Marx, en su contexto

Para los entendidos, el pensamiento de Carlos Marx ha influenciado enormemente las ciencias sociales, el modo de concebir la realidad de este autor marcó una pauta en el siglo XIX e impregnó todas las ciencias humanas desde entonces, sin embargo, la lectura que le dan muchos a los textos de Marx puede pasar por una suerte de religiosidad.

Con religiosidad nos referimos al dogmatismo y a la no contextualización del autor con respecto a la época, tanto así, que el pensamiento de Marx ha sido extrapolado a contextos no aplicables y disfuncionales. Esta insistencia religiosa ha hecho que el marxismo degenere en un sistema cerrado incapaz de dar respuesta a una realidad concreta.

El tema del contexto y el autor ha sido bastante apartado en el caso de Marx, incluso se ha olvidado que este autor perteneció a una época concreta y finita y que por tanto generó reflexiones  muy influenciadas por su momento histórico. De Marx se ha dicho que pecó en el craso error del eurocentrismo, sin duda una apreciación bastante obvia si se leen algunos artículos publicados en la década de los 50 del siglo XIX, sin embargo, y a descargo del autor, se debe tener en cuenta que Europa estaba pasando por un franco proceso de expansión y que el mundo según los filósofos de "moda" comenzaba en el viejo continente.

Durante todo el siglo XIX y principios del XX la corriente evolucionista influenció en gran medida a todos aquellos filósofos y científicos que trataban de explicar al mundo. El pensamiento de Charles Darwin, sin querer, tocó a gran parte de las ciencias sociales y colaboró a crear un contexto donde pocos pudieron escapar. El evolucionismo de Darwin fue rápidamente extrapolado del campo de la biología al campo del humanismo y fue erróneamente sustentado gracias a la diversidad de "culturas" existentes para la época.

Atendiendo a este contexto, es fácil entender  porque en la literatura de Carlos Marx conseguimos categorías como: "barbaros", "semibarbaros" y "semicivilizados", sin duda nuestro autor fue uno de los que vio en "el origen de las especies" la explicación perfecta del proceso histórico humano.

En un artículo publicado en el New york Dayly Tribune, fechado en 1853 se deja ver el carácter evolucionista y eurocentrista del pensamiento de Marx, pues, refiriéndose a la descomposición social que se había llevado a cabo en la India por la colonización Británica, arguye que si bien no le desea semejante destino a ninguna cultura, era necesario tal proceso para acabar con lo que él llamaba "despotismo oriental".

En esta crítica a la sociedad del Indostán se lee entre líneas la gran antipatía que siente Marx hacia el sistema social y religiosos que practicaban las comunidades de esa región del mundo, pues para él: "restringieron el intelecto humano a los limites mas estrechos, convirtiéndolo es un instrumento sumiso de superstición, sometiéndolo a la esclavitud de reglas tradicionales y privándolo de toda grandeza y de toda iniciativa histórica"  ( K. Marx. Sobre el sistema colonial. 1853. Publicado en: Dayly Tribune, New York)

Para Marx toda la sociedad del Indostán estaba sumergida en una suerte de alienación tan profunda que veía difícil una revolución provocada por sus propios medios. Incluso, se podría decir que Marx dudó de una revolución mundial por la falta de escenarios favorables en toda Asia.  

Releamos siempre a Marx .


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1105 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a153033.htmlCUS