Clama el cielo pidiendo justicia: El asesinato de los yukpa Alexander Fernández, su hermano José Luis y Leonel Romero.

Pronunciamiento del Padre Korta sobre los recientes asesinatos de los yukpa

El religioso jesuita José María Korta

El religioso jesuita José María Korta

Caracas, 28 de junio de 2012.- A nuestra redacción llegó un pronunciamiento del misionero jesuíta José María Korta, defensor de los derechos indígenas, quien en el año 2010 realizó una huelga de hambre por el cumplimiento cabal del Capítulo VIII de la CRBV y en solidaridad con el cacique Sabino Romero y el hoy asesinado por manos criminales, Alexander Fernández.

A continuación su promunciamiento:

El asesinato de los yukpa Alexander Fernández, su hermano José Luis y Leonel Romero, clama al cielo pidiendo justicia

Crónica de unas muertes anunciadas

La información aparecida en la primera plana del diario “Ultimas Noticias” del domingo 24 de junio de 2012 es una desvaída descripción de un crimen que sacude hoy por hoy la conciencia del pueblo venezolano. La que recogemos de ese periódico del pueblo que es APORREA constituye una denuncia frente a la cual cada quien está llamado a pronunciarse. Lo que no es admisible es el silencio.

 Siguiendo la información de Aporrea:

En la madrugada del 22 de junio ...“Entraron a sus ranchos de madrugada, los forajidos escondían sus caras con pasamontañas negros, eran varios sicarios, por el acento se presume que eran colombianos. Les sometieron a la fuerza con potentes armas, a Alexander Fernández Fernández, su hermano José Luis y a Leonel Romero, los secuestraron y llevaron al monte, les dispararon a mansalva, sin compasión; a Alexander, como una tarea encomendada y a manera de recordatorio para su pueblo le dispararon en sus ojos, los ojos que tanto miramos, en su lucha, cuando fue apresado, siendo inocente. Los ojos de un yukpa que exigía justicia a una sociedad que los ignora y mira de reojo”.

“En Los Flores y La Estrella, está a punto de desatarse una guerra. Se presume que El Loco Reinaldo y sus 20 sicarios pueden estar detrás de estos asesinatos. Y es que es una situación de gran complejidad y en el que juegan varios factores de poder y de intereses que pueden estar conspirando para crear una atmósfera de inestabilidad”.

“El 13 de abril, Silfrido Romero y Ronald Ramos, fueron emboscados y asesinados, mientras cazaban animales para alimentar a sus familias. En menos de dos meses, han asesinado a 5 yukpas, parientes y cercanos a Sabino Romero. No hay que contar o analizar mucho, hay una guerra declarada contra los yukpa que han "osado" levantarse para luchar por sus tierras ancestrales, de las que han sido y están siendo desplazados”.

“¿Dónde está la justicia, los organismos que deben velar por estos pueblos? ¿Acaso, un yukpa vale menos que un criollo? ¿Es que el socialismo no reconoce a estos pueblos dentro de sus luchas revolucionarias?”

“Alexander era un revolucionario que luchaba por sus tierras y por el futuro de nuevas generaciones yukpas y a pesar de perder a seres queridos en esta lucha, seguía defendiendo y luchando por sus tierras.

Hermano, a los que te conocimos, y a los que no, pero se identificaron y reconocieron tu lucha, siempre recordaremos tu valentía, dignidad y entrega para la lucha de los yukpas.”

Las razones personales

Hice Huelga de Hambre del 18 al 25 de octubre de 2010 por el cumplimiento cabal del Capítulo VIII de la CRBV y en solidaridad con el cacique Sabino Romero y el hoy asesinado por manos criminales, Alexander Fernández. Quienes estaban, como se demostró después, injustamente presos.

Su asesinato, junto al de su hermano José Luis y el de Leonel Romero me ha afectado profundamente. Me ha llenado de una indignación que creo necesario expresar en los términos de mi Fé: Génesis 4 (9- 11)

Entonces “el Creador dijo a Caín:

¿Dónde está Abel, tu hermano? Caín Contestó: No sé. ¿Soy yo, acaso, el guardián de mi hermano

Pero el Creador replicó: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano Abel clama a mí desde la tierra.”

