El reto del desarrollo endógeno y la revolución productiva bolivariana

El conocer la relación entre el trabajo, el desarrollo endógeno y el socialismo bolivariano en el marco de un nuevo paradigma productivo desplegado por la revolución bolivariana es necesario, con esto se establece una ruptura con el modelo de desarrollo endógeno capitalista  y la sustitución de importación. Para ello; un importante papel juegan los Núcleos de Desarrollo Endógenos (NUDES) como uno de complejos espacios organizativos donde se instrumenta las políticas públicas del desarrollo endógeno en Venezuela. En este sentido; las formas operacionales de estos, es decir de los Núcleos de Desarrollo Endógeno representa un vía alternativa de desarrollo para hacer frente a las necesidades sociales y comunitarias a causa del desarrollo desigual del capitalismo cuyos resultados han sido, la depresión económica y social de las localidades y regiones, de allí, la importancia de llevar a cabo, esta investigación como forma de contribuir a la discusión de los problemas de las vías alternas de desarrollo, cuando son los mismos sujetos afectados son quienes se empoderan de la gestión del desarrollo para enfrentar estos problemas.

Con la definición del desarrollo endógeno se quiere compartir la interpretación como recientemente se ha hecho, la revisión del concepto por parte de un organismo internacional, el Banco Mundial (BM) quien precisa que el desarrollo significa “el mejoramiento del nivel de vida, que comprende el consumo material, educación, salud y protección del medio ambiente; así mismo, el objetivo global, es dotar de mayores derechos económicos, políticos y civiles a todos los seres humanos sin distinción de sexo, grupo étnico, religión, raza, región o país”. (Rodríguez, et. al., 2009; 670). Naturalmente medimos el desarrollo por su impacto en tanto satisfactor de la calidad de vida de la sociedad y más allá, mediante el grado de participación de la comunidad en aquellas condiciones materiales que garantizan sus derechos generales ejerciendo la democracia participativa.

Complementariamente; el desarrollo como política pública del Estado venezolano se concreta como desarrollo endógeno o también llamado, desarrollo soberano hacia lo interno de la nación, --sin que por ello se desconecte de las relaciones externas de los países--, el cual consiste por su forma en la creación de unos espacios organizados e integrales para el desarrollo endógenos llamados Núcleos de Desarrollo Endógeno  (Nude) en aquellas zonas a las cuales el capitalismo marginó por su forma de desarrollo local o regional. Su característica fundamental están plasmadas en el artículo 2 de la Ley Orgánica de los Consejos Comunales que los define como “Instancia de participación, articulación e integración entre los ciudadanos y ciudadanas y las diversas organizaciones comunitarias, movimientos sociales y populares que permiten al pueblo organizado ejercer el gobierno comunitario y la gestión directa de las políticas públicas y proyectos orientados a responder a las necesidades, potencialidades y aspiraciones de las comunidades, en la construcción del nuevo modelo de sociedad socialista de igualdad, equidad y justicia social”

El desarrollo endógeno desde el punto de vista marxista en consiguiente se expresa en sus rasgos esenciales en un nuevo modelo de producción social organizados en las comunidades mediante 1)  la asociatividad del trabajo libre; 2)  la apropiación del territorio en el ejercicio de la soberanía e independencia, y 3) la participación de la ciudadanía bajo los principios de la corresponsabilidad, empoderamiento y solidaridad. El papel del Estado en estas nuevas circunstancias paradigmática del desarrollo sirve de promotor público, en la construcción de unas nuevas relaciones sociales de producción orientada a eliminar la explotación del hombre por el hombre, y a servir en la creación de una nueva sociedad, el socialismo del siglo XXI, como resultado heroico de las masas populares para generar los fundamentos de un nuevo desarrollo sustentado en el concepto del “buen vivir” y esto expresa el acento en las relaciones armónicas e integral entre los seres humanos y la naturaleza, recupera la relación respetuosa entre el hombre y la mujer,….en un espacio sin violencia social porque no hay ningún tipo de dominación, donde todos y cada uno y cada una coexisten en un relación de vinculo igualitario, mutuo y justo.

En cuanto a la epistemología del desarrollo endógeno como forma de producción social se debe acudir a la filosofía y metodología marxista, partiendo de sus fundamento teórico para la discusión de los problemas prácticos del desempeño de los Núcleos de Desarrollo Endógeno, es decir de la investigación de los problemas del desarrollo sustentado en el trabajo asociado, cooperativo y comunitario.  Por su parte, la indagación teórica de este problema consiste en comprender las contradicciones del desarrollo endógeno en caso de desviarse al capitalismo, por eso el reto del desarrollo endógeno socialista como experiencia humana en proceso de construcción e identificación con las fuerzas sociales y las relaciones que están detrás de la práctica de la economía social revelan la necesidad 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 417 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela UBV. Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 Kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Kórdan Acosta R.

Alexander Kórdan Acosta R.

Más artículos de este autor


US Y ab = '0' /endogeno/a238276.htmlC0http://NON-VE CAC = .