Contradicciones programáticas

Lo hemos dicho más de una vez que los programas del candidato gubernamental y del abanderado de la MUD son idénticos en términos del modelo económico a seguir en Venezuela. Ambos profundizarán el modelo rentista petrolero, a través de un incremento en la producción y exportación de crudo hasta alcanzar 6 millones de barriles diarios en unos años. Luego, cualquiera de estos dos que gane las elecciones seguirá haciendo lo mismo que se viene haciendo en el país desde el gobierno de Juan Vicente Gómez para acá. Casi un siglo llevamos produciendo materia prima, combustible fósil, con muy poco valor agregado y ésa es la “novedad” que nos proponen en sus programas de gobierno los dos candidatos principales.

En el caso del PSUV, su propuesta choca frontalmente con la política gubernamental de limitar la producción de crudo de la OPEP, con miras a evitar fluctuaciones importantes de los precios en el mercado internacional de hidrocarburos. De hecho, el Gobierno, si nos atuviéramos a sus promesas de años anteriores, debería estar ya produciendo desde hace tiempo los 6 millones de barriles señalados y no los 2 millones 300 mil barriles diarios, que nos produce según las cifras de los informes de la OPEP. La meta programática del PSUV y sus aliados ya había sido prometida hace años y ha sido totalmente incumplida, yo diría que afortunadamente para los intereses del país. No queda duda, entonces, que la propuesta es contradictoria con otras políticas desarrolladas por el Gobierno y con lo que ha sido su práctica petrolera.

Pero las contradicciones no han terminado. El candidato del PSUV afirma, en su último punto programático, que trabajará para salvar al planeta y la vida sobre el mismo, así como por la supervivencia de la especie humana sobre La Tierra. Esta propuesta choca también con un incremento en la producción de petróleo, puesto que una de las amenazas más importantes contra nuestro planeta es el cambio climático producido por la utilización industrial y doméstica de los combustibles fósiles. Incorporar al consumo mundial la suma de crudo propuesta aumentará la producción de dióxido de carbono en casi 400 millones de toneladas métricas anuales, lo que en todo caso contribuirá a acrecentar el calentamiento global, efecto contrario a la buena salud del planeta y de la vida sobre éste.

¿Cómo se apoya los programas internacionales de reducción de emisiones de CO2 si colocamos más combustible fósil en el mercado? Se plantea incrementar las ventas de petróleo a China, lo que en principio contradice  la pregonada salvación de la humanidad, pues el gigante asiático es uno de los países con mayores emisiones anuales de anhídrido carbónico. Aclaro que no cuestiono el derecho al desarrollo de todos los países; trataba simplemente de mostrar las contradicciones existentes en el programa de gobierno del Presidente candidato.

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3627 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Energía y Petróleo para el Pueblo

Venezuela en el Exterior

Actualidad