Aportes para el debate

Líneas estratégicas de acción política

ENERO 2011-DICIEMBRE 2012.

4) EL PSUV COMO PLATAFORMA DEL DESARROLLO Y FORTALECIMIENTO DEL PODER POPULAR,

Es conveniente comenzar el análisis de esta línea analizando aspectos teóricos en cuanto al “concepto” Pueblo. Para Enrique Dussel, (Premio al pensamiento crítico 2010), Pueblo es una categoría política que engloba la unidad de todos los movimientos, clases, sectores, en la lucha política, que van constituyendo un bloque social de los excluidos, de los oprimidos, de los que vienen “desde abajo”, pleno de necesidades incumplidas y de reivindicaciones que se asumen con clara conciencia de sus exigencias.

O bien como dice Fidel Castro en su celebre la Historia me absolverá “Entendemos por pueblo ,cuando hablamos de lucha, la gran masa irredenta …la que ansía grandes y sabias transformaciones en todos los órdenes y está dispuesta a lograrlo, cuando crea en algo o en alguien, sobre todo cuando crea suficientemente en si misma …llamamos pueblo, si de lucha se trata, a los 600 mil cubanos que están sin trabajo…a los 500 mil obreros del campo que habitan en bohíos miserables …a los 400 mil obreros industriales y braceros cuyos salarios pasan de manos del patrón a las del garrotero…a los 100 mil agricultores pequeños que viven y mueren trabajando una tierra que no es suya, contemplándola siempre tristemente como Moisés a la tierra prometida…a los 30 mil maestros y profesores …a los 10 mil profesionales jóvenes deseosos de lucha y llenos de esperanza…Ese es el pueblo, el que sufre todas las desdichas y es por tanto capaz de pelear con todo el coraje”.

Queda claro que cuando hablemos de pueblo, NO nos referimos a las clases o sectores acomodados, conservadores, que detentan los medios de producción que les permite la explotación del trabajo ajeno, generar relaciones de producción opresoras y dominantes sobre el resto de la sociedad. En la sociedad capitalista, cuando hablamos de pueblo nos referimos a las masas , a las clases sociales explotadas, oprimidas, excluidas por aquella clase o sectores dominantes; nos referimos a los obreros y campesinos, trabajadores en general, que viven a costa de vender su fuerza de trabajo, pero también hablamos de aquellos sectores aliados a la clase obrera y campesina: los estudiantes, profesionales, intelectuales progresistas y todo aquel sector o capa social que se asuma explotada y oprimida por los capitalistas, por la burguesía, y asumen la lucha por la liberación de estas cadenas.

Cuando hablamos de Poder Popular, son diversos los conceptos e interpretaciones que genera. Los autores que debaten el tema se pasean entre relacionar el poder popular con un llamado doble poder, otros hablan de la toma del poder, y unos más recientes hablan de antipoder y contrapoder; en cualquiera de los casos se presentan contradicciones y/o semejanzas entre ellos. En razón de esto, se hace mención a lo expresado por Miguel Mazzeo en el libro: “el sueño de una cosa”, introducción al poder popular, que trata de aglutinar las diversas concepciones del poder popular y las agrupa en 3 grandes concepciones:

1) El poder popular comprendido como medio o “subproducto”, trampolín, “correa de transmisión”, para la toma del poder estatal. Es el poder popular como instancia que acerca a un fin predeterminado.

El autor ubica aquí a las tendencias de la izquierda de las décadas del 60 Y 70, que al plantearse recuperar el concepto de poder popular lo vinculaban a las ideas de “doble poder” (versión clásica o bolchevique) y “toma del poder” que remitían directamente a las experiencia revolucionarias en Rusia, China y Cuba, principalmente.

2) La reivindicación del “medio sin fin”, del mar sin orillas o del camino absolutizado, que parte de la idea de que toda finalidad es “impuesta” al movimiento real.

Aquí se ubican los conceptos alternativos al de poder popular: el antipoder y el contrapoder, que según Mazzeo se puede intuir en ellos un instrumentalismo ambiguo e indefinido; un medio sin fin , un nuevo agnosticismo, además de ser esencialmente antipoliticosy sus emplazamientos se caracterizan por ser antidialecticos y antihumanistas.

3) El Poder Popular concebido dialécticamente como medio y fin a la vez, o directamente como la desactivación misma de esa dicotomía a través de la superación.

Aquí se concibe que la construcción del poder popular es básicamente la construcción de nuevas relaciones sociales alternativas a las impuestas por el régimen del capital. Así mismo se vincula al desarrollo, desde abajo, de una nueva institucionalidad, a la construcción de organizaciones y espacios autónomos dispuestos a vincularse e integrarse.

