La marginalidad mental y la corrupción: armas que está socavando la revolución socialista

Este escrito no lo quise presentar al público antes de la elecciones del 26 de septiembre debido a que muchos me hubieran tildado de haber saltado la talanquera en lo que al plano político se refiere, situación que está muy alejada de la realidad, ya que cada día que pasa estoy más convencido de la necesidad que tiene nuestro país y el resto del mundo de transitar a través de un modelo socialista en donde la democracia sea participativa y protagónica.

      En nuestro país un grupo de compatriotas tiene como tarea satanizar al socialismo, y otros de tratar de transitar por el, sin realmente saber en esencia en que consiste. A principios de este año escribí el artículo titulado “Por qué sería bueno ser socialista en este mundo en que vivimos”. En el expuse que ser socialista es ser capaz de promover el cambio social, incrementar el bienestar, querer que todos tengamos las mismas oportunidades, que la educación y la salud de calidad llegue a todos independientemente de los ingresos que tengamos, es decir,  ser socialista es querer conseguir un mundo con mayores cuotas de justicia para todos los seres humanos que habitamos en nuestro planeta Tierra. Sin embargo para transitar a través del socialismo se debe evitar la explotación del trabajador por parte de los ricos y no se debe utilizar a los obreros como nuevos explotadores. Realmente para transitar por el socialismo se requiere de un largo proceso de transformación cultural, en el que se vaya superando la marginalidad mental a la que nos acostumbraron a vivir por mucho tiempo y en el que se elimine la corrupción.

      En mi juventud era tan solo un sueño utópico pensar que en Venezuela las clases más pobres pudieran tener una mejor calidad de vida. Actualmente se busca a través del proyecto que impulsa el Presidente Hugo Chávez hacer realidad este sueño. Sin embargo no ha sido fácil, ya que se está todavía tratando de transformar la conciencia del pueblo, combatiendo la nefasta herencia cultural de casi 100 años. Para mí esta es la tarea más difícil, ya que ha quedado tan adentro del ciudadano venezolano una marginalidad mental que hace que la corrupción sea imposible de erradicar y al no poderla hacer será aún más difícil transitar hacia el socialismo.

      En otros escritos he dicho que la marginalidad mental no significa ser pobre, falto de recursos económicos, significa ser pobre de mente, carente de ética, de honestidad y de los principios más básicos del buen convivir con la sociedad y el ambiente y es por eso que la corrupción en nuestro país esta tan arraigada. A lo ancho y largo de nuestro país, se logra ver a simple vista: el incumplimiento formal de los deberes de un rol público debido a la existencia de intereses privados (personales, familiares o de facciones), la violación de normas que limitan el ejercicio de cierto tipo de influencias orientadas al beneficio individual. Por lo general quien está en el poder público es inducido por el dinero u otros estímulos ilegales a realizar acciones que dañan el interés público en beneficio de quien provee esos favores. Además, muchos se aprovechan de una posición pública para lucrarse personalmente buscando maximizar su ingreso, el cual depende de una situación de mercado y de su talento para encontrar el punto máximo de ganancias individuales en la curva de la demanda por bienes y servicios públicos.

      Actualmente el gobierno trata de resarcir al pueblo todo lo que le quitaron los gobiernos adecos y copeyanos que gobernaron más de cincuenta años. Sin embargo debido a esa marginalidad mental subyacente en muchos venezolanos, un primer grupo de ellos esta acostumbrándose a las becas que se dan a través de los diferentes programas socialistas y a no trabajar eficientemente, olvidándose de que esas ayudas son para ayudarles a mejorar social e intelectualmente con la finalidad de que su calidad de vida se incremente y por ende con un trabajo digno y de calidad puedan ayudar al desarrollo del país, no a que el país los mantengan de por vida. Da lástima ver como en este grupo de  venezolanos, hay algunos que desaprovechan estas ayudas del gobierno y la utilizan en cosas absurdas, como adquirir celulares de alta tecnología, que no saben operar en 95% de sus funciones, solo por el hecho de estar a la moda y como el dinero se lo da el gobierno, lo que no es nuestro, hagámoslo fiesta, y vivamos en una sola parranda. Mientras que la otra parte de este grupo de venezolanos, una minoría por cierto, hay que decirlo, esta aprovechando los distintos programas sociales y educativos que ejecuta el gobierno para mejorar su calidad de vida y con su trabajo y esfuerzo ayudar al desarrollo de nuestro país. Lo ideal sería que todo el pueblo venezolano aprovechara estos programas de gobierno de una manera efectiva y útil para el desarrollo de nuestro país socialista bolivariano.