Sí, desprovistos de guardián, de escolta, de servicio de vigilancia, en la soledad de la noche segaron sus vidas. No hubo nadie que los protegiera. Dios presente, escucha la voz de la sangre derramada de su pueblo Yukpa que surgirá como semilla de libertad para las futuras generaciones.

Consciente de mi pequeñez e impotencia, quiero apoyar de alguna manera, en alguna medida, la situación necesidad en que ahora se encuentra el pueblo Yukpa. Cuenten con lo poco que soy, sabiendo que en lo pequeño, desde una fe profunda, puede estar escondida la esperanza de este pueblo.

Hermano Alexander:

Desde tu sangre sembrada en tierra Yukpa, cuéntame como heredero de tu lucha histórica, como hermano tuyo, en solidaridad humana juro, delante de ti presente ante el Creador y ante el pueblo venezolano, defender tu combate histórico y luchar por la liberación del pueblo Yukpa, junto a la Causa de los pueblos amerindios y, dar la vida si es necesario, en el acontecer de este compromiso.

Cuando dos balas traspasaron tus ojos y la luz se despidió de tu vida, en tu agonía gritas justicia compasiva para los sicarios del crimen y justicia efectiva para los que se esconden detrás del sicariato organizado y así de una vez por todas se rompa con la impunidad criminal. En tu agonía, también pides se haga justicia a aquellos que, irresponsablemente desde el poder, han permitido esta masacre contra los venezolanos de origen. Venezuela y sus pueblos están sedientos de justicia efectiva. Este grito agónico de Alexander debe definir un antes y un después de la política indigenista de Venezuela.

Escuchando y siendo solidario con este grito agónico de justicia, yo, José M. Korta Lasarte, CI.V 3.479.782 que he vivido más de cuarenta años con los pueblos originarios de Venezuela, y desde mi condición de ciudadano de la humanidad y en búsqueda de un horizonte de esperanza: “ben-digo” y “mal –digo”, desde mi conciencia profunda la política indígena del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela. Lo hago en el marco de mi impotencia y pequeñez en búsqueda de una revisión constructiva. Quiero poner un granito de arena en la balanza de lo que hay que hacer en el terreno de “saldar la deuda histórica que Venezuela ha adquirido con estos pueblos.”

BENDIGO

El significativo Capítulo VIII de Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, CRBV; la Ley Orgánica de los Pueblos y Comunidades Indígenas LOPCI y demás Leyes aprobadas durante la V República.

MALDIGO

La política del Ministerio del Poder Popular para los pueblos Indígenas que no ha trabajado en instrumentalizar y hacer posible la aplicación de la CRBV y LOPCI y demás leyes aprobadas durante la V República, siendo la demarcación de sus tierras y hábitat una asignatura pendiente .

***

BENDIGO

La decisión del Presidente Chávez de responsabilizar a una institución gubernamental para resolver los cuantiosos problemas pendientes en la aplicación de la CRBV y la LOPCI y lograr su afirmación cultural y autonomía, dignificando sus retos creativos, siendo sujetos de su historia.

MALDIGO

La acción contradictoria del Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas MPPPI al usufructuar esa Institución, creada para la afirmación cultural de los pueblos indígenas y para definir los mecanismos de la aplicación de la CRBV y la LOPCI, como trampolín al poder institucional y financiero. En realidad el equipo del Ministerio ha contribuido, con sus mecanismos de regalos injustificados a la división de los pueblos y, convertirlos en mendicantes sin dignidad.

***

BENDIGO

El reconocimiento de la deuda histórica del estado Venezolano con los pueblos indígenas, expresado en el documento de recuperación de tierras Yukpa del fallecido Procurador General de la República Carlos Escarrá.

 MALDIGO

 La conducta evasiva y contradictoria del Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas al no acompañar con las necesarias medidas de protección y apoyo en una situación delicada de conflicto previsible entre los hacendados y el pueblo Yukpa.

 ***

BENDIGO

 La decidida opción por los pueblos indígenas del Presidente Chávez y, en particular en el conflicto de los pueblos Yukpa con los ganaderos invasores: “ en un conflicto entre ganaderos e indígenas, yo opto por la defensa de los indígenas” .

 MALDIGO

 El silencio del Ministro del Poder Popular para las Relaciones Interiores, al no proceder en el esclarecimiento de los dos asesinatos ocurridos en Abril de este año, abrió camino a la impunidad y a los consiguientes tres asesinatos ocurridos el 22 de Junio del presente año 2012.