En todo caso, sin menoscabo alguno de estas 3 concepciones, creemos que el Poder Popular y su construcción son definidas por la revolución atendiendo a sus particularidades, sus especificidades, a sus condiciones objetivas y subjetivas de la sociedad en proceso de transformación. Estamos seguros que Poder Popular se refiere a la autodeterminación del pueblo como fuerza liberadora y transformadora en todos ámbitos de la sociedad, la lucha del pueblo contra el poder de las clases dominantes para establecer una nueva y diferente relación respecto a las instituciones, medios de producción, una nueva lógica y racionalidad en lo económico, lo productivo, lo social. El Poder Popular es soberanía política e independencia económica, ellas van unidas, el Comandante Che Guevara lo expresaba así:

“El pueblo no puede soñar siquiera con la soberanía sino existe un poder que responda a sus intereses y a sus aspiraciones, y Poder Popular quiere decir no solamente que el Consejo de Ministros, la Policía, los Tribunales y todos los órganos del gobierno estén en manos del pueblo. También quiere decir que los órganos económicos van pasando a manos del pueblo .El poder revolucionario o la soberanía política es el instrumento para la conquista económica y para hacer realidad en toda su extensión la soberanía nacional”.

En función de ello, al hablar de Poder Popular tenemos que hablar necesariamente de Poder Estatal, tenemos que hablar de Estado. En lo sucesivo haremos mención al contenido de una de las notables obras de Wladimir Ilich Lenin “El Estado y la Revolución”.

“El Estado — dice Engels, resumiendo su análisis histórico — no es, en modo alguno, un Poder impuesto desde fuera a la sociedad; ni es tampoco ‘la realidad de la idea moral’, ‘la imagen y la realidad de la razón’, como afirma Hegel. El Estado es, más bien, un producto de la sociedad al llegar a una determinada fase de desarrollo; es la confesión de que esta sociedad se ha enredado consigo misma en una contradicción insoluble, se ha dividido en antagonismos irreconciliables, que ella es impotente para conjurar. Y para que estos antagonismos, estas clases con intereses económicos en pugna, no se devoren a sí mismas y no devoren a la sociedad en una lucha estéril, para eso se hizo necesario un Poder situado, aparentemente, por encima de la sociedad y llamado a amortiguar el conflicto, a mantenerlo dentro de los límites del ‘orden’. Y este Poder, que brota de la sociedad, pero que se coloca por encima de ella y que se divorcia cada vez más de ella, es el Estado”

Según Lenin, el Estado es el producto y la manifestación del carácter irreconciliable de las contradicciones de clase .El Estado surge en el sitio, en el momento y en el grado en que las contradicciones de clase no pueden objetivamente, conciliarse, y viceversa: la existencia del Estado demuestra que las contradicciones de clase son irreconciliables.







Según Marx, el Estado no podría ni surgir ni mantenerse si fuese posible

la conciliación de las clases. El Estado es un órgano de dominación de clase, un órgano de opresión de una clase por otra, es la creación del “orden” que legaliza y afianza esta opresión, amortiguando los choques entre las clases.

En opinión de los políticos pequeñoburgueses, el orden es precisamente la conciliación de las clases y no la opresión de una clase por otra. Amortiguar los choques significa para ellos conciliar y no privar a las clases oprimidas de ciertos medios y procedimientos de lucha para el derrocamiento de los opresores.

Ahora bien, veamos otra afirmación de Engels:

“Por tanto, el Estado no ha existido eternamente. Ha habido sociedades que se

las arreglaron sin él, que no tuvieron la menor noción del Estado ni del Poder estatal. Al llegar a una determinada fase del desarrollo económico, que estaba ligada necesariamente a la división de la sociedad en clases, esta división hizo que el Estado se convirtiese en una necesidad. Ahora nos acercamos con paso veloz a una fase de desarrollo de la producción en que la existencia de estas clases no sólo deja de ser una necesidad, sino que se convierte en un obstáculo directo para la producción. Las clases desaparecerán de un modo tan inevitable como surgieron en su día. Con la desaparición de las clases, desaparecerá inevitablemente el Estado. La sociedad, reorganizando de un modo nuevo la producción sobre la base de una asociación libre e igual de productores, enviará toda la máquina del Estado al lugar que entonces le ha de corresponder: al museo de antigüedades, junto a la rueca y al hacha de bronce”.