      Considero que la educación y el trabajo honesto y efectivo son las herramientas fundamentales que asegurarán el éxito del socialismo en nuestro país.

      Me complace enormemente el saber que nuestro país ocupa el quinto lugar en tasa de matriculación universitaria en el mundo, según cifras arrojadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en las que nuestro país supera incluso a naciones como Estados Unidos, Francia, España, Italia, Japón y China. Sin embargo ¿cómo es la calidad de nuestra educación universitaria? Hago esta pregunta porque veo que se le está dando mayor importancia a la cantidad de estudiantes que están ingresando a nuestras universidades actualmente, pero que pasa con la calidad científica, humanística y social con que egresaran esos estudiantes de nuestras universidades ¿Está el Estado incorporando entre las prioridades nacionales el mejoramiento de la calidad de la educación básica, media y diversificada con una mejor formación científica y humanística que viabilice la incorporación de los jóvenes al mundo moderno?, cada vez más exigente en cuanto a conocimientos actualizados y a sus aplicaciones; ya que en caso contrario, se ampliará la brecha con el mundo globalizado al que tenemos que enfrentar.

      Para el Estado, el desarrollo científico y tecnológico, que es el motor del progreso social, debe constituir uno de los objetivos de la agenda del desarrollo, lo cual requiere el posicionamiento adecuado de la ciencia y tecnología por la sociedad nacional, en particular por las élites gubernamentales y empresariales y por la clase política. El Estado debe priorizar en la formación de  educadores, docentes, maestros o profesores con una buena calidad de vida para que su trabajo sea productivo y puedan dedicarse a enseñar a  pensar a sus educandos y a que éstos lo hagan por sí mismo. Sin embargo la calidad de vida de los que trabajamos en el sector educativo está disminuyendo a medida que pasa el tiempo, es cierto que en los primeros años del gobierno de nuestro Presidente Hugo Chávez se le dio una atención importante a las Universidades Autónomas que no le había dado ninguno de los otros gobiernos anteriores. Sin embargo, a partir del Golpe de Estado, parece ser que la estrategia del gobierno hacia el sector universitario, especialmente las universidades autónomas cambió y actualmente vemos como nuestra calidad de vida ha desmejorado.

      En estos momentos podemos observar que la calidad científica, tecnológica, humanística o social con que están egresando los estudiantes de bachillerato y los que están egresando de algunas universidades de nuestro país ha desmejorado. Todo esto se debe a una cadena de sucesos que se están presentando en las instituciones de educación en nuestro país y que se encuentran manejadas por el binomio: marginalidad mental y corrupción. Entre esta cadena de sucesos tenemos que:

  • Existen instituciones de educación media y diversifica, públicas y privadas, donde los docentes son profesores en distintas asignaturas sin tener la capacidad para ello, docentes en ciencias sociales dando clases de matemáticas, física o química y viceversa docentes en ciencias exactas dando clases de castellano, historia universal etc.
  • En estas instituciones, los docentes mandan trabajos a los estudiantes y la mayoría de estos no lo hacen, sino que los compran o se los copian.
  • Estas instituciones no les importa la calidad de la enseñanza sino la cantidad de asignaturas que les puedan meter a los estudiantes para decir que cumplieron con un programa establecido.
  • Muchos docentes carecen de actualización de contenidos y metodologías para estimular, mejorar, involucrar y motivar a la población estudiantil.
  • Actualmente la población estudiantil no valora los procesos cognitivos para el aprendizaje, prioriza el uso artimañas y de nuevas tecnologías, pensando que pasando por una asignatura sin que esta pase por ellos (comprando exámenes y trabajos) y comprando computadoras y calculadoras resolverán sus problemas de aprendizaje.
  • La mala formación académica de los bachilleres que egresan del sistema de educación básica y diversificada conlleva a que ingresen a las universidades, estudiantes que no saben realmente que quieren estudiar y sin las herramientas adecuadas para enfrentar las exigencias de una educación superior.
  • En algunas instituciones de educación superior públicas y privadas hay estudiantes que al no tener las herramientas adecuadas para enfrentar las exigencias de una educación superior pagan o utilizan su posición política para que les pasen las asignaturas en las carreras que supuestamente están estudiando.

    La riqueza o pobreza de las naciones dependen de la calidad de su Educación Superior ¿Será posible, de seguir así, formar los venezolanos que en un futuro no muy lejano hagan de nuestro país, una patria socialista libre e independiente tecnológicamente? Yo creo que no.

