Conciencia revolucionaria

I

La revolución bolivariana que estamos construyendo en nuestro país implica, definitivamente, cambios radicales dentro de una escala de prioridades: La soberanía, la salud, la educación y la justicia igualitaria pero, para mantenerlas en el tiempo, es necesario fortalecer nuestra conciencia revolucionaria. Ésta además trae consigo la sensibilidad por los semejantes, el rechazo a la explotación del hombre por el hombre, a explotar la fuerza de trabajo para beneficio de una persona o grupo, el respeto a la igualdad y equidad social. En el capitalismo no existe ese respeto. Debemos estar concientes, camaradas, de que estamos en una guerra entre el sistema capitalista involutivo y el sistema socialista bolivariano. Y que en esta transición hacia el Socialismo, todavía se conserva en diversos sectores, la mentalidad pequeño-burguesa proveniente de ese sistema diabólico que es el capitalismo.

Debemos crear entonces, nuestra conciencia revolucionaria, formándonos en la necesidad de superar las viejas enseñanzas de dicho sistema; como dijo un gran revolucionario: vencer esa “mentalidad antigua”. Para ello, debemos conocer, comprender, analizar y concluir concientemente, entre otras cosas, que “el capitalismo es el sistema económico responsable de generar el mayor nivel de desigualdad social en el mundo”. Y que: “Estoy convencido de que hay solamente un camino para eliminar estos graves males, el establecimiento de una economía socialista, acompañado por un sistema educativo orientado hacia metas sociales…” (¿Porque Socialismo?, Albert Einstein).

II

Sabemos que el Proceso Bolivariano aún se encuentra en una fase de transición, por eso algunos todavía se sienten confundidos, entre el sistema de la democracia representativa (IV República) y el nuevo sistema que viene implementando la revolución bolivariana (V República): la democracia protagónica y participativa ejercida por el Poder Popular. Es por eso que la conciencia revolucionaria demanda asumir preceptos ideológicos con mayor nivel de rigurosidad. Para nosotros, acá en Venezuela, es obligatorio profundizar en la ideología del “Árbol de las Tres Raíces”, ya que, tal como lo expresa la profesora Elsy Rojas Parra en la IV Conferencia Internacional, "La obra de Carlos Marx y los desafíos del siglo XXI": “La Revolución bolivariana se inspira en Bolívar y en Martí, en Rodríguez, en Zamora, en Sucre; en una teoría que está por hacerse, la del BOLIVARIANISMO, aquélla que sintetice en sí misma lo mejor del pensamiento latinoamericano, caribeño y mundial. La revolución bolivariana es auténtica, se enrumba hacia el Socialismo, hacia la conquista de la mayor suma de felicidad, justicia, libertad e igualdad posible si se derrota la pobreza, dándole poder a los pobres, según el Comandante Chávez”.

También el mismo presidente Chávez hace mención de la necesidad de formar conciencia revolucionaria, a través del anuncio de la creación del Partido Socialista Unido de Venezuela, el pasado 15 de Diciembre de 2006: “En las pasadas elecciones les informé mi decisión de conformar un nuevo partido político, pero no se quiere un partido más, sino un instrumento político que se ponga al servicio, no de parcialidades ni de colores; sino al servicio del pueblo y la revolución, al servicio del socialismo… Ese partido debe ser capaz de reunir en su seno a todos los venezolanos dispuestos a luchar por construir el Socialismo en nuestro país”. Porque es, efectivamente un problema de claridad ideológica, aceptar y practicar la militancia, la construcción del partido, como una condición necesaria para la verdadera unidad entre revolucionarios y revolucionarias; y no para fomentar la formación de grupos, de parcialidades, de sectas. Es por ello que el reto del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), se acrecienta al enfrentar el desafío de sembrar la conciencia revolucionaria, en sus bases y en el pueblo en general. En definitiva, de asumir la creación de la nueva teoría del socialismo bolivariano, inspirándonos en el pensamiento de nuestros próceres: Bolívar, Rodríguez, Zamora que están sembrados en el corazón del poder popular; así como en las tesis de otros revolucionarios de diversas partes del mundo.

Sembrar la conciencia revolucionaria, significa entre otras cuestiones importantes, profundizar la formación ideológica de los militantes del PSUV; asegurar el fortalecimiento, la solidez del pensamiento revolucionario de los necesarios cuadros del partido, de los dirigentes que necesitan la Revolución Bolivariana. Al respecto, los orienta contundentemente el inmortal CHE Guevara: “…un cuadro es un individuo que ha alcanzado el suficiente desarrollo político como para poder interpretar las grandes directivas emanadas del poder central, hacer las suyas y transmitirlas como orientación a la masa, percibiendo además las manifestaciones que esta haga de sus deseos y sus motivaciones mas intimas. Es un individuo de disciplina ideológica y administrativa,…; cuya fidelidad esta aprobada…, de tal manera que está dispuesto siempre a afrontar cualquier debate y a responder hasta con su vida de la buena marcha de la Revolución…”

Así que, camaradas, compatriotas, vamos, como militantes del PSUV, como pueblo, a profundizar nuestra conciencia revolucionaria; declarando y practicando lo que realmente somos: antiimperialistas, anticapitalistas, socialistas y bolivarianos.

Patria socialista o muerte!!!

Venceremos!!!


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 4180 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /ideologia/a101565.htmlCUS