Mensaje del Majunche a los trabajadores y trabajadoras de PDVSA

El candidato de la contrarrevolución venezolana, Capriles Radonski, reiteradamente ha venido realizando un llamado a los trabajadores de PDVSA para que continuemos en las funciones técnicas y administrativas con normalidad y sin intervenir en el debate político. En su plan explica que, en el supuesto nuevo gobierno de la unidad, la estabilidad laboral será respetada y que estemos seguros que PDVSA retomará el rumbo de la excelencia para desarrollar las soluciones tecnológicas que conlleven al incremento de la producción petrolera nacional.

El mensaje del Majunche, es decir, de la empresa petrolera internacional, es que Venezuela debe gerenciar a PDVSA de tal modo que se concentre en su función medular y que sus trabajadores y trabajadoras no se distraigan en aspectos que no estén relacionados con la valorización de los crudos pesados y extrapesados que en su gran mayoría se extraen de la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO).

El plan del Majunche plantea el redireccionamiento de la política petrolera y el cambio del esquema de empresas mixtas hacia un esquema que permita mayor participación del capital financiero internacional para poder cristalizar el desarrollo de la FPO. ¿Entonces quién podría oponerse a este plan de la contrarrevolución?.

De lo que se trata en una revolución socialista es potenciar el empleo de las fuerzas productivas para satisfacer las necesidades humanas, pero basado en un cambio estructural de las relaciones de propiedad y, lo que es clave, el cambio del rol del trabajador y trabajadora al pasar de ser un elemento de la producción a un sujeto activo y protagonista del proceso de la producción. Esto implica la participación política de la clase trabajadora para construir una sociedad socialista sin exclusión y sin penurias materiales.

Para lograr este último objetivo acerca de la participación activa de la clase trabajadora en los procesos productivos se requiere buscar mecanismos para su implantación en la industria estatal, y estos mecanismos están plasmados en el Programa del candidato de la Patria con la introducción de los consejos de trabajadores y trabajadoras.

Por último, la mera excelencia técnica no asegura el triunfo del proyecto del socialismo bolivariano ya que como recordaremos, en los años anteriores a la toma de PDVSA por la revolución bolivariana, en PDVSA se desarrollaron tecnologías y patentes de invención que aseguraban la valorización de los crudos extrapesados de la FPO, pero para favorecer el modo capitalista de producción de los países desarrollados y el imperialismo. Entre estos productos tecnológicos desarrollados y patentados en PDVSA está la Orimulsión, que hasta ahora va en contra de los intereses nacionales y favorece las economías capitalistas desarrolladas, ya que clasificaba al crudo de la FPO como bitúmen. Claro que en la vieja PDVSA esto se justificó debido a la no disponibilidad de tecnologías que valorizaran el "bitumen" en el mercado de la energía internacional.

A modo de conclusión y como tema para el debate en el seno de la clase trabajadora y el pueblo revolucionario, es urgente que la revolución del socialismo bolivariano incremente la participación política de la clase trabajadora petrolera y las organizaciones populares revolucionarias, para evitar las desviaciones economicistas que han torcido el rumbo de otras revoluciones en la historia.

[email protected]

Independencia y patria socialista...venceremos  
(*) Delegado sindical Sintraintevep   
Trabajador petrolero militante del PSUV

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1441 veces.

Lucidio García


Visite el perfil de Lucidio García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.