Unido a esto, Engels afirma:

“El proletariado toma en sus manos el Poder del Estado y comienza por convertir los medios de producción en propiedad del Estado. Pero con este mismo acto se destruye a sí mismo como proletariado y destruye toda diferencia y todo antagonismo de clases, y, con ello mismo, el Estado como tal. La sociedad hasta el presente, movida entre los antagonismos de clase, ha necesitado del Estado, o sea de una organización de la correspondiente clase explotadora para mantener las condiciones exteriores de producción, y por tanto, particularmente para mantener por la fuerza a la clase explotada en las condiciones de opresión (la esclavitud, la servidumbre

o el vasallaje y el trabajo asalariado), determinadas por el modo de producción existente. El

Estado era el representante oficial de toda la sociedad, su síntesis en un cuerpo social visible; pero lo era sólo como Estado de la clase que en su época representaba a toda la sociedad: en la antigüedad era el Estado de los ciudadanos esclavistas; en la Edad Media el de la nobleza feudal; en nuestros tiempos es el de la burguesía. Cuando el Estado se convierta finalmente en representante efectivo de toda la sociedad, será por sí mismo superfluo. Cuando ya no exista ninguna clase social a la que haya que mantener en la opresión; cuando desaparezcan, junto con la dominación de clase, junto con la lucha por la existencia individual, engendrada por la actual anarquía de la producción, los choques y los excesos resultantes de esta lucha, no habrá ya nada que reprimir ni hará falta, por tanto, esa fuerza especial de represión, el Estado. El primer acto en que el Estado se manifiesta efectivamente como representante de toda la sociedad: la toma de posesión de los medios de producción en nombre de la sociedad, es a la par su último acto independiente como Estado. La intervención de la autoridad del Estado en las relaciones sociales se hará superflua en un campo tras otro de la vida social y se adormecerá por sí misma. El gobierno sobre las personas es sustituido por la administración de las cosas y por la dirección de los procesos de producción. El Estado no será ‘abolido’, “ se extingue.”


En primer lugar, Engels dice en el comienzo mismo de este pasaje que, al tomar el Poder del Estado, el proletariado “destruye, con ello mismo, el Estado como tal”. Engels habla aquí de la “destrucción” del Estado de la burguesía por la revolución proletaria, mientras que las palabras relativas a la extinción del Estado se refieren a los restos del Estado proletario después de la revolución socialista. El Estado burgués no se “extingue”, según Engels, sino que “es destruido “por el proletariado en la revolución. El que se extingue, después de esta revolución, es el Estado o semi-Estado proletario

En segundo lugar, el Estado es una “fuerza especial de represión”. Esta magnífica y profundísima definición de Engels es dada aquí por éste con la más completa claridad. Y de ella se deduce que la “fuerza especial de represión” del proletariado por la burguesía, de millones de trabajadores por un puñado de ricachos, debe sustituirse por una “fuerza especial de represión” de la burguesía por el proletariado (dictadura del proletariado). En esto consiste precisamente la “destrucción del Estado como tal”. En esto consiste precisamente el “acto” de la toma de posesión de los medios de producción en nombre de la sociedad. Y es de suyo evidente que semejante sustitución de una “fuerza especial” (la burguesa) por otra (la proletaria) ya no puede operarse, en modo alguno, bajo la forma de "extinción”.


En tercer lugar, Engels, al hablar de la “extinción” y — con frase todavía más plástica y colorida — del “adormecimiento” del Estado, se refiere con absoluta claridad y precisión a la época posterior a la “toma de posesión de los medios de producción por el Estado en nombre de toda la sociedad”, es decir, posterior a la revolución socialista; la democracia también es un Estado y que, consiguientemente, la democracia también desaparecerá cuando desaparezca el Estado. El Estado burgués sólo puede ser “destruido” por la revolución. El Estado en general, es decir, la más completa democracia, sólo puede "extinguirse"

La doctrina de Marx y Engels sobre el carácter inevitable de la revolución violenta se refiere al Estado burgués. Este no puede sustituirse por el Estado proletario (por la dictadura del proletariado) mediante la “extinción”, sino sólo, por regla general, mediante la revolución violenta. La sustitución del Estado burgués por el Estado proletario es imposible sin una revolución violenta. La supresión del Estado proletario, es decir, la supresión de todo Estado, sólo es posible por medio de un proceso de "extinción"

DE LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA BURGUESA A LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA Y PROTAGONICA DEL PUEBLO

En nuestro país, podemos decir que existió desde el siglo XVIII condiciones materiales que permitieron configurar un sistema socioeconómico donde el Estado, hasta inicios del siglo XX, jugó un papel hegemónico en el modo de vida venezolano y en el desarrollo socio-económico, que influyeron determinantemente en el funcionamiento de nuestro sistema político

Muchos autores, entre ellos el reconocido recientemente fallecido, Dr. Maza Zavala, y Héctor Malave Mata, en el libro “Venezuela una Economía Dependiente”, publicado en 1971, pero de vigencia permanente, estiman que históricamente nuestro país posee una economía totalmente dependiente de factores externos como una pesada herencia de la conquista y colonización europea y que el Estado venezolano y los gobiernos de turno, muy especialmente desde la aparición del petróleo en nuestra tierras, han servido a los intereses imperialistas y a las clases dominantes nacionales en detrimento del pueblo .Así también fue en la IV república

Unido a esto, podemos sin temor a equivocarnos, que en la Venezuela de la IV República, y muy especialmente en la fase punto fijista, se pone en relieve los conceptos y apreciaciones de los clásicos (Marx, Engels, Lenin) referentes al Estado, en cuanto este es un órgano de dominación de clase, un órgano de opresión de una clase por otra, es la creación del “orden” que legaliza y afianza esta opresión. Veamos algunos ejemplos:

-Traición por parte de partidos de derecha(AD-COPEI) al espíritu revolucionario del 23 de Enero de 1958,al imponer a nuestro pueblo el nefasto Pacto de Punto Fijo.

