Fichadas 24 personas ligadas a Venezuela son buscadas por diversas causas según archivos de la Interpol

Credito: UN

Credito: UN

3 de mayo 2009.- Alfredo Peña es el último venezolano que ha sido incluido en la lista de Interpol con miras a su ubicación, ya que es requerido por el Tribunal 17° de Control de Caracas donde cursa una acusación del Ministerio Público por el delito de malversación específica de fondos.

"No se quiso someter a la persecución penal, pues se encuentra fuera del país", reza el comunicado de prensa del Ministerio Público.

Otros 24 venezolanos también están en el listado de Interpol alertándole al mundo que si los ven caminando por allí, notifiquen a las autoridades.

Interpol es la "mayor organización policial internacional del mundo", dice en su sitio de Internet. Cualquiera de los 187 miembros puede tocar sus puertas y solicitarle que emita una difusión sobre tal o cual persona requerida por los órganos de justicia o que esté desaparecida. Recientemente, esa solicitud ha sido activada respecto al ex gobernador del Zulia, Manuel Rosales (solicitado por delitos vinculados a la corrupción), y al politólogo Nixon Moreno (requerido por delitos sexuales), según proceso abierto en el Ministerio Público a raíz de disturbios estudiantiles ocurridos en Mérida hace dos años.

Pero en la lista de Interpol resalta por su condición de obra de arte, un cuadro del artista colombiano Fernando Botero que presuntamente se le desapareció en Venezuela a un particular en el año 2003. La Familia Du- pont, es el título de la obra cuya copia aparece en un cuadrante de la ficha que difundió Interpol. Mide 120 x 110.

Ese es el único dato que ofrece la ficha. Las autoridades venezolanas no han dicho ni pío del asunto. Los Dupont son una de las familias más encumbradas de Estados Unidos. Los libros de historia dicen que esta multimillonaria familia "industrializó y revolucionó la economía estadounidense desde 1730".

La Familia Dupont de Botero, y Na- turaleza muerta en la Charlotte , de Pa- blo Picasso, están entre las obras más buscadas por la Interpol. El tráfico de objetos de arte está detrás del tráfico de drogas y de armas como uno de los delitos más cometidos.

El que no está expuesto en el fichaje de Interpol es Odalisca con panta- lones rojos , un cuadro de Henry Ma- tisse que desapareció del Museo de Arte Contemporáneo en diciembre de 2002. Había costado medio millón de dólares en 1981. El ladrón se llevó el original y colgó una copia en su lugar para no levantar sospechas.

En las fichas de Interpol también se exhibe el rostro de un colombiano nombrado como Gentil Gómez Gómez. Estaba cumpliendo una condena en Venezuela y se escapó el 23 de septiembre de 1995 del ya demolido Retén de Catia. Su historia se remonta al mes de abril de 1994, cuando fue detenido en los mostradores de Avensa ubicados en el aeropuerto de San Antonio (Tách). Ese mismo año lo condenaron a cumplir una pena de 15 años de prisión por encontrarse incurso en tráfico de drogas. "Forma parte de una organización que se dedicaba al tráfico de drogas ilícitas a gran escala desde Cúcuta-Colombia hasta Caracas", dice la sentencia del extinto Juzgado 2° Penal y de Salvaguarda de Caracas.

Pero, habiéndose escapado en 1995, fue cinco años más tarde cuando un tribunal ordenó su recaptura. Interpol-Colombia ha informado que Gómez Gómez reside en el vecino país.

El rostro de Guido Antonini Wilson también destaca en el fichaje de Interpol. Este venezolano-estadounidense está requerido por Argentina, país que le abrió un expediente por fraude tras suscitarse el escandaloso decomiso de una maleta con casi 800 mil dólares que pretendía ingresar a esa nación amparándose en el hecho de haber viajado en un avión de la empresa estatal argentina.

Drama pasional. Antonini no es el único venezolano presuntamente incurso en el delito de fraude que se ventila en la Interpol. Está el caso de Edwin Andrés Pena (23), a quien se le vincula en Estados Unidos con la implantación de "un esquema de hacking relacionado con la reventa del servicio telefónico". Presuntamente usó dos compañías creadas por él para ofrecer servicio telefónico a bajo costo.

