Historia contemporánea de Venezuela

Hace unos días en una conversación con una vieja amiga, muy querida para mi, hablábamos acerca de la intolerancia política, vale destacar que ella es de lo que llamamos nini, cosa que creo que no existe (esa es su forma de decirme: me da pena que otros piensen me gusta Chávez, y me da más pena que me veas como de oposición), bueno, como les digo, conversaba con esta amiga y hablábamos de intolerancia y recordé que algo que me indigna mucho en la Universidad Central, yo estoy regresando a la central después de seis años de haber detenido mis estudios, en primer lugar el abandono en el que está sumida la planta física, es impresionante el deterioro, a tal punto que ya me enteré que dentro de poco nos van a quitar el titulo de patrimonio cultural, esto por la ineptitud de los dos últimos rectores que se han dedicado a hablar del gobierno, pero no se han ocupado de la universidad, que es su trabajo (claro, después dirán que es culpa de Chávez), después me quedé fría cuando evalué los niveles de fascismo en el que están mis compañeros de clases, están ciegos de un odio, que de verdad nunca en mi vida había visto, una compañera rodó su pupitre para no sentarse a mi lado, porque soy "chavista" y otra me gritó a mis espaldas "chavista" como quien lanza un insulto abismal, de verdad el nivel de intolerancia al que han llevado a estos jóvenes ya raya en la enfermedad, yo nunca, se los puedo asegurar vi a nadie con ese nivel de odio, y de desconocimiento también, hasta tal punto que intenté conversar con uno de ellos y me dijo esta frase celebre, y que nunca olvidaré. hablando de la responsabilidad de los estudiantes con las comunidades "¿Qué tiene que ver la universidad con la sociedad?", creo que esa frase puede describir perfectamente a estos jóvenes de oposición que no leen nada más que urbe, pero que dan opiniones políticas copiadas textualmente "made in globovisión" Ninguna de sus opiniones ha sido formada a luz del trabajo social o comunitario, por el contrario, el trabajo comunitario que tiene que hacer por obligación, les parece la cosa más terrible del mundo, son opiniones de jóvenes que escucharon en algún momento a sus padres o superiores dando opiniones y ellos las copiaron, sin base, sin trabajo político o social. Todo esto se lo decía a mi amiga, llena de indignación por la gente que dice que esto es “de parte y parte”

Le comenté a mi amiga esto y le comenté también algo terrible que acaba de ocurrir en la universidad, algunos jóvenes (no sé quienes) pintaron un mural, con personajes que supongo que para ellos tienen una significación, son lideres supongo, y digo supongo porque estoy tratando de entender el pensamiento de quienes lo pintaron, tratando de dejar de lado mis opiniones personales, con respecto a este muro, evidentemente pintado con una temática de izquierda, hablando del sentido estético es evidente que era un trabajo que mejoraba considerablmente esa fachada de la universidad, tanto así que le tomé fotos (gracias a Dios), y tenía un mensajito "por favor cuidar, mural en construcción". ¿Qué hicieron?, me atrevo a asegurar que la derecha de la universidad, le vaciaron un pote de pintura blanca encima, EL ESFUERZO DE UNOS DAÑADO POR LA INTOLERANCIA DE OTROS, eso, creo es la historia de la Venezuela contemporánea y el mundo, una derecha sin líderes, quiénes estarían en un mural de la derechauniversitaria: ¿Nixón el sádico?, ¿Rosales, el filosofo?, ¿Bush, el genocida?, ante la evidente carencia de construir discursos, planes y proyectos, vale destruir los de los otros.

Es la triste historia de la Venezuela contemporánea, con una oposición que no hace nada, que no construye nada, que no hace propuestas de ningún tipo, pero con una boca gigante para criticar todo lo que nosotras desde nuestra modesta capacidad estamos haciendo; si, seguramente tendremos fallas, pero veamos, se me acabaría la capacidad de este mensaje si yo hiciera una lista de los planes y proyectos en pro del beneficio de Venezuela que ha generado el gobierno de Hugo Chávez, pero, aún no he visto el primer plan o proyecto de la oposición, ya llega un momento en el que uno se cansa de tantas balas, de tantas acusaciones, de tanta metralla, la verdadera palabra que ocupa aquí no la puedo escribir, PERO OJALÁ Y CRITICARAN MENOS, DESTRUYERAN MENOS Y TRABAJARAN MÁS, PORQUE CUANDO LA OPOSICÓN HAYA HECHO EL 0,01% DE LO QUE NOSOTROS HEMOS HECHO, ESE DÍA TENDRÁN UN MÍNIMO DE MORAL PARA LLAMARSE VENEZOLANOS.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 30790 veces.

Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Movimiento Estudiantil, Educación

Actualidad

Oposición y golpismo