IV Asamblea Nacional

Declaración de los y las jóvenes del Proceso de las Comunidades Negras en Colombia

15 años de luchas y resistencias por vida digna, esperanza y libertad
Cali, Colombia Diciembre 5-7 de 2007.

Saludamos los esfuerzos de las diferentes instancias del Proceso de Comunidades Negras en Colombia, por la realización de su cuarta asamblea nacional, lo cual constituye una proyección importante en la ruta de defensa de los derechos Territoriales, Económicos, Sociales, Culturales, Políticos, Ambientales, del pueblo negro en Colombia y en América Latina.

Saludamos a las organizaciones internacionales participantes de este importante evento, quienes se solidarizan con nuestra lucha.

Saludamos a las organizaciones de jóvenes afrodescendientes, articuladas en la Red de Jóvenes Afro descendientes de América del Sur, Centroamérica y el Caribe, de igual forma a los organismos internacionales de juventud, agencias de cooperación internacional, y a todos aquellos organismos que están comprometidos en la lucha de los pueblos y comunidades afro descendientes en la región y el mundo.
Contexto.

Transcurridos 16 años de la nueva Constitución Política de Colombia, a 15 años de la ley 70 de 1993, el Proceso de Comunidades Negras en Colombia, forjo importantes luchas por la materialización y defensa de derechos específicos para los afro colombianos; derechos a la propiedad del territorio ancestralmente habitado, a participar libremente en las decisiones que nos afecten, a la identidad, entre otros; No obstante en los últimos años vemos con preocupación la avanzada de un proceso de desmonte de dichos derechos, a través de violaciones a los derechos fundamentales. El desplazamiento y emplazamiento en que se encuentran muchas de nuestras comunidades, asesinatos selectivos y masacres indiscriminadas, han debilitado nuestros procesos comunitarios. Se viene impulsando una serie de leyes que van en contravía de nuestras aspiraciones como pueblo, leyes como la ley forestal, el estatuto de desarrollo rural y el código de minas; agravan nuestra situación de marginalidad y exclusión.

El racismo estructural e institucionalizado está en la base de todos los problemas que tenemos como pueblo Afro colombiano. Nuestra realidad hoy esta íntimamente ligada al pasado histórico de nuestros mayores, los cuales fueron victimas de esclavización y colonialismo. Han transcurrido mas de 500 años de presencia histórica de los descendientes de africanos en estos territorios y 155 años de abolida legalmente la esclavización en Colombia y los afro colombianos continuamos teniendo los peores indicadores de pobreza, marginalidad y exclusión en el país.

Los y las jóvenes afro colombianos constituyen un segmento poblacional importante en la vida de nuestras comunidades y del país, somos aproximadamente el 30%. Existen varias situaciones que hacen difícil nuestro desarrollo como seres humanos a diferencia del resto de la población juvenil del país; las situaciones de Racismo estructural, representada en el aislamiento de las posibilidades de desarrollo social, político y económico; el incremento en el número de jóvenes Afro colombianos que son insertados o se ven obligados a engrosar las filas de los grupos armados tanto legales como ilegales por imposibilidad de acceso a educación primaria, básica, técnica y superior de calidad y pertinencia; así, como la negación de oportunidades laborales dignas