Conferencia Central

VI Congreso Latinoamericano de Estudiantes de Geografía

CONFERENCIA CENTRAL

ACTO DE INSTALACION

VI CONGRESO LATINOAMERICANO DE ESTUDIANTES DE GEOGRAFIA

Abya Yala, en las faldas del Waraira Repano, tierras de Caracas y Mariches, abriga hoy al conglomerado de participantes en el VI Congreso Latinoamericano de Geografía. Iniciamos con esta, nuestra toponimia ancestral, trasladándonos a la realidad de la celebración de este evento aunado a los eventos de eventos que se suceden hoy en Nuestra Venezuela Bolivariana,  como profunda manifestación humana al amor por nuestra Madre Tierra,  cuna de la Libertad y Lucha Anticolonial en nuestro Abya Yala ancestral, hoy Nuestra América, Cuna de nuestro Libertador Simón Bolívar, padre del conocimiento geográfico y su aplicación en estrategias, independencia y libertad, desde Angostura, Ciudad Bolívar, hasta la profunda Bolivia, junto a Perú y Ecuador en una concepción geopolítica, desde el Anfictiónico de Panamá, hasta nuestra actual regionalización de integración, viva y combatiente en nuestra Revolución Bolivariana.

La Geografía Bolivariana, como teoría central del sentimiento y pensamiento geográfico, presente en cada rincón de la Patria Nuestra, prende en la memoria colectiva de los constructores de una nueva sociedad continental, de igualdad, de justicia, libre de imperios y enclaves coloniales,  libre de explotación del hombre por el hombre, donde la fraternidad, el trabajo y la aplicación del pensamiento creador, ocupen cada espacio en esta gran tarea de sanear el planeta de las taras reminiscentes de la explotación, el saqueo y el uso indiscriminado y arbitrario de nuestros espacios, rendidos a la sacra finalidad de irracional e inhumana comprensión, la  acumulación de riquezas. Primero es el hombre.

Geografía, asiento científico del conocimiento de un todo planetario, de elementos y factores físicos, hechos naturales, la presencia de la vida, los seres vivos, particularmente de una unidad dialéctica que conocemos como Geodemografía, expone nuestra presencia como geógrafos a la aplicación de un conocimiento con toda su carga ética, en la que no hay lugar a distracción, cuando cargamos encima toda responsabilidad de salvar al planeta de los entuertos ya sucedidos y en nuestro particular entorno, Nuestra América, la aplicación de las premisas concebidas en la Categoría Geográfica del Desarrollo Equilibrado del Espacio.  

En términos generales, para geógrafos, afines y profanos, lo antedicho contiene lo fundamental de nuestra formación científica de esta área del conocimiento científico, Geografía, ubicada en diferentes grupos del conocimiento universal, ciencias sociales, ciencias de la naturaleza, ciencias de la tierra, etc. aunque particularmente, según la Clasificación de Ciencias de la Unesco, la ubica en el Primer grupo, Ciencias exactas, Físicas y Matemáticas, tales son: Astronomía, Física, Matemáticas y Geografía.  

Todo esto, repito, antes de presentarnos ante la complejidad de la Dialéctica de la Naturaleza, la interacción Geodemográfica en que nos interpela el Materialismo Histórico, hasta definitivamente toparnos con la distribución, ocupación y uso del espacio.

Es exigente la calidad de la Geografía en su fundamento inicial de aplicación del Conocimiento Geográfico y el antedicho compromiso ético del manejo de este conocimiento y la responsabilidad ante el porvenir y ante el TODO.

Todos sabemos geografía, nuestro lugar de nacimiento, el sitio donde vivimos, la vecindad,  (lugar, localización, sitio, situación, distancias) etc, todos tienen un nombre y lo conocemos, también las áreas contiguas y más lejanas, los flujos de personas, bienes y servicios, su origen y destino, su funcionalidad, etc., todo tiene un nombre, el nombre del lugar, denominado Toponimia, vocablo proveniente de raíces griegas, diferente él mismo de las raíces de nuestra Toponimia Ancestral, y también los topónimos de origen colonial, y los subsiguientes derivados del uso de la lengua castellana, todos, difieren de la toponimia del Abya Yala, los que ya contienen en su definición el concepto y el proceso que origina el hecho geográfico referido.

Refiero nuestra toponimia originaria, remontada ya a los mucho más de cinco siglos de evolución en cuanto al conocimiento de la sucesión de hechos geográficos, tanto en nuestro ámbito continental como en el resto del planeta, hasta la actual realidad, donde la localización de hechos y eventos nos guía a su clasificación, distribución espacial, su regionalización e ineludiblemente a la Geopolítica, perceptible a través de la organización de tales en el espacio y su expresión espacial,  en cuanto a la funcionalidad de sus variables principales, determinante en primer lugar, la localización y el contenido geofísico del entorno, la valoración geodemográfica de la condicionante implícita y los vectores y flujos políticos conducentes a la decisión o al origen o a la gen del hecho geográfico, característico de la ocupación del espacio y su uso y la intervención antrópica pertinente, contenida en su justificación.