-Ley de Reforma Agraria de 1960, que solo sirvió para fortalecer la distribución y tenencia de la tierra en manos de la burguesía agraria en detrimento del campesinado

-Represión a la lucha guerrillera en los año 60 y 70

-Masacre de Yumare

-Masacre de Cantaura en octubre de 1982

-Masacre de Tazón

-Innumerables muertes de estudiantes y luchadores sociales de manos de los cuerpos represivos (Disip, Guardia nacional, DIM, etc.), en la década de los 80 y 90

-Allanamientos permanentes y cierre de universidades

-Masacre del Amparo

-Represión en Febrero de 1989(Caracazo)

En referencia al Estado opresor y represor predominante durante la IVrepublica, en la fase del pacto de Punto Fijo, algunos autores como Nicmer Evans, hablan que en el periodo comprendido entre la instauración del sistema de partidos políticos modernos (1958 en adelante)hasta la llegada de Hugo Chávez Frías , es posible identificar en Venezuela dos modelos de Estado: El Estado de Bienestar o Estado Social ,desde el gobierno de Rómulo Betancourt(1959-1964) hasta el de Luis Herrera Campins(1979-1984) y el modelo de Estado de orientación Neoliberal desarrollado fundamentalmente en los gobiernos de Carlos Andres Pérez(1989-1993) y Rafael Caldera(1994-1999).

Aquí afirmamos que sea cual sea el nombre que se le dé, El Estado Venezolano en manos del gobierno del Bipartidismo (AD-COPEI), fueron Estados Burgueses, Capitalistas, que sirvieron exclusivamente a los intereses de las clases dominantes nacionales y a los dictados del imperio yankee.El Estado del Pacto Fijo engendró y alimentó una burguesía nacional parasitaria que invadió todos los aspectos de la vida nacional y sumió al pueblo venezolano en la más completa desidia y abandono, y quien ante la grave crisis social y política engendrada por esta situación ,reventó y se hizo sentir un 27 de Febrero de 1989.

Unido a esto, se afirma que el periodo desde 1958 hasta la llegada de Hugo Chávez, predominó la llamada democracia representativa. De ella se afirma que una de las causas de los males del Puntofijismo fue la confiscación de la voluntad política del pueblo por parte de los partidos políticos (AD-COPEI), que diseñaron instituciones para asegurarse el monopolio de la representación política; fue solo formalmente representativa y solo garantizo los derechos políticos de la gente para las elecciones de sus representantes cada 5 años.

La matriz de opinión dominante al momento del 4 de Febrero, era que la “democracia “venezolana” sufría en primer lugar un excesivo partidismo, es decir, una invasión de los partidos AD y COPEI en todas las esferas de la vida social(intervenían hasta en elección de reinas de belleza), en segundo lugar , un nivel excesivo de impunidad y corrupción de los políticos y en tercer lugar , un marco institucional (poder legislativo, judicial, organismo electoral) controlado por AD-COPEI para preservar el sistema representativo, del cual derivaban beneficios solo para ellos

La “democracia puntofijista”, fue el gran negocio para politiqueros y financieros .los limpios se enriquecieron de la noche a la mañana, los capitalistas, usureros, banqueros corruptos y hasta narcotraficantes se duplicaron y aumentaron su capital. El Pacto de Punto Fijo sirvió para que los partidos AD-COPEI hicieran el derroche más grande en la historia venezolana, todo a costa del pueblo venezolano que vivió la más horrenda crisis económica y social, política y moral, que profeta alguno haya vaticinado.

Se concluye que de poder popular en tiempos de la IV república, en gobiernos de AD-COPEI no hay nada que decir, el pueblo prácticamente no existía políticamente y cuando aparecía solo era un instrumento, una masa engañada y manipulada, para elegir al verdugo adeco o copeyano que lo gobernaría los próximos 5 años, en la Venezuela de la democracia representativa.