          Existe otro grupo de venezolanos con una marginalidad mental subyacente que estando en contra del gobierno o supuestamente a favor de él, se convierten en apátridas al estar de acuerdo a que los gobiernos de otros países menoscaben y atenten contra la soberanía de nuestro país, ya que prefieren defender sus intereses personales, económicos y políticos a los intereses del pueblo soberano. Dentro de este grupo de venezolanos con marginalidad mental, algunos se la pasan a diario criticando el estado de la salud pública, la educación pública: básica, diversificada y universitaria y otros que diciendo estar con el proceso revolucionario atentan todos ellos contra el proceso socialista que se quiere desarrollar en nuestro país ya que se prestan a ser cómplices de los actos de corrupción que conducen a que los sistemas de salud y educación, la economía y el sistema habitacional en nuestro país no funcionen como deberían hacerlo.

          En el sistema de salud:

    • Desaparecen los dineros destinados al buen funcionamiento de los hospitales. Las direcciones de algunos hospitales por ejemplo, permiten que en las salas de emergencia trabaje un solo médico de guardia haciendo que muchos venezolanos faltos de recursos que requieren de los servicios de emergencia de dichos hospitales mueran por falta de una atención digna y oportuna. Mientras que en las relaciones de gastos que pasan al gobierno reflejan el empleo de varios médicos de guardias diariamente en las salas de emergencia de dichos hospitales. Algunos miembros del personal que labora en los hospitales (porteros, camilleros, enfermeros, médicos, trabajadores administrativos y directivos), desmantelan los equipos de diagnostico de los hospitales para negociarlos en la instituciones privadas, se roban hasta lo más esencial en un hospital, los suministros de consumo diario (alcohol, los adhesivos, las inyectadoras, las gasas, el suero, algunos tipos de antibióticos y analgésicos), así como los materiales de limpieza.
    • Montan gestorías ilegales a través de las cuales cobran altas sumas de dinero para ingresar al sistema del seguro social a personas que nunca han cotizados o que no tienen la edad requerida para el cobro de las pensiones que se otorgan en dicha institución. Aquí la marginalidad mental arropa tanto al que se presta corruptamente a ofrecer dichos servicios en complicidad con trabajadores dentro del sistema del seguro social, como los que pagan para beneficiarse de dicho sistema.
     

          En el sistema de Educación:

    • Se prestan a pagar altas sumas de dinero para ingresar por los caminos verdes a sus hijos en las universidades autónomas (carajo, si critican tanto la educación en estas universidades, por que se vuelven protagonistas de la corrupción con la compra de cupos en estas universidades, paguen para que sus hijos estudien en las universidades privadas).
    • Mal llamados estudiantes pagan o utilizan su posición política para que les pasen las asignaturas en las carreras que supuestamente están estudiando prestándose para ello autoridades y profesores y que universitarios.
     

          En el sistema económico:

    • Montan entidades financieras con el propósito de menoscabar la economía del país a través de una serie de fraudes corporativos, que en estos días solo le estamos viendo la punta de esa mega estructura financieramente corrupta.
     

          En el sistema habitacional:

    • Atentan contra la necesidad que tienen muchos venezolanos de tener una vivienda propia a través de las operaciones fraudulentas que realizan en el sector inmobiliario.
    • Utilizan sus influencias políticas o económicas para adquirir viviendas lujosas a través de la Ley de política habitacional teniendo sueldos que superan los 5000 BsF., violentando con ello, el derecho que tienen otros venezolanos de bajos recursos a través de esta ley de adquirir una vivienda digna.
     

          Realmente les digo que no es fácil enrumbar a nuestro pueblo hacia el socialismo mientras la marginalidad mental y la corrupción (binomio diabólico que socava al proceso revolucionario socialista) no sean eliminadas.

          Este binomio marginalidad metal-corrupción hace que la actitud de nuestro pueblo vaya en contra de las premisas básicas del funcionamiento de una verdadera sociedad: la ética, el orden y la limpieza, la integridad, el amor del trabajo como eje de superación, la puntualidad y responsabilidad en el trabajo, el deseo de superación a través de la educación, el respeto a las leyes y reglamentos y el respecto por el derecho de los demás. Nosotros como pueblo no podemos esperar a que el gobierno soluciones todos nuestros problemas. Un mayor empeño puesto en nuestros actos junto a un cambio de actitud puede significar el inicio hacia el desarrollo e independencia tecnológica.

