Educación humanística

En primer lugar, estamos todos de acuerdo que la educación debe ser humanista, centrada en la persona, para hacer de ella un ser integral, con valores y principios claramente definidos. De tal manera que su accionar histórico en la sociedad, sirva para la grandeza del colectivo en el cual se desenvuelve. Bolívar lo definió en ser grande y ser útil. Nadie discute esta premisa, ni el más obcecado fanático del capitalismo. Segundo, la educación como acción política determinada, en cualquier sociedad sirve para fortalecer los principios y valores sobre los cuales se rigen el sistema de producción en el cual esta inmerso. Es decir, aquella clase social poderosa o más favorecida económicamente no permitirá, cambiar la forma y manera del sistema de explotación y menos que una educación venga a descubrir ese conocimiento real. De allí que en un sistema capitalista la educación responde a esa forma de explotación y contribuye notablemente a reproducir las relaciones de producción establecidas con su cultura e ideología. Por lo tanto, toda educación en cualquier sociedad esta politizada y cualquier proceso de cambio socio - político deberá darle la vuelta porque su permanencia en el tiempo como cambio histórico estaría en entredicho. Como tercera falacia, una economía de mercado siempre choca con los valores y principios de una educación humanista, por la esencia misma de su estructura del sistema capitalista mismo.

Por último, La educación desde el punto de vista personal influye notablemente en el comportamiento y esta apreciación tiene un valor supremo en el individualismo , pero una característica de una economía de mercado es que a los trabajadores especializados o no , también se les somete al tenerlos bajo amenaza de ser reemplazados por el ejército de desocupados de la producción. Por eso la búsqueda de la verdadera felicidad debemos hacerla coincidir plenamente con el bien colectivo.

En suma se ha visto a través de los medios de comunicación una guerra frontal contra la propuesta del nuevo currículo bolivariano, en donde se plantea una supuesta ideologización comunista de la educación. Como sindicato de educadores bolivarianos, hemos sido critico de la metodología cuarto republicana empleada para su construcción y despliegue, pero igualmente si no observamos todo el contexto en el cual se desenvuelve esta campaña, podríamos pensar que es algo local y que por lo tanto bastaría con una simple explicación didáctica y momentánea y el tiempo haría el trabajo de demostración practica de esa mentira. Conocemos la intencionalidad de las corporaciones mediáticas que basan su campaña fundamentalmente en unir medias verdades con mentiras

1.- la educación debe ser humanista (verdad)

2.-la educación no debe ser politizada (mentira)

3.-En una economía de mercado es posible una educación humanista (mentira)

4.-la educación debe servir para incorporar rápidamente todas las personas al trabajo productivo (media verdad)

En América latina están sucediendo una serie de eventos históricos que a la óptica imperial le genera una profunda preocupación por su carácter trascendental en su futura estabilidad y permanencia de su dominio. Por allí es donde debemos ver el origen de la campaña de los medios de comunicación en contra de la propuesta de la educación bolivariana.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 30303 veces.

Delfín Amaro


Visite el perfil de Delfín Amaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.