En el año 1999, emerge Hugo Chávez Frías y el Gobierno Bolivariano propuso la elaboración de una nueva Carta Magna para refundar la República, para dar inicio así a la V república .El presidente Chávez convocó a una Asamblea Nacional Constituyente que encargo de formular el proyecto de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), la cual fue aprobada y promulgada mediante referendo popular en diciembre de ese año. Se promueve el Estado Social de Derecho y Justicia y se consagra la Democracia Participativa y Protagónica como el modelo a seguir por el Estado y sus entidades políticas y basándose en el artículo 6 se declara el gobierno “democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo y de mandatos revocables” y se establecen diferentes medios de participación y protagonismo contemplados en el artículo 70: elección de cargos públicos, referendo, consulta popular, revocación del mandato, iniciativas legislativas, constitucional y constituyente, cabildo abierto, asamblea de ciudadanos y ciudadanas cuyas decisiones serán de carácter vinculante, entre otros.

Desde la entrada en vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), han sido diversas las experiencias para ejercer y hacer realidad la democracia participativa y protagónica, resumamos algunas de ellas:

-Consejos Estadales de Coordinación de Políticas Públicas, cuya ley se promulgo el año 2002

-Consejos Locales de Planificación Publica, extendidas hasta nivel parroquial y comunal, cuya ley se promulgo el año 2002

-Consejo Federal de Gobierno, cuya ley se promulgo el año 2005

-Círculos Bolivarianos entre 2001 y 2002, cuya actuación en el rescate del Comandante Chávez tras el golpe del 11de Abril quedo marcado en la historia

-Comités de Tierras Urbanas y Rurales en el2003

-Mesas Técnicas de Agua a partir del 2003

-Mesas Técnicas de Energía, a partir de 2004

-Unidades de Batalla Electoral (UBE) en el 2005, luego renombradas como Unidades de Batalla Endógena

-Relanzamiento de los Consejos Comunales en el 2005 como instancia primaria para la participación de los ciudadanos en la gestión pública y comunitaria, cuya Ley Especial fue promulgada el 9 de Abril de 2006

-Conformación de Patrullas sectoriales y territoriales

-Salas de batalla social

-Comunas en construcción

Actualmente el Comandante Chávez propicia la conformación de la Confederación de Consejos Comunales y en el marco de las líneas estratégicas en discusión plantea las Bases de patrullas y Círculos de Luchas Populares y del Buen Vivir y las Redes de luchas

populares y del buen vivir


Unido a esto, es importante resaltar decisiones del Comandante Chávez y del gobierno Bolivariano para ampliar el campo de la democracia participativa y protagónica, tales como:

-promulgación de leyes habilitantes en el año 2001, resaltando la Ley de Tierras e Hidrocarburos

-En el año 2004 el presidente proclamó el carácter Antiimperialista de la revolución

-Referendo Presidencial, que confirmó la aceptación por parte de la mayoría de la población del proceso bolivariano

-en enero de 2005, el Presidente definió a la revolución Bolivariana como Socialista

-en enero de 2007, presento los cinco motores constituyentes sobre los cuales se apoya el Socialismo Bolivariano

-Sobre estos motores se apoyaron las 7 líneas estratégicas del Plan Nacional Simón Bolívar

-Creación del Partido Socialista Unido De Venezuela (PSUV)

-Elecciones internas en PSUV

-Congreso Fundacional del PSUV

-Aprobación del Libro Rojo Del PSUV

-Actual discusión y debate de las 5 líneas estratégicas de acción política


Por todo esto, queda ampliamente demostrado que en la Venezuela actual de la V República, la Revolución Bolivariana al mando del Comandante Hugo Chávez ha marcado un hito histórico en el reconocimiento de nuestro pueblo como sujeto de participación política, al abrir todos los campos y todas las fronteras para hacer realidad la Democracia Participativa y Protagónica contemplada en Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), aprobada por nuestro bravo pueblo.

PERSPECTIVAS DEL PODER POPULAR Y EL PAPEL DEL ESTADO Y DEL PSUV EN LOS PROXIMOS RETOS DE LA REVOLUCION BOLIVARIANA


La Revolución Bolivariana plantea el transito del capitalismo al socialismo, con todas las implicaciones que esta conlleva .De hecho, se demuestra que la burguesía no se resigna a perder tan fácilmente sus privilegios, usando para ello todas sus fuerzas, incluso las que aun mantiene intactas en estructuras del Estado, aun en plena revolución Bolivariana, veamos algunos ejemplos de ello:

-Golpe de Estado del 11 Abril de 2002, encabezado por Fedecamaras y CTV

-Golpe petrolero diciembre 2002, encabezada por tecnócratas de PDVSA

- Asesinato de 240 campesinos en la lucha contra el latifundio, encabezadas por terratenientes y apoyada por sus organizaciones gremiales e impunidad de tribunales

-incursión de paramilitares con apoyo internacional

-Saboteos, guarimbas, desestabilización permanente, por parte de partidos de oposición

-intentos de magnicidio, con complot nacional e internacional

-Permanente y continua Guerra mediática, encabezada por los medios de comunicación privados

-Saboteo e intento de desestabilización en Asamblea Nacional

Por todo esto se infiere, que la resistencia de la contrarrevolución al decidido e infrenable avance del proceso Bolivariano se hará cada día más palpable y experimentará diversas formas de saboteo, desestabilización e insurrección .No hay duda que se agudizará la lucha de clases en nuestro país.

