Informe Político de los Círculos Bolivarianos de Venezuela

Antecedentes Históricos del Proceso Organizacional de los Círculos Bolivarianos

Todo movimiento revolucionario al igual que los proyectos de vida, desarrollo socioeconómico o científico, tienen como punto de partida una visión, una utopía y se prefigura en la mente humana como un sueño o una ilusión. Para el pueblo romano la función del destino “manifiesto”, definían la causa y justificación de su grandeza, de allí que la fuerza de este mito posibilitó la creación de un imperio que fundó ciudades para conservarlas con fuertes connotaciones político-teológicas –Según ese mito- “fundar es el destino político del hombre, por otra parte, conservar las ciudades ya fundadas supone un constante acto creativo acorde con el destino político de la sociedad”. Para el pueblo romano toda acción era llevada a cavo en función de la grandeza de Roma. Ya José Carlos Mariátegui nos indicaba en sus cinco ensayos sobre la realidad peruana que la fuerza del mito sobre todo en la juventud, era la motorizadora del impulso sobrehumano de las revoluciones. Hoy sabemos que los pueblos marchan por el camino de los grandes cambios y transformaciones inspirados siempre por los grandes ideales heredados de sus antepasados o de sus líderes que en definitiva se sintetizan en sus símbolos y de allí la función mítica que opera como fuerza atávica e impulso heroico transformador.

Para muchos de los que investigan sobre los orígenes, desarrollo y perspectiva de los Círculos Bolivarianos, es inconcebible el hecho de que una organización como esta sometida a las presiones de los más variados antagonismos que van desde los enemigos más acérrimos del Proceso Bolivariano como lo es la oligarquía venezolana tutorada por los agentes del imperialismo, hasta los más excelsos de la burocracia propia del bolivarianismo y del antichavismo con Chávez, hoy se mantenga firme y aferrada a los principios de la probidad propia de la sabiduría que se inspira en el amor al prójimo y en el conocimiento al servicio de los valores más elevados del ser humano.

Los enemigos externos se cansaron de satanizarlos y estigmatizarlos como grupos violentos y terroristas, y la burocracia roja antichavista de asfixiarlos, pero en diez años de lucha insertados en el regazo del movimiento popular, no lograron destruirlos, por el contrario, este periodo de lucha, ha servido para producir un salto cualitativo en términos organizacionales, en un principio esta organización tenia un carácter aluvional y espontaneo, carecíamos de una estructura organizativa coherente con los principios de la democracia participativa que permitiera el desarrollo de los planes y proyectos que se disgregaban en el camino, a eso se sumaba las continuas divisiones que por algún tiempo atomizaron al movimiento, sin embargo eran esos ideales más puros y genuinos del bolivarianismo, los que prevalecían en el impulso heroico de la militancia, lo que impedía su desaparición, por que derrotar a los Círculos Bolivarianos es derrotar el referente histórico del pensamiento de Simón Bolívar. Impedir esto es la condición dada en términos históricos, por la que miles y miles de patriotas han dado su vida por la Patria desde la época de la independencia y es la referencia ideológica más importante de nuestra época para los pueblos de América Latina y el Mundo. La potencia del impulso heroico que mueve a los Círculos Bolivarianos esta por encima del mito de la grandeza de una nación que sin importar el sojuzgamiento de otros pueblos para la gloria de sus habitantes, somete y expolia a otros países, reside más bien en que nuestra patria ha sido cuna de libertadores, de los gigantes de América que solo han cruzado las fronteras de sus territorios para llevar libertad a otros pueblos. Para nuestro libertador Simón Bolívar “La gloria está en ser grande y ser útil” y profundizando este pensamiento, el escritor y político uruguayo José Enrique Rodó (Montevideo, Uruguay, 15 de julio de 1871 - Palermo, Italia, 1 de mayo de 1917) en un conocido estudio suyo sobre el pensamiento de Bolívar, nos dice: “Grande en el pensamiento, grande en la acción, grande en la gloria, grande en el infortunio, grande para magnificar la parte impura que cabe en el alma de los grandes, y grande para sobrellevar, en el abandono y en la muerte, la trágica expiación de la grandeza”.

