Desde Ciudad Guayana:

CVG Refractarios Socialistas de Venezuela: una empresa sumida en la desidia y el abandono por la CVG

Es realmente denigrante como la CORPORACION VENEZOLANA DE GUAYANA ha llevado a la postración  a CVG REFRACTARIOS SOCIALISTAS DE VENEZUELA. Haciendo un poco de historia esta empresa pertenecía a CERAMICAS CARABOBO del consorcio H. L. Boulton, el 12/01/2007 los trabajadores mediante un conflicto reclaman demandas salariales; ante esta situación sus dueños deciden cerrarla y crean REFRACTARIOS ORINOCO,CA para evadir responsabilidades contractuales, recordemos que esta es una práctica de este grupo empresarial; asomémonos a lo que paso con Terminales Maracaibo, también de H. L. Boulton,  esta empresa es la  que hace el traslado de bauxita desde los Pijiguaos a Bauxilum. Antes se llamaba Remolques Orinoco C. A. (REMOLCA). Les suena eso de Orinoco. Los trabajadores protestaron y sus dueños la declararon en quiebra, no le pagaron a nadie y al tiempo aparecieron con Terminales Maracaibo. El 17/12/2008 el ministro del Trabajo para esa fecha Roberto Hernández mediante una providencia ordena el reenganche de los trabajadores y los beneficios adquiridos desde cuando era CERAMICAS CARABOBO, CA; sus dueños se niegan a aceptar la resolución y es aquí cuando comienza el forcejeo entre los trabajadores  y los Boulton; hasta que el gobierno nacional no le quedo otra alternativa de nacionalizarla el 21/05/2009; pero es el 21/09/2009 que aparece en la gaceta oficial, mediante el decreto 39.514; siendo el 3 de diciembre de este año que finalmente se crea la empresa CVG REFRACTARIOS SOCIALISTAS DE VENEZUELA C. A. ; adquiriendo el 100 % de las acciones de REFRACTARIOS ORINOCO C. A. y pasándolo en su totalidad a la CVG

El 11/05/2011 el gobierno nacional autorizo unos recursos contentivos en 86.000.000,00 Bs. de los cuales destinaron 40.000.000,00 para el pago de la empresa y el restante para la compra de insumos, repuestos y pago de la nomina contentiva en 119 trabajadores. Esta es una empresa que sucede lo más insólito; está paralizada por orden de la Vice presidencia de la CVG Sra. Haydee Valenzuela; y además funge como presidenta de CVG REFRACTARIOS SOCIALITAS;  es de resaltar que esta señora se dispara en la CVG la bicoca de ingresos brutos mensuales de Bs. 29.213,21  donde solo se ha apersonado tres veces y eso que dista de la Corporación solo tres kilómetros; junto con una claque de gerentes de la misma Corporación que tampoco van para allá. Pese a que la empresa dispone de 300 metros cuadrados acondicionados para el funcionamiento de las  oficinas; pero la indolencia de estos tecnócratas no tiene límite,  pretenden que el dinero de CVG REFRACTARIOS los inviertan en  remodelar las instalaciones para el funcionamiento del área administrativa del piso 8 de Maxis ubicado en Alta Vista y  que se presume se va a chupar unos cuantos milloncejos. La Sra. Valenzuela viene guapeando desde abajo. Se graduó de bachiller mercantil en el Instituto de Comercio Santos Michelena de Caracas; luego fue empleada de la UCV, estando allí se graduó de abogada; de donde salió jubilada; fue consultora jurídica de Fontur; asistente del ex ministro Jose Khan que la ingreso a la nomina de  la CVG el 12/04/2010. Nos extraña que después de este largo batallar ahora le ocasione prurito tener contacto con obreros.