 ***

 BENDIGO

 Los significativos recursos económicos destinados a los pueblos indígenas por el erario Nacional. Recursos destinados para la autonomía, creatividad, participación, afirmación y fortalecimiento de las culturas ancestrales, dignificando el valor tradicional del “Buen vivir” de los Pueblos indígenas.

MALDIGO

 La utilización insolidaria de esos recursos, que no sólo no han potenciado a los pueblos indígenas, sino que han enriquecido a contratistas inescrupulosos en proyectos muchas veces ostentosos sin significación participativa de los destinatarios. El asistencialismo fácil y mal entendido haciendo donaciones discrecionales a diferentes pueblos crea división y fomenta hacer, de un pueblo libre, un pueblo mendigo.

***

 BENDIGO

 La buena disposición del estamento legal hacia los Pueblos Indígenas que, debidamente utilizados, constituirían las bases fundamentales para la liberación de su situación histórica de sujetos destinados a ser colonizados.

 MALDIGO

 El desconocimiento de los diferentes entes gubernamentales para entender la idiosincrasia y el destino de los pueblos indígenas llamados a generar una verdadera revolución en la liberación de las dependencias históricas de carácter colonial que se han heredado en gran parte de la cultura venezolana .

 En actitud propositiva

En atención a lo previsto en el artículo 7 de la LOPCI , y conscientes de que el reconocimiento del Estado venezolano a los pueblos indígenas , establecido en el Art 119 del Cap. VIII de la CRBV, no se hará efectivo mientras los pueblos indígenas no se reconozcan a sí mismos, hemos propuesto y reiteramos nuestra proposición de trabajar en el sentido de construir y constituir el “sujeto jurídico” de los diferentes pueblos indígenas, cuya organización milenaria ha sido válida hasta el presente, pero que no responde a los nuevos problemas como la invasión ganadera, y no confronta las nuevas realidades. Concebidos desde el objetivo de asumir los derechos que les garantiza la CRBV, la LOPCI, los tratados, pactos y convenios internacionales suscritos y ratificados por la República y demás leyes, su representación será determinada por los pueblos y comunidades indígenas.

A manera de ejemplo, presentamos la reciente experiencia vivida por el pueblo E’ñepa, el cual, con representación de diversas comunidades de las cinco regiones que constituyen el hábitat E’ñepa, reunidos durante una semana en la comunidad de Kurawatawoton (Caño Colorado), produjeron su Acto Constitutivo en el que se dotaron de una organización general, regional y comunitaria que, preservando las prácticas ancestrales del pueblo E’ñepa, asumía la necesidad de una representación común para dirimir, con el Estado venezolano, el asunto de su demarcación de tierras y hábitat.

El Sujeto jurídico correspondiente a cada pueblo indígena reconocido por el Estado Venezolano será el responsable de dar, en colaboración con el Gobierno, todo el sentido definido en el artículo 119 de la CRBV, de dar cabida histórica al reto de :

  • Recrear su propia organización social política y económica según sus necesidades.
  • Recrear la educación propia, idioma, religiones, etc.
  • Reconstruir la auto-demarcación a los fines de demarcar sus derechos originarios sobre las tierras que ancestral y tradicionalmente ocupan y que les son necesarias para desarrollar y garantizar sus formas de vida.
  • Todas las demás instancias que sean necesarias para el desarrollo del correspondiente pueblo.

 Pero este documento quedaría dolorosamente fallo si no levantara su voz para exigir que el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, y en particular el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia, llevase a cabo y presentara el debido informe del protocolo de pesquisa policial seguido hasta el presente para determinar quiénes fueron los autores materiales e intelectuales del asesinato de cinco yukpas entre el 13 de abril y el 22 de junio de 2012, en las tierras recuperadas por el Ministerio del Poder Popular de Agricultura y Tierras para el pueblo Yukpa.

 En ausencia de esta toma de posición por parte del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores y Justicia, en los hechos, el Gobierno Bolivariano pareciera estar diciéndole a los ganaderos que sigan, que los yukpas asesinados no se pagan.

Caracas 27 de Junio de 2012

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 10566 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /desalambrar/n208616.htmlCUS