En este contexto cabe preguntarse qué hará la Revolución Bolivariana para seguir avanzando en la construcción del Socialismo. La definición de las perspectivas del Poder Popular y con ello la definición del carácter y contenido de clase del Estado será fundamental en las luchas por venir.

Volvamos al Estado; al respecto Carlos Marx nos dice “Entre la sociedad capitalista y la sociedad socialista media el periodo de transformación revolucionaria de la primera en la segunda. A este periodo corresponde también un periodo político de transición, cuyo Estado no puede ser otro que la Dictadura Revolucionaria del Proletariado”

El solo nombre de dictadura quizás espante a propios y extraños, pero dejemos a Fidel Castro que nos oriente “Por el hecho que se llame dictadura de proletariado no significa que sea tortura, asesinato, crimen. No! Eso era la dictadura de la burguesía, esa sí significaba tortura, asesinato, robo, injusticia, arbitrariedad. El gobierno del proletariado significa, sencillamente, que la clase obrera toma el poder junto con los trabajadores para desarrollar un ciclo histórico, y que como tal poder lo ejerce sobre las demás clases explotadoras contra las cuales tiene que luchar, durante toda la etapa de la edificación del Socialismo.

…Ese dominio de la clase obrera, dictadura de la clase obrera, no significa ni tortura, ni crimen, ni arbitrariedad, porque el Socialismo lucha contra eso, y nada de eso tiene que ver con el Socialismo. El Socialismo lucha contra toda injusticia, rectifica toda injusticia, lucha contra toda arbitrariedad, rectifica toda arbitrariedad, lucha contra el crimen, jamás tolerará el crimen, jamás tolerará ningún acto infame… La dictadura del proletariado significa, por tanto democracia para los obreros, para los campesinos, para los que otrora fueron oprimidos y explotados por la burguesía. Pero al mismo tiempo, significa dictadura para los burgueses, para los latifundistas, para todos los explotadores, cuando estos pretendan oponerse al avance de la revolución y porque pese a su voluntad, les imponemos justa leyes y medidas revolucionarias. Los Estados explotadores han sido siempre la dictadura de la minoría sobre la mayoría. El Estado Socialista, por primera vez en la historia, es el Estado que ejerce la dictadura de la mayoría sobre la minoría. La democracia Burguesa representa la libertad para los capitalistas de explotar a los obreros y campesinos: la dictadura del proletariado representa la libertad para los obreros y los campesinos, que tiene, por primera vez la posibilidad de gobernarse a sí mismos, de forjar su propio destino y la dictadura para la burguesía y los latifundistas hasta que desaparezcan como clase. ..Eso sí, el camino no es color de rosa, y los enemigos de la clase obrera, los enemigos de los campesinos, los enemigos de los estudiantes, los enemigos del socialismo, los enemigos de la independencia nacional no van a encontrar un lecho de rosas en esta lucha. Frente a los enemigos van a encontrar la réplica, van a encontrar la mano dura de la revolución, la mano dura del pueblo”



Sobre la transitoriedad del Estado, Marx nos dice:” Siendo el Estado una institución meramente transitoria, que se utiliza en la lucha, en la revolución, para someter por la violencia a sus adversarios, es un absurdo hablar de un Estado libre del pueblo: mientras el proletariado necesite todavía del Estado, no lo necesitará en interés de la libertad, sino para someter a sus adversarios, y tan pronto como pueda hablarse de libertad, el Estado como tal dejará de existir.

Por eso nosotros propondríamos decir siempre, en vez de la palabra Estado, la palabra

‘Comunidad’”.


En razón de ello, alejado de cualquier dogmatismo mecanicista y sin caer en ataduras semánticas, extraemos de la dictadura del proletariado planteado por Marx, la esencia de su contenido:

-es necesario el poder del Estado en manos de las clases populares (hegemonía del poder popular) para llevar a cabo la transición del capitalismo al socialismo, ya que la burguesía no se rendirá sino que librara una feroz resistencia

-la democracia burguesa es una dictadura para el pueblo, ya que el capitalista utiliza el Estado burgués para explotar y someter al obrero, al campesino, al pueblo en general.

-El Estado socialista, no es más que el ejercicio de democracia socialista para toda la población, es la amplia democracia practicada y ejercida para los otrora explotados y oprimidos .


