El Chamo Capriles R.

La edad biológica se ve. Ser joven o viejo puede ser una condición, medible en años de vida o en hechos y/o experiencias vividas. En este contexto se han planteado algunos elementos de decisión para la elección presidencial del 7 de octubre, en especial para los venezolanos que, hoy adultos, solo han visto a Chávez como presidente de Venezuela.

Los chamos menores de ventitantos pueden suponer  que un “chamo” como Capriles puede satisfacer en ellos esa necesidad, lógica por naturaleza humana, de ver otro presidente distinto y así contrastar. De plano, este es uno de esos errores humanos que son explicables con refranes populares como: “nadie aprende por experiencia ajena”. Y si lo analizamos desde el punto de vista de la nación, Venezuela como un todo, podríamos caer en el refrán: “tropezón con la misma piedra”.

La historia, como escritura de acontecimientos pasados, se hace mas difícil de escribir mientras mas reciente sea el acontecimiento, entre otras muchas cosas porque vencidos y vencedores vivos y cercanos (papá, mamá y demás) influyen en las conclusiones y en las interpretaciones. Bajo este contexto “pre-historico”, nuestros jóvenes tienen dificultad para evaluar, a pesar de todo lo dicho en radio, TV y prensa, si Capriles es un “joven” candidato, que podría ser mejor que Chávez, o a lo sumo encarnar una oportunidad de darle chance a otro.

La verdad verdadera es que debemos trasegar información a nuestros chamos. Difícil tarea, en especial por la dificultad para llamar la atención y lograr un mínimo de aquiescencia para usurpar el tiempo de los jóvenes de hoy. Se me ocurre que se puede lograr mediante la formulación de cuestionamientos, que obliguen a nuestros chamos a repreguntar una y otra vez hasta construir el conocimiento a partir de la reconstrucción de la historia y no por la mera lectura.

Por ejemplo, si cualquiera de nosotros le pregunta a uno de nuestros nuevos votantes: ¿Qué proyectos están en marcha en Venezuela?, tal vez te contestaría: El tercer puente sobre el Orinoco o el metro cable de Caracas, o el ferrocarril de Valencia…es decir contestaría lo que ve con ojos; y de seguro no contestaría: “El desarrollo del la Faja Petrolífera de Orinoco”.

Esta reflexión nos lleva a varias conclusiones, de las cuales muchas podrían llevarnos a descalificar a la juventud, cosa tonta por ignominiosa. En mi concepto, la poca información vivida concientemente por lo jóvenes les impide ver como más importante al desarrollo de la faja porque simple y llanamente suponen que es algo natural y propio del país, independientemente de quien sea el presidente.

Otra pregunta que puede hacerse como diagnostico al joven que tengamos en frente es : ¿Qué es la Orimulsion, y porque Venezuela no la produce mas?. De seguro no sabrá que es la Orimulsion y en caso de saberlo, o al menos haber oído de ella antes, no sabría contestar lo segundo.

El desarrollo de la Faja, de la manera como lo esta abordando el Estado, es la forma soberana de garantizar el ingreso nacional estable, seguro y abundante para los próximos 100 años, y solo lo vemos quienes vimos regalar el petróleo liviano y mediano del Zulia, Barinas y Caripito. ¿Nuestros jóvenes estarán claros en que: “regalamos” petróleo a 7 dólares el barril a un único cliente, USA?.

El argumento que puede generar la pregunta sobre la Orimulsion es más contundente y a la vez menos difundido. Pocos en Venezuela saben que la Orimulsion, lejos de ser una tecnología nacional era una tontería nacional. Con la Orimulsion se convertía el petróleo de la Faja del Orinoco en una mayonesa (emulsión de petróleo con agua) para venderlo como y al precio de carbón bituminoso, es decir 10 veces menos que el precio del mismo volumen del mismo petróleo crudo, es decir sin procesar. Chávez, después de regresar de China en uno de los viajes de antes del 2002, detuvo la producción de Orimulsion. Bastaría imaginarse como se sintió el presidente cuando le dio la vuelta al mundo vendiendo la Orimulsion como “un combustible para plantas termoeléctricas más barato y menos contaminante que el carbón”, y por allá los chinos, entre otros, le informaron que eso era petróleo.

Dos ejemplos he tomado para argumentar alguna de las causas de esa preferencia de un importante numero de nuevos votantes, universitarios, de clase media y muy inteligentes para con el chamo-candidato de AD, Copei y sus derivados. Bastaría recordar que tiene la misma edad con la que Chávez asumió la presidencia, pero con la diferencia de que ya ha sido Diputado ¡por el estado Zulia! en Congreso de la 4ta Republica, alcalde esbirro y asaltante de embajadas, gobernador autista en el estado Miranda con los votos de los “Caraqueñísimos” municipios de Baruta, Chacao, Leoncio Martínez y el Cafetal. Hechos y experiencias que lo envejecen políticamente.


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2391 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a149659.htmlCUS