Como principios de la participación sociopolítica y ética en la conducta militante, en los C. B. se promueve el más alto sentido de identidad nacional, la integridad, el compromiso y la disciplina, el carácter permanente y continuo de la praxis revolucionaria guiada por el pensamiento dialéctico y científico, la corresponsabilidad, la transparencia, la coherencia, la capacidad crítica y autocrítica, la práctica transformadora, la sensibilidad y la solidaridad, el amor a Dios y al prójimo, la cooperación, la socialización de los medios de producción, la universalidad, el humanismo, el compromiso en el trabajo social, la creatividad, la verdadera comunicación, el desarrollo de una amplia cultura general, el pensamiento estratégico, la Innovación, visión estratégica, la mediación en función de los intereses de los sectores populares, el enfoque sistémico, el trabajo en equipo, la mística revolucionaria, la transdiciplinaridad, la trascendencia, la flexibilidad, la pertinencia, la humildad y la lealtad en el ideario bolivariano, en la espiritualidad crística, en el socialismo científico y en el liderazgo del presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

Para los que piensan que infiltrando a los Círculos Bolivarianos podrían cambiar su naturaleza y direccionalidad estratégica, solo nos queda decirles que los Círculos Bolivarianos sólo respetan los liderazgos que demuestran compromiso revolucionario y apego a los principios de la ética revolucionaria que distingue a los líderes de “nuevo tipo” que luchan cada día para demostrar que la redención del género humano se puede alcanzar en la medida que éste toma conciencia de sus necesidades y se decide a transformar lo viejo para que en el mundo florezcan la vida y la felicidad de los pueblos.

Salto Cualitativo del Proceso organizacional de los Círculos Bolivarianos en la Coyuntura Actual.

A partir del encuentro del 1, 2 y 3 de abril del 2011, los Círculos Bolivarianos iniciaron un proceso de debate ideológico y político en torno a la unidad, Este evento de concertación urgente y necesario en el marco de los reiterados pedidos del Comandante Presidente Hugo Chávez a las fuerzas del Poder Popular, ha permitido a la organización, transitar el camino cierto de la UNIDAD, coadyuvando como objetivos a corto mediano y largo plazo, con el fortalecimiento del GRAN POLO PATRIOTICO de cara al proceso electoral del 2012 con la Misión 07 de Octubre y la construcción del Estado Comunal Socialista.

El 16 de julio de 2011, en el Salón Simón Bolívar de la UBV de los Chaguaramos, se llevó a cavo el Primer Congreso por la Unidad Necesaria de los Círculos Bolivarianos, sellando así este primer paso de la Unidad.

El año 2011 fue muy significativo para los Círculos Bolivarianos, de ese congreso unitario, nació la convocatoria para el Segundo Congreso ideológico Programático que luego de intensas jornadas de discusión de todos los estados en siete regiones, se realizó el 17 de Diciembre de ese mismo año, aprobando un documento que hoy por su contenido, resume con mucha objetividad y de manera programática, los grandes objetivos que el presidente Chávez a presentado para su discusión en el “Programa Patria 2013 – 2019”. Definiéndose además la siguiente estructura organizativa de los Círculos Bolivarianos: A) El Congreso Nacional de los Círculos Bolivarianos, que será el máximo organismo de deliberaciones y toma de decisiones. B) Un Consejo de Coordinación Nacional, que estará conformado por un (1) vocero por estado, a ser elegidos en Asambleas estadales; es decir, lo conformarán veinticuatro (24) compatriotas; C) un Secretariado socio-político que estará integrado por siete (7) voceros, a ser elegidos en el Congreso, quienes serán parte integrante del Consejo de Coordinación Nacional, que tendrá un total de 31 miembros. El Consejo de Coordinación Nacional será el organismo de dirección nacional de los Círculos Bolivarianos, debiendo reunirse por lo menos una vez al mes y tendrá la responsabilidad de diseñar toda la estrategia ideo política hasta que se reúna el congreso. El Secretariado Nacional constituye el organismo ejecutivo y dirige la organización en tanto se instala el Consejo de Coordinación Nacional, debiendo reunirse por lo menos una vez a la semana, teniendo la potestad de constituir Comisiones Operativas de Trabajo, con la anuencia del Consejo de Coordinación Nacional. D) un Consejo de Ética y Disciplina, el cual estará conformado por siete (7) miembros y tendrá autonomía operativa, siendo elegidos sus integrantes por el Congreso de los Círculos Bolivarianos y acordando además que esta estructura debe ser replicada en cada estado, de acuerdo a las características geo políticas, manteniéndose la estructura base de organización de Círculos Bolivarianos. F) Finalmente, se aprobó por unanimidad la imperiosa necesidad de registrar legalmente a los Círculos Bolivarianos, a fin de tener identidad jurídica.

