Le habían suministrado Rivotril para doparlo

Ministro Chácon revela avances sobre asesinato del padre Piñango

Caracas, 28 Abr. ABN (Ylse Valera).- El Ministro de Interior y Justicia, Jesse Chacón, dio a conocer avances sobres las averiguación e hipótesis manejadas sobre el caso del asesinato del Padre Jorge Piñango.

Las hipótesis que hasta ahora maneja el Ministerio de Interior y Justicia (MIJ) fueron dadas a conocer este viernes, durante una rueda de prensa ofrecida por el titular del ministerio.

En primer lugar, Chacón informó que el examen toxicológico arrojó que el cuerpo del padre Piñango tiene restos del medicamento Rivotril, mejor conocido como burundanga.

Entre las teorías, el ministro señaló que la hora del homicidio pudo ser entre 5:30 y 6 de la mañana, antes de que el victimario, Andrés José Rodríguez, saliera del hotel, o a las 8 de la mañana, cuando Rodríguez volvió al sitio.

Chacón recapituló sobre los acontecimientos y el trayecto del padre durante la noche del viernes 21 de abril, señalando que a las 9 de la noche Piñango fue a la urbanización El Valle, donde dejó a su abuela, luego se dirigió a Las Mercedes con una prima, a quien posteriormente regresó para dejar en El Valle.

Según la investigación, Piñango regresó a Las Mercedes, donde recogió a Rodríguez, “en una calle donde se acostumbran a parar personas que practican la prostitución y donde son recogidos por aquellas personas que solicitan sus servicios”, comentó Chacón.

Agregó que los estudios realizados al cuerpo de la victima, demostraron que este tenía 110 grados de alcohol en la sangre, lo cual se traduce en un alto nivel etílico, pero que no es un grado tan elevado como para perder la conciencia.

“De hecho, el padre Piñango llegó manejando al hotel y fue quien cancelo los 30 mil bolívares que costaba la habitación donde se hospedaron”, indicó el ministro.

Entre las elucubraciones del caso el MIJ, estudia la posibilidad de que entre el sitio donde Rodríguez abordó la camioneta del padre y el hotel, éstos deben haberse detenido a comprar bebidas alcohólicas, en las que posiblemente el imputado aprovechó para suministrarle la burundanga a Piñango.

“Porque en las latas encontradas en la habitación no se encontró muestra de la sustancia psicotrópica, mientras que en el cuerpo sí”, subrayó el titular del MIJ.

Comentó que en el caso de la hipótesis de que el eclesiástico fue asesinado entre 5:30 y 6 de la mañana, pudo haber sido que Rodríguez aprovechó que la victima estaba bajo los efectos de la burundanga y no puso resistencia al ser asfixiado con una almohada.

Mientras tanto, la teoría de que la hora del homicidio fue a la 8 de la mañana se basa en el pensamiento de que el imputado al llegar a su casa notó que no se había llevado las tarjetas de crédito de la victima, razón por la que volvió al hotel y alquiló nuevamente la habitación, esta vez durante todo el día, con la excusa de que no quería ser molestado. Al entrar al cuarto, al padre Piñango ya se le habría pasado el efecto del Rivotril y entonces se habría generado una disputa.

Señaló Chacón que la autopsia demuestra que hubo relación sexual entre la víctima y su presunto asesino, Andrés Rodríguez Rojas.

'Con esto no quiero hacer una valoración de la conducta sexual de nadie, simplemente eso lo demuestra la autopsia', destacó.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 12109 veces.

La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /ddhh/n76836.htmlCUS