Se asumen las siguientes premisas:

1) El poder es una facultad, una capacidad, que se tiene o no se tiene, pero con precisión nunca se toma.

2) El poder lo tiene siempre y solamente el Pueblo, que es una comunidad política.

3) La fuente originaria del poder reside en el pueblo, es el poder originario.

4) El pueblo tiene siempre el poder, aunque sea debilitado, acosado, confundido, intimidado, que no pueda expresarse ni ejercerlo. “Bolívar despierta cada cien años, cuando despiertan los pueblos”, diría Neruda.

5) Poder Popular es el ejercicio del poder del pueblo, es el pueblo en acción ejerciendo su poder.

6) Cuando hablamos de tomar el poder, no se refiere “tomar” el poder político, que ya de hecho lo tiene el pueblo de manera “innata”, los que pueden ser tomados son los instrumentos, las instituciones o espacios políticos, al ejercer el pueblo su poder .Ej.: tomar el cielo por asalto, todo el poder para los soviets, toma del poder del Estado.

7) Cuando se “toma el poder” de una institución, por ser el pueblo millones de personas, masas populares, es lógico pensar que no todos esos millones dirigirán o gerenciaran, directamente esa institución. En este caso el pueblo delega esa responsabilidad en determinadas personas.

8) En razón de lo anterior, quien asume el poder de una institución, (Presidente, Diputado, gerente, director, etc.)es un vocero o delegado del pueblo, y debe tener claro que su referente primario y principal es el pueblo, razón por la cual en el ejercicio de sus funciones debe velar por cumplir los intereses y aspiraciones de quien lo puso en ese cargo.

9) Quien asume el ejercicio del poder en una institución, debe tener presente que él no es sede soberana del poder, en la medida que corte o se aísle del pueblo, quien lo delegó en ese cargo, se convierte en un corrupto, traidor al pueblo

10) En función de lo anterior:

-No es el “Ordeno y Mando” de las estructuras verticalistas, esencialmente burocráticas. Aquí no hay participación alguna del pueblo, ni de los mismos integrantes del colectivo institucional.

-Tampoco el “Mandar Mandando”, ya que sería el poder fetichizado. Aquí el ejercicio del poder termina beneficiando al delegado, al gobernante, a su grupo, a su sector. El delegado sería un burócrata corrompido que seguramente terminaría hablando de “mi partido”, “mis consejos comunales”, “mis patrullas” en el proceso revolucionario.

-Se trata, como bien plantea Dussel de “Mandar, Obedeciendo”, es el Poder Obediencial, es quien siendo autoridad es servidor de todos. Aquí el ejercicio delegado del poder se cumple por vocación y compromiso con la comunidad política, con el Pueblo. Es básicamente, Poder Popular.

Cabria preguntarse, para que el Poder Popular?, cuáles son sus aspiraciones, sus objetivos? que causa acompaña a quienes asumen ser delegados o voceros del pueblo en las instancias de poder?

El Poder Popular como acción política, resalta entre sus principios, el llamado principio material, el referente a la vida de las personas, a la vida de la gente en las comunidades que presupone que la institucionalidad política debe posibilitar la producción, reproducción y aumento estable de la vida de las personas en comunidad; de lo que se trata es crear las condiciones para una vida cualitativamente mejor entre los miembros de las comunidades .En este marco de principio debemos ubicar la línea estratégica: el PSUV como plataforma del desarrollo y fortalecimiento del poder popular a través de las Bases de patrullas y Círculos de Luchas Populares y del Buen Vivir y las Redes de luchas

Populares y del Buen Vivir.


En conclusión, se sugieren las siguientes propuestas:

1) En las actuales circunstancias y realidad de nuestro proceso revolucionario, aun la lucha por el Poder sigue pendiente. En este marco, el Poder Popular debe ejercerse, básicamente, a través del Poder Estatal y el Poder Comunal.

2) El Estado a construir en la actual transición, debe ser el Estado de Hegemonía del Poder Popular para demoler el Estado Burgués aun predominante. Las clases otrora explotadas, oprimidas del pueblo, deben tomar las instituciones del Estado y ejercer la Democracia Socialista, en función de las mayorías nacionales.

3) Esta Hegemonía del Poder Popular, solo será posible con una alianza estructural entre las diversas clases populares: alianza clase obrera-campesino, obreros-estudiantes, campesino-estudiantes y todo sector o capa social aliado, todos orgánicamente vinculados e integrados.

4) Actuando en esa dirección, todas las instituciones del Estado deben ser transformadas, por tal propósito nuestro pueblo a través de sus organizaciones y movimientos sociales debe establecer una Política de Interpelación de la Gestión Gubernamental, en función de transformarlas y ponerlas a la altura de las demandas sociales de las comunidades.