    Sin embargo el gobierno tiene la obligación de desarrollar la metodología que conlleve a la erradicación de este binomio:

    • Debe desarrollar leyes a través de las cuales al menos a los funcionarios públicos y autoridades políticas afectas al gobierno que incurran en corrupción y por ende atenten contra el proceso socialista que se está gestando, sean castigados severamente y sin misericordia.
    • Debe además revisar el sistema de selección gerencial de los puestos de dirección del sistema político ya que algunos compatriotas que han venido ejerciendo esos cargos han demostrado ser inoperantes, demagogos y poco efectivos a la hora de aplicar las políticas de estado. Solo se la pasan buscando la forma de cómo congraciarse con el jefe de Estado y algunos se consideran que son más chavista que Chávez. Ejemplos los tenemos, ¿qué paso en las elecciones legislativas que se realizaron recientemente?, nos pudo haber ido mejor, ah se perdieron algunos escaños de la asamblea:
    • por la culpa de algunos diputados del PSUV que trataron de reelegirse a sabiendas que no habían hecho nada, mentiras, si habían hecho algo, pero por ellos mismos “acomodarse ellos y a sus familiares económicamente”.
    • Por la culpa del mismo partido en si, ya que a pesar que se realizaron las primarias para elegir los candidatos que nos representarían en la contienda de las elecciones legislativas, algunos fueron elegidos por la influencia de directivos del PSUV a través de una maquinaria política que puso en desventaja a otros candidatos que realmente estaban trabajando por el pueblo. ¿Que pasó con Eduardo Samán, sería que era una piedra en el zapato para algunos de la directiva del PSUV por declararle la lucha a la corrupción que imperaba en el ministerio que él dirigió?
    • Por la culpa de gobernadores y otras autoridades afectas al gobierno que no atendieron las necesidades del pueblo que gobernaban sino que se dedicaron atender sus propios intereses.
    • Debe acabar con la inseguridad en nuestro país, a través de políticas que aseguren que los que atenten contra la vida, la propiedad pública y privada y que siendo reincidentes en estos delitos sean castigados de tal forma que más nunca vuelvan atentar contra nuestra sociedad. Si es necesario cambiar la leyes para eliminar esa plaga habrá que hacerlo en resguardo del colectivo, la patria bolivariana y socialista que queremos!!!
    • Debe promover y facilitar la participación protagónica y verdadera del pueblo con la finalidad de conseguir el objetivo de una mejor calidad de vida de todo el pueblo venezolano y que conduzca paralelamente al desarrollo social, económico y progresista de nuestro país. Para ello hay que acabar con el burocratismo: principal flagelo a combatir tanto fuera como dentro del gobierno y se debe promover una crítica pública que conduzca a acabar con la corrupción. Como es posible que a través de las comunas, donde se aglutinan las “células de autogobierno local” llamadas consejos comunales y que han sido pensadas para darle poder al pueblo, las quieran desvirtuar algunos marginales mentales corruptos a través de la creación monopolios de materiales como el cemento, en algunas regiones del país. Es por eso que a veces es una odisea conseguir ese producto y si se conseguí tienes que pagarlo con un sobre precio.

            Realmente estoy de acuerdo con todos los proyectos sociales que está llevando acabo el gobierno con la finalidad de contribuir a mejorar la calidad de vida de todos nosotros, sin embargo el gobierno debe implementar los mecanismo necesarios para que el pueblo se eduque y comprenda que esas prebendas a las cuales tienen legitimo derecho, las aproveche a mejorar su calidad de vida social e intelectual de tal manera que sintiéndose feliz y confortable trabaje efectivamente para ayudar a sacar al país en el subdesarrollo en que ha sido obligado a estar por muchos años.

      La crítica pública no debilitará a la revolución, al contrario la fortalecerá. La crítica pública puede servir al enemigo para atacar al partido y a la revolución, pero más sirve a los revolucionarios, es decir a los verdaderos revolucionarios que carecen de marginalidad mental para corregir a tiempo los errores y fortalecer así al partido y la revolución. De nada sirve que se diga que el gobierno fue el primero en descubrir las irregularidades en PDVAL relacionado con el acopio, almacenamiento y distribución de alimentos de primera necesidad, si las investigaciones se aletargan y se dejan en el olvido, simplemente porque los que tienen la culpa y deben ir presos pueden ser algunos y que revolucionarios que forman parte metafóricamente hablando de la mano derecha de conducción política del Presidente.

            Sr. Presidente si ese es el caso, córtese esa mano, ya que le aseguro que el mismo pueblo se encargaría de hacer que le vuelva a crecer para que conduzca victoriosamente el proceso socialista de nuestro país.

            El triunfo del proceso socialista que se esta gestando en nuestro país será una realidad, si se logra atacar y exterminar exitosamente a ese binomio: la marginalidad mental y la corrupción. 

      *Profesor Titular de la Universidad de Los Andes


      [email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2337 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Ideología y Socialismo del Siglo XXI

Anticorrupción y Contraloría Social

US Y /ideologia/a109529.htmlCUS