En enero de 2012, el Secretariado Nacional Trazó la línea de acción para la ejecución del mandato del Congreso, Aprobando la división político-territorial de siete regiones a ser atendidas por cada uno de los integrantes del secretariado, con el fin de organizar los secretariados de todos los estados, municipios y parroquias.

Hoy podemos decir que hemos recuperado la plataforma organizacional de los Círculos Bolivarianos en los niveles estadales, formalmente en un 80%. Esto denota un gran salto cualitativo que puede permitir a nuestro movimiento volver a ser el necesario e insustituible protagonista de la participación social e ideo política, desde las mismísimas entrañas del pueblo, para enfrentar los cruciales retos que le esperan a nuestra revolución. Esto hace ineludible, el debate constructivo de los informes de las diferentes secretarias con sus respectivas propuestas para delinear el plan de acción a seguir en la actual coyuntura política del país y en el futuro inmediato. en lo referente a organización y Formación Política, Articulación con el GPP y el Comando Carabobo, Comunicación e Información, Apoyo Operativo y Solidaridad Social, Seguridad y Defensa Integral, política internacional, Fortalecimiento del Poder Popular y Ética y Disciplina, con un eje transversal que es el documento aprobado en diciembre de 2011 y el “Programa Patria 2013 – 2019” presentado por el Presidente Chávez al país para su discusión.

En la nueva etapa del accionar de los Círculos Bolivarianos revestirá de singular importancia, el esfuerzo colectivo como ya lo reseñáramos en el Documento aprobado en II Congreso Ideológico Programático de los Círculos Bolivarianos el 17-12-2011, deberá orientarse a :

GENERAR TODO UN PLAN QUE PERMITA CAMBIAR LA CULTURA DE DOMINACION

“Según los teóricos iniciadores del pensamiento anticapitalista y socialista (Marx y Engels) la más difícil de las tareas para construir la nueva sociedad es cambiar la milenaria cultura de dominación incubada en lo más profundo del ser humano, consciente de esta gran verdad, el comandante Chávez convoca permanentemente a la dirigencia y a la población en general, a asumir con disciplina, constancia y compromiso la formación ideológica, único camino para superar las limitaciones en la construcción de lo nuevo, que hace nadar en una laguna de dudas y desaciertos por no tener sentido estratégico y claridad de propósitos. He aquí otra vital tarea revolucionaria, que los Círculos Bolivarianos debemos acometer con mucha disciplina tanto a nivel interno como externo, para evitar que la transición entre lo viejo que no termina de morir y lo nuevo que no termina de nacer, al estilo gransciano, dure cientos de años”.

Otra tarea de ese PLAN, consistirá en adelantar un gran esfuerzo para “…permitir que emerja ese estado, donde el que manda sea el pueblo organizado y consciente de su rol protagónico”.

“Para cumplir este cometido se ha trazado todo un plan de construcción del estado comunal, que comienza con la constitución y fortalecimiento de la estructura base de participación popular organizada: los Consejos Comunale y pasa por la construcción y constitución de mayores espacios geográficos de acción común que permitan la constitución de las Comunas Socialistas, que constituyen la conjunción e integración de intereses geográficos, económicos, culturales, sociales, políticos y de convivencia, de una mancomunidad que une esfuerzos para proyectar superiores condiciones de vida”.

Como método constructivo inspirado en el principio de la democracia directa, participativa y protagónica de las nuevas relaciones socioeconómicas y políticas para la construcción del nuevo Estado Comunal Socialista, impulsar las Asambleas Permanentes con el método pedagógico del dialogo y encuentro de los saberes en todos los espacios de encuentro del movimiento popular.

“Para soportar este esfuerzo se aprobaron las Leyes del Poder Popular, herramientas que le dan certeza jurídica al camino trazado. Conocer y dominar estas leyes es un deber urgente de cada militante revolucionario, de cada miembro de los Círculos Bolivarianos, y convertirlas en su arma para la batalla organizadora y transformadora, en su accionar revolucionario, en nuestro acto comprometido de insertarnos en este esquema de construcción y consolidación del Poder Popular, del estado comunal y allanar la vía al Socialismo”.

¡No Podemos Optar Entre Morir o Vencer, Necesario es Vencer!

¡Somos la Alegría y la Vida en Tremendo Combate contra la Tristeza y la Muerte!

¡Independencia y Patria Socialista! ¡Viviremos y Venceremos!

Licdo. José Pereira Rodríguez

Secretario Nacional de organización y Formación Política.

Círculos Bolivarianos de Venezuela.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1910 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a151202.htmlCUS