Se intensifica el debate en Venezuela sobre el proyecto de ley que permitirá uniones civiles entre personas del mismo sexo

Marcha Gay en Caracas 2009

Marcha Gay en Caracas 2009

Credito: Venezuelanalysis.com

Mérida, 15 de julio de 2009 (Venezuelanalysis.com) -- El debate público sobre el proyecto de ley en la Asamblea Nacional venezolana que permitirá las uniones civiles entre personas del mismo sexo se ha intensificado esta semana luego de que la Conferencia Episcopal condenase públicamente la propuesta y los grupos de activistas del movimiento de Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales respondió.

El Proyecto de Ley Orgánica de Equidad e Igualdad de Género ya ha pasado la primera discusión en la Asamblea Nacional y ahora empezará la segunda discusión y votación final, según la Diputada Romelia Matute.

Matute es la promotora del polémico Articulo 8 del proyecto de ley, el cual, si es incluido en el borrador final, establecerá que "toda persona tiene el derecho a ejercitar su orientación sexual e identidad libremente y sin ningún tipo de discriminación, y como consecuencia, el Estado reconocerá asociaciones de convivencia (uniones civiles) constituidas entre dos personas del mismo sexo de mutuo acuerdo."

El articulo también establece que las personas que "cambien de sexo por procedimientos quirúrgicos u otros, tienen el derecho de ser reconocidos por su identidad y de obtener o modificar documentos asociados a su identificación", coadyuvando al Estado para que cree las condiciones para su integración social "bajo condiciones de equidad".

La aprobación de la ley tendría implicaciones positivas para los derechos de los niños de cada miembro de las parejas del mismo sexo, para el seguro social de las parejas, herencia e impuestos, a pesar de que detalles de estos derechos no se explicitan en la ley.

Yolanda Saldarriaga, miembro del comité de equidad de género del Frente Nacional de Agricultores Ezequiel Zamora, uno de los grupos que se ha unido para apoyar esta legislación, dijo que la propuesta es parte del proceso revolucionario que vive Venezuela.

"Tienen que darse cuenta que estamos en Revolución y eso significa que debemos luchar en contra de la hegemonía y demandar cambios que respeten los distintos estilos de vida," dijo Saldarriaga en una entrevista con Venezuelanalysis.com.

Otros grupos de activistas del movimiento Gay y feminista estiman que 10% o menos de los diputados y diputadas de la Asamblea Nacional apoyan el Artículo 8, y dicen que la Presidenta del Comité de Familia, Mujeres y Juventud, Marelis Pérez Marcano, está "abiertamente opuesta al artículo".

Hasta ahora ningún partido político ha tomado posición publica sobre el proyecto de ley, pero una comisión en la Asamblea del Estado Zulia lo ha denunciado públicamente. También la Conferencia Episcopal lanzó un comunicado este fin de semana expresando su "gran preocupación".

"El nuevo proyecto de ley de igualdad de género ataca gravemente los derechos sagrados definidos por nuestra Constitución Nacional, concretamente la institución de la familia y el matrimonio y los derechos de los niños y adolescentes consagrados en los Artículos 75, 76, 77 y 78 (de la CN)," declararon los jerarcas católicos.

El Articulo 75 de la Constitución Nacional dice que el Estado "deberá proteger a la familia como la asociación natural en la sociedad'. El Artículo 76 establece que el padre y la madre de un niño tienen "una obligación compartida e ineludible" en su crianza de los niños. El Artículo 77 dice que el matrimonio esta protegido, pero no especifica el género de quienes se casen. También dice que "una relación de facto y estable entre un hombre y una mujer que cuplan los requisitos establecidos por ley tendrá el mismo efecto que el matrimonio". El Articulo 78 obliga al Estado a proteger a los niños y adolescentes.

Los activistas del movimiento LGBT argumentan que la Constitución no prohibe de manera explícita las uniones civiles de parejas del mismo sexo. Citan una interpretación de una sentencia del Tribunal Supremo del 28 de febrero de 2008 que establece que 'la norma constitucional no prohibe o condena la unión  entre personas del mismo sexo" y "que la constitución no niega ningún derecho a las uniones entre personas del mismo sexo".


De acuerdo con la ONG pro defensa de los derechos de los grupos LGBT, Unión Afirmativa de Venezuela (UNAF), las declaraciones recientes de la jerarquía católica van en contra de la prohibición constitucional a la discriminación y a la intolerancia religiosa y viola el derecho constitucional a la privacidad.

Hisvet Fernández del Observatorio venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres dijo que como un Estado secular, Venezuela no debe institucionalizar las practicas discriminatorias de ninguna religión.

"Igualdad, libertad, hermandad y valores éticos y de justicia nunca serán posibles en sociedades donde algunos grupos deseen imponer sus valores, creencias morales y costumbres a otros grupos", dijo Fernández


Esta no es la primera vez que los activistas LGBT han visto sus derechos sobre la mesa de la Asamblea Nacional. La Reforma Constitucional de 2007, que fue propuesta por la Asamblea Nacional pero no votada favorablemente por un margen exiguo en el respectivo Referéndum, contenía una prohibición a la discriminación basada en la orientación sexual.

A pesar de ello, una serie de propuestas de un grupo mixto de activistas gay y feministas  fuero presentadas al Comité para la reforma constitucional de la Asamblea Nacional en 2007, incluyendo la despenalizacion del aborto, las uniones civiles de parejas del mismo sexo, y una serie de beneficios económicos para mujeres, pero fueron explícitamente rechazadas por su naturaleza controversial.

Desde la elección del Presidente Hugo Chávez en 1998, los programas sociales para promover los derechos de las mujeres has crecido significativamente. El Gobierno de Chávez ha creado el Banco de la Mujer, ha provisto apoyo para mujeres de bajo recursos, ha aprobado leyes para promover la igualdad de género para los cargos de elección popular, ha convertido el viejo Instituto Nacional de la Mujer con 15 años de existencia, en Ministerio y aprobó una ley en 2007 sobre los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. A pesar de ello, la oposición institucional y cultural a los derechos de la comunidad homosexual y las mujeres sigue generalizada, y la ley de 2007 ha sido aplicada con poca fuerza.

"Si los Diputados  de la Asamblea Nacional" toman este articulo (El Articulo 8) y lo sacan o lo dejan a un lado", dijo Marianela Tovar Nuñez de la Organización de Historiadores Contranatura en una entrevista con Venezuelanalysis.com, "seria un tremendo golpe contra de uno de los grupos más discriminados y para la creación de una sociedad verdaderamente socialista".

Esta nota ha sido leída aproximadamente 11651 veces.

La fuente original de este documento es:
Venezuelanalysis.com (http://www.venezuelanalysis.com/news/4632)



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /ddhh/n138817.htmlCUS