5) Partido PSUV y Gobierno son instrumentos del Pueblo, para ejercer su poder y no al revés. En las actuales circunstancias, el PSUV y Gobierno, deben servir para que los movimientos populares organicen y movilicen a las comunidades en torno a problemas específicos, procurando siempre la búsqueda de soluciones colectivas.

6) El Partido y el Gobierno bajo ningún pretexto actuará como agente del “disciplinamiento de las clases populares”, sino todo lo contrario, debe contribuir a sus anchas, al desarrollo pleno del poder popular.

7) El Partido maquinaria electoral, sin fortalecer lo ideológico, lo moral, la crítica y autocrítica es inútil para fortalecer el Poder Popular. NO se trata de instrumentalizar al pueblo solo para eventos electorales, sino que el Partido sirva para fortalecer la conciencia socialista de las diferentes clases populares.

8)En el PSUV debe ejercerse la Democracia Participativa y Protagónica como expresión concreta de la Democracia Socialista, esto implica eliminar o impedir que se instaure dentro del Partido una “clase política”( Ej., Buro que monopoliza y secuestra la participación).También implica ampliar y universalizar sus cuadros, resolver divisiones internas y permitir movimientos de opinión dentro del Partido

9) El Partido se construye “desde abajo”, son las organizaciones y movimientos sociales de la base popular, quienes, con métodos y procedimientos democráticos, deben elegir, en todo momento y circunstancias, a sus dirigentes, a candidatos del Partido, a la par de diseñar y decidir los proyectos que se planteen, entre otras responsabilidades.

10) El Poder Popular debe ir decantando en gobierno locales autónomos (autogobierno), en función de ir delineando la construcción del Estado Comunal.

11) Para profundizar y consolidar los vínculos entre el Partido y las masas, el principio que nos debe guiar es “De las masas, a las masas”, entendiendo esta como la actividad permanente y continua de recoger ideas, planteamientos, propuestas de las masas (generalmente dispersas y no sistemáticas) y resumirlas (transformarlas mediante el estudio y análisis , en ideas sintetizadas y sistematizadas), para luego llevarlas a las masas, propagarlas y explicarlas , de modo que las masas se apropien de ellas , perseveren en ellas y la traduzcan en acción; al mismo tiempo, comprobar en la acción la justeza de esas ideas .

12)Un aspecto muy puntual, tomando en cuenta el desenvolvimiento de las patrullas en el más reciente evento electoral(elecciones a la Asamblea Nacional ,sept. 2010) se sugiere que en las Bases de patrullas y Círculos de Luchas Populares y del Buen Vivir , dichas patrullas sean reestructuradas y conformadas nuevamente y que impere en su conformación el reconocimiento por parte del Partido, de las diferentes organizaciones y movimientos de base que históricamente, incluso mucho antes que apareciera el PSUV, ya construían revolución.

13) Resaltamos la importancia que el PSUV y Gobierno, reconozcan las diferentes organizaciones y movimientos sociales revolucionarios, respetando su autonomía, organización y funcionamiento. En este sentido las Bases de patrullas y Círculos de Luchas Populares y del Buen Vivir y la Confederación de Consejos Comunales, NO deben sustituir ni desplazar otras organizaciones de base que ha parido la revolución, de lo que se trata es dar un salto cualitativo, potenciando las organizaciones ya existentes y lograr su máxima integración y vinculación en las luchas que estamos dando. Tan útil es para la Revolución un Circulo Bolivariano como una Comuna en construcción y muy especialmente en la actual necesidad de resolver problemas en el día a día de las localidades y proyectar sus proyectos y esperanzas de vida con el fin de materializar el Buen Vivir.


PATRIA SOCIALISTA O MUERTE…VENCEREMOS

Con saludos y respeto revolucionario

Jesús Pérez

INSAI -Socio Bioregion Centroccidental

Movimiento Campesino Jirajara

jesus_perez @yahoo.com



“…Un gobierno republicano ha sido, es , y debe ser el de Venezuela; sus bases deben ser la soberanía del pueblo…aplíquese a Venezuela este Poder ejecutivo en la persona de un presidente nombrado por el pueblo o por sus representantes y habremos dado un gran paso hacia la felicidad nacional… el sistema de gobierno más perfecto es aquel que produce mayor suma de felicidad posible , mayor suma de seguridad social y mayor suma de estabilidad política…dignaos conceder a Venezuela un gobierno eminentemente popular ,eminentemente justo, eminentemente moral…que haga reinar la inocencia, la humanidad y la paz. Un gobierno que haga triunfar bajo el imperio de leyes inexorables, la igualdad y la libertad”


SIMÓN BOLÍVAR, NUESTRO LIBERTADOR,

Congreso de Angostura, 15 de Febrero de 1819

A 192 años de su discurso.


[email protected]





















1

Esta nota ha sido leída aproximadamente 3771 veces.