Pelones en Revolución XVII

Debo alertar a los lectores del portal Aporrea que, Pelones en Revolución no desapareció, simplemente que escribimos muchas otras cosas en otros ámbitos y nos ocupamos también de diversos asuntos y, como es lógico pensar, dejamos descansar algunos ítems y entramos en otros.
¡Pero siempre estamos presentes!
Hablar de algunas situaciones en Pelones en Revolución no es criticar por criticar, sino la necesidad de aclarar las cosas para que sean escuchadas, atendidas, participadas y hasta celebradas  por el éxito de su solución.
¡Eso es todo, así sin complicaciones!
Por ejemplo, en estos días coloqué en el twitter que, efectivos de la Policía Nacional Bolivariana –iban 3 parejas en motos- persiguieron a unas señoras de color que vendían mango por la avenida Solano, un poco más delante de la Iglesia de El Recreo. Las mujeres corrieron, aunque a una de ellas la tocaron con un reproductor de corriente (desconozco su nombre) y si no es porque la gente que transitaba comenzó a gritar, diciéndoles a los policías que las dejaran, nadie sabe qué hubiese ocurrido allí. Fue el martes 5/06/2012, a eso de las 4 pm.
¿No es acaso lo sucedido un soberano pelón?
Que sepamos, seguimos pensando que este tipo de conducta siempre fue típico –nos cansamos de verlo- en la Cuarta República. Lo que ocurría antes lo vivimos muchas veces porque hemos sido reporteros mucho tiempo. Ahora la pregunta:
¿Lo ocurrido ha sido investigado? ¿Cuál es el resultado final de este acontecimiento?
Este tipo de eventualidad no puede ser caracterizada a la revolución bolivariana. Es un caso aislado, solo que nos permite apreciar que –creo en mis fuentes y se que no padecen daltonismo- la selección de los que ingresan a la PNB debe ser más que rigurosa y su cuerpo de investigación interna exageradamente riguroso.
Fidelidad con el respeto a los Derechos Humanos
Hay una fiel identificación del Comandante Hugo Chávez Frías con el respeto a los derechos humanos en Venezuela. Un respeto tan exagerado, al punto que la Misión Negra Hipólita no obliga a quienes tratan de rescatar, a que permanezcan internos en los centros de recuperación a donde los llevan, asunto que para nosotros es un pelón en esta revolución, porque pensamos que un proceso de reeducación para una persona debe tomar mucho tiempo y dedicación y no puede ser para ratos.
Como también sigue siendo un pelón en nuestra revolución –porque es del pueblo y formamos parte del mismo- que en materia de mantenimiento integral no hemos resuelto todos los problemas, como es el del aseo de calles y avenidas y la recolección de los desechos en las casas, pese a la publicidad de Supra Caracas.
En algunos sectores recogen la basura en las casas, en otros los mandan para el container. Y eso, independientemente que se aprecia como una situación discriminatoria y exclusiva, es un pelón, aunque no lo quieran admitir algunos y comenten que eso es enturbiar a la gestión revolucionaria.
Años con el problema de la basura
¡Llevamos 13 años sin resolver el problema de la basura! ¿Resolveremos el asunto en el próximo gobierno de la revolución bolivariana con el líder Chávez al frente?
Lo que si parece ir por buen camino –y por eso no es un pelón completo en revolución- es lo que se hace en materia de tránsito y tráfico, como el caso de los corredores viales, que deben funcionar en todas las avenidas de Caracas y las demás ciudades de todas las regiones del país.
También continúa como pelón en revolución, el hecho de las reparaciones de huecos en las calles, alcantarillado, bocas de salida, etc., las cuales después de reparadas no aguantan seis meses de uso, porque vuelven a destartalarse.
¡Es mas, en estos momentos, hay alcantarillas supertapadas de basura!
Ni hablar, tampoco, del problema de las filtraciones, que son ocasionadas por tuberías vencidas que nunca en el pasado fueron sustituidas. Estas filtraciones, a su vez, generan fracturas en el pavimento, luego de drenar las tierras bajo el pavimento. ¡Asómense a Lídice!
El pelón de la conducta motorizada
Y un pelón completo en revolución sigue siendo la conducta motorizada y aquí no se ve ningún tipo de medida que haya logrado funcionar. Salvo las numeraciones en los cascos y algunos chalecos, pero eso no tiene nada que ver con la conducta ilícita y tremendamente reiterada de quienes manejan las motos. Caso similar el de los buseteros y camioneteros, que dejan y toman pasajeros donde les place y todavía quieren cobrar más, de lo del aumento inautorizado que se hicieron. ¿Lograrán pasar por encima de la revolución?
Es la verdadera libertad de expresión, en la revolución bolivariana, la que nos permite las críticas que, como dice el Comandante-Presidente Chávez, son más que necesarias. Es más, como inaudito es visto lo que ocurre en la república bolivariana de Venezuela, donde el abuso de los dueños de medios y de quienes a estas alturas se consideran periodistas, aunque éticamente hayan dejado de serlo. Es un tema diario.
 
 
Lee el siguiente blog: wwwpertinentes.blogspot.com (Premio Aníbal Nazoa/2010) Mención Opinión)

Esta nota ha sido leída aproximadamente 937 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /ideologia/a146238.htmlCUS