Basta solamente con hurgar en nuestro entorno, Alba, Unasur, Celac, Mercosur,  el Brics, el propio imperialismo norteamericano, sus organizaciones satelitales,  su influencia colonial, la influencia colonial de los viejos imperios, organizaciones geopolíticas de Africa, Asia, y en lo más inmediato temporal, los resultados de las competencias olímpicas, la aptitud del individuo, su procedencia, las políticas para su formación y entrenamiento, la representación de sus resultados totales en la distribución espacial planetaria. Sólo quería mencionar hechos geográficos que nos ayuden a interpretar las evoluciones de los procesos de integración de carácter humanamente comprensible y de expresas relaciones de carácter relativamente armónico entre los pueblos, independientemente de las implícitas relaciones de dependencia imperial de algunas áreas consideradas.

A contraposición de estas disposiciones de carácter espacial, tratadas   como escenario del carácter mencionado, tenemos también la distribución de la presencia de los centros de poder, no sólo económico, sino de índole militar o sencillamente la presencia bélica, implícita y efectiva  de armamento nuclear, la distribución de las bases militares, sobre todo de los Estados Unidos en el mundo, coincidentes con su Geopolítica Imperial de control de población y de recursos naturales estratégicos. Tan sólo eso aborta cualquier pretensión de relaciones armónicas en un planeta con grandes riesgos ciertos de extinguirse

Digamos ya que hemos hablado de hechos presumiblemente inocuos en la vida del planeta y el campo de aplicación del conocimiento geográfico. en tanto que nos enfrentamos a fuertes exigencias, tanto para el conocimiento geográfico como para nosotros, portadores de los fundamentos e instrumentos para la aplicación de ese conocimiento, cuando siguiendo la premisa del Desarrollo Equilibrado del Espacio, topamos con problemas universales para la continuidad de la vida en el planeta, la alimentación, el medio ambiente, la destrucción del entorno biótico, la degradación de suelos, la basura, la distribución poblacional, la sobreexplotación irracional motivada por la acumulación de riquezas. los conflictos de uso y ocupación del espacio por evolución natural, la ocupación y uso del espacio y los conflictos por el control del mismo mediante la intervención antrópica, la lucha de clases y la síntesis de actividades inherentes a la continuidad de la vida en el planeta. Salvemos al planeta.

Acá en Nuestra América, a menudo conocemos de hechos geográficos de ocupación del espacio con tal saña y voracidad que es indescriptible si sólo lo señalamos como "a sangre y fuego", aún ya transcurridos más de quinientos años del arribo de nuestros primeros visitantes y más de doscientos de nuestra independencia colonial.

Cuando hablamos de Teoría Geográfica Bolivariana, referimos el ideario creado y llevado a la praxis por nuestro Libertador Simón Bolívar, quien nos legó, el primer trazado cartográfico de la Geometría de nuestra América Independiente, signo glorioso de su gesta antiimperialista y anticolonial.

Al momento que nos ocupa, en esta Venezuela Bolivariana, presente y al frente nuestro Presidente, Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, nos prende con Aporte Teórico a la Geografía de los Pueblos, "Nueva Geometría del Poder" y "Poder Popular", como teoría y praxis del Nuevo Poder, con los soportes contenidos en las Leyes del Poder Popular, la Ley de Comunas. Ley de los Consejos Comunales, Ley de Tierras, Ley de Tierras Urbanas, Ley de Pueblos Indígenas, la nueva Ley del Ambiente, promulgada el pasado primero de agosto, etc. que requieren de nuestra capacidad de aplicación del Conocimiento Geográfico y el Desarrollo de Nuevas Teorías, procedentes de la práctica social de este nuevo contexto y el influjo de éste en la formación de nuevos geógrafos, en sus programas de entrenamiento y análisis para enfrentar las realidades creadas por ese Nuevo Poder, el Poder Popular, además de las exigencias propias de la evolución del pensamiento y conocimiento geográfico, hoy fortalecido por los avances científicos y tecnológicos que nos acompañan en las tareas propias de la acción y relación tierra-hombre.

Todo tiene lugar en el espacio. Así, percibimos en nuestro espacio territorial grandes y pequeñas transformaciones en cuanto al uso y ocupación del mismo, nuevos emplazamientos urbanos, nuevas áreas industriales, incremento de la superficie de cultivos, previsiones de conservación del hábitat, instalaciones de salud, creación de nuevas universidades, Misión Alma Mater, incremento del flujo de personas a través de todo el país, en fin, toda una nueva realidad en cuanto a nuestra funcionalidad nacional y un nuevo concepto de vida para nuestro pueblo, "vivir viviendo", como dice nuestro Presidente. Nuestra Revolución Bolivariana tiene su expresión en el espacio.

    La geografía presente en nuestra América actual, no será la geografía del mañana, porque para nosotros,  mañana es hoy, ante la presencia de nuevos modelos de integración, y la dinámica acción de pueblos y visionarios del nuevo poder que nos proponen la ampliación no solamente de la acción del contingente de los geógrafos, sino, la expansión del conocimiento y aplicación del conocimiento mismo en estas nuevas realidades generadas por el ejercicio de la independencia de nuestros países y del resto del mundo. Geografía Ciencia Vital. Salvemos al Planeta.

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1577 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /ideologia/a151404.htmlCUS