí presente, el compañero Diosdado Cabello, voy aprovechar para firmarla de una vez, para que por favor la soberana Asamblea Nacional me autorice a ausentarme ahora —aquí está explicado— con el objetivo de la nueva intervención quirúrgica….

Tuya Patria, la Patria ¡hoy tenemos Patria! Y pase lo que pase en cualquier circunstancia seguiremos teniendo Patria, Patria perpetua -dijo Borges- Patria para siempre, Patria para nuestros hijos, Patria para nuestras hijas, Patria, Patria, la Patria. Patriotas de Venezuela, hombres y mujeres: Rodilla en tierra, unidad, unidad, unidad de los patriotas….

La analogía de estos colosos del Continente para quién suscribe es: Allende es bombardeado por la contrarrevolución, Chávez es bombardeado por el cáncer, ambos creen y aman a su patria, a su pueblo, piden la unidad, iconos de la construcción del socialismo, Allende se despide de su pueblo, Chávez también se despide, PERO VOLVERÁ, EL PUEBLO LO NECESITA, EL CONTINENTE LO NECESITA, ES UNA ESPERANZA PARA EL MUNDO ENTERO.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2822 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a155725.htmlCUS