Un drama pasional protagonizado por el venezolano Jesús Gerardo Salazar aparece en Interpol. Solicitado por un tribunal del Condado Harris, Texas, EEUU, se le acusa de asesinar a la adolescente Felicia Ruiz (17). La tarde del 20 de octubre de 1999 Salazar llamó a Ruiz para concertar una cita. Ruiz le dijo a sus padres que saldría a una fiesta con Salazar. Se encontraron cerca del hotel Shoney’s Inn. Salazar condujo a la muchacha a un terreno baldío detrás del hotel donde estaban dos personas armadas con un cuchillo que usaron para encajárselo una y otra vez al cuerpo de Felicia Ruiz. El cadáver de la adolescente fue encontrado al día siguiente por un vecino que estaba cortando la grama de su casa. La autopsia reveló que al menos tenía 27 puñaladas en el abdomen, pecho, espalda, brazos y un moretón en su ojo derecho. La policía interrogó a Salazar y le notaron que su mano derecha estaba hinchada. El presunto asesino viajó a Venezuela. El 19 de marzo pasado la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia declaró que era imposible resolver la solicitud de extradición formulada por Estados Unidos, toda vez que no tenían idea de dónde se encontraba Salazar.

Buscados en el Zulia. Hay un lote de venezolanos que son solicitados por el Juzgado 10° de Control de Maracaibo: Rogelio José Antúnez Morales, Omar Eduardo Batista Quintero, Luis Carlos Escalón, Adrián Emiro Olivares Antúnez, Daniel David Leal Prieto. Este último fue capturado el pasado 8 de marzo en San Francisco (Zul) y fue presentado por el jefe del Cicpc-Zulia como integrante de una banda que tiene varios homicidios encima, entre ellos el de Antonio Meleán, crimen muy sonado en Maracaibo por ser un empresario bautizado como "un mafioso" por el entonces alcalde marabino Giancarlo Di Martino.

En la ficha de los solicitados por el tribunal zuliano se precisa que estarían involucrados en "crímenes contra la vida y la salud, crimen organizado, crimen transnacional y hurto".

Desaparecidos. La Interpol también exhibe los rostros de 11 personas desaparecidas. Allí resalta un grupo de cinco que desapareció el 1° de julio de 2008. Todos salieron ese día desde Punto Fijo (Fal) en una embarcación con destino a Aruba, donde habían trabajado tiempo atrás y fueron deportados. Los presentan como nativos de Colombia: Ronald Castro Castano, Jorge Zuluaga, Jefferson Carvajalino, Luz Elena Rosero y Lucero Gómez Muñoz.

La desaparición de las primas Rodríguez Zamora es reportada en la página de Interpol, aunque sólo está la foto de Jessica Rodríguez Zamora y no la de Yessit Hernández Barroso.

Las dos desaparecieron en agosto de 2005 en el marco del XVI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes. El Cicpc sospecha que se las llevaron traficantes de personas, o que se encuentren en manos de alguna secta religiosa.


DETENCIÓN O EXTRADICIÓN

Aquí en Venezuela la Interpol tiene su espacio en el Cicpc. División de Investigaciones de Interpol.

El año pasado esta División logró la detención de 14 personas que tenían difusión roja de Interpol: 10 por tráfico de drogas y el resto por diversos delitos, según fuentes del Cicpc.

Ronald Noble, secretario general de Interpol con sede en Francia, ha declarado con motivo del caso Manuel Rosales que la notificación roja no es una orden de detención internacional. Cada país determinará si sus leyes permiten la detención o extradición de las personas sobre las que titila una luz roja o difusión.



LUCES QUE TITILAN

Hay siete tipos de notificación con las que Interpol maneja las solicitudes.

Difusión roja.

Para ubicar personas con fines de extradición.

Difusión negra.

Sobre cadáveres sin identificar. En Venezuela se activó para ubicar cuerpos de la tragedia de Vargas.

Difusión amarilla.

Relacionada con personas desaparecidas.

Especial.

Sobre personas asociadas con Al Qaeda y los talibanes.

Creada después que derribaron las Torres Gemelas.

Anaranjada.

Para ubicar armas terroristas.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 48460 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /ddhh/n133882.htmlCUS