Los trabajadores pese a todos los esfuerzos de su presidenta de mantenerla cerrada llevan a cabo inauditos esfuerzos para no dejar caer la planta; le hacen mantenimiento preventivo y correctivo; la han puesto a producir pese a la negativa de la alta gerencia; además de haberse convertido en un obstáculo para compra de materia prima y repuestos. A los trabajadores no se les han suministrado equipos de protección personal; de sus propios recursos compran botas y uniformes. La alta gerencia utilizan a INPSASEL como caballito de batalla en el amedrentamiento a los trabajadores; colocándoles un cerco para que no inicien sus actividades. Esos mismos directivos que son los responsables en realizar los trámites de sus patentes y poder comercializar sus productos; no lo hacen, ni lo van hacer; porque a las mafias no les conviene que una empresa como esta que produce refractarios con tecnología de punta les vayan a tumbar los negocios de las importaciones que si produce pingues beneficios; aquí es donde está todo el rollo y por estos lares se puede estar cocinando un “guiso multimillonario de divisas” como lo dijo recientemente con mucho acierto en  declaraciones por la prensa el diputado Adel El Zabayar

A pesar de estar inactiva la empresa algunos de estos directivos no escatiman esfuerzos para meterle uña a cualquier negocio que ven; por ahí observamos la  orden de compra numero 12011, donde están adquiriendo 6 cuñetes de solvente dieléctrico por un valor de 50.400,00 Bs., donde su valor en el mercado es de 4.800,00 Bs. En poder de la empresa se encuentra una mezcladora de magnesita marca Erich, que fabrica el mortero húmedo; presentan desperfectos que pueden ser superados con unos 10.000,00 Bs. El Gerente Técnico tiene firmada tres pedidos para este producto por 100.000,00 Bs.

Como hemos dicho aquí los únicos que la mantienen cerrada es la Sra. Valenzuela y sus acólitos; a pesar que los trabajadores han agotado todos sus esfuerzos habidos y por haber para sensibilizar por alguna rendija que esta gerencia burocratizada y turista que no les importa para nada el bienestar económico de Guayana, ni la salud de sus empresas básicas, ni la paz laboral; es tal el nivel de indolencia que  la empresa dispone de 500 toneladas de ladrillo refractario y 300 toneladas de un cemento especial y no lo sacan a la venta, pese a tener un mercado cautivo a nivel de las empresas básicas. En condiciones de deterioro  se encuentra también insumos que por la acción del tiempo ya no sirven para la producción; así como a 80 toneladas de chamota que puede correr con igual suerte.

Es una lástima que una empresa que fue adquirida por el Estado, que desembolso unos recursos y la puso en manos de la CORPORACION VENEZOLANA DE GUAYANA, un organismo convertido en  un campo minado de burócratas, tecnócratas y reformistas que hace tiempo perdió la bitácora y ahora se comporta como un barco a la deriva, que al decir de muchos observadores debe ser refundada. Puede ser que en medio de este desconcierto la   CVG estén siendo utilizados como caballitos de Troya para que todos estos proyectos impulsados por el presidente Chávez fracasen o, estos funcionarios son unos maulas, ineficientes, ineficaces que solo están pendientes del dolo y del aprovechamiento personal y  donde pueden clavar la mirada para meter la puñalada séptica.

Ahora bien los trabajadores ante la incertidumbre de tener a una gerencia indolente colocados ahí como paracaidistas, sin el mas mínimo sentido de responsabilidad para pilotear la empresa, y ya  cansados de tanta ignominia optaron por ir a una huelga de sangre; fijando tres peticiones para suspenderla: 1. Destitución de la alta gerencia de la empresa; 2. Adquisición de insumos y repuestos para la factoría; 3. Reunirse con el presidente de CVG Rafael Gil Barrios o el ministro Ricardo Menéndez. Solo se logro el 17 de abril pasado reunirse con Gil Barrios, esto basto y sobro para que la CVG mediante una nota de prensa enviada a la prensa, señalara que los trabajadores habían depuesto la protesta; lo que si habían hecho era suspender la huelga de sangre. Ahora bien lo que sí está en discusión es la participación de un grupo de profesionales entre ellos auditores, abogados e ingenieros que estamos dispuestos ad honorem según lo señalado en el artículo 18 de  la Ley Orgánica del Poder Popular aparecida en la Gaceta Oficial No 6011 de fecha 21/12/2010; a realizar una auditoría y en caso que existan señalamientos que involucren malversación de fondos u otro delito proceder a solicitar a través de la Contraloría General de la Republica una averiguación administrativa.


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4056 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Trabajadores Aporreando

Regionales

Actualidad

Anticorrupción y Contraloría Social

Control Obrero, Cooperativismo y Desarrollo Endógeno