Paramilitares Colombianos asesinan a campesinos en el estado Táchira

Nuevamente la sanguinaria oligarquía latifundista nacional, unida al terrorífico y letal poderío paramilitar colombiano, asesinan a campesinos venezolanos que rescatan tierras ociosas.

El pasado martes 02 de octubre, fueron asesinados por paramilitares colombianos, los campesinos Heriberto Peñalosa y Miguel Antonio Bastos, ambos miembros de la Cooperativa La Esperanza del Táchira, quienes eran el Presidente y Coordinador de Educación respectivamente.

Los campesinos asesinados eran legítimos ocupantes del Fundo “Rancho Rojo”, declarado ocioso por el INTI y ubicado en el sector Caño Arenoso, parroquia Rivas Berti, municipio Ayacucho del estado Táchira.

El pasado 16 de abril de 2007, el INTI, siguiendo procedimientos ajustados a derecho, entregaron el Fundo Rancho Rojo a los asociados de las cooperativas: “Los Tres Comandantes”, “La Esperanza”, “Futurama” y “Los Palmareños”; quienes desde la fecha hasta la actualidad ejecutaron actividades productivas en dichas tierras (ganadería bovina, siembra de pastos, cultivo de leguminosas, etc.).

La esposa del campesino asesinado Heriberto Peña, denunció que el terrateniente Iván Roa, presunto dueño del Fundo y quien jamás demostró su titularidad sobre el mismo, amenazó de muerte en varias oportunidades a los ocupantes del Fundo y manifestó abiertamente sus lazos con los paramilitares colombianos, aliados del gobierno de Álvaro Uribe.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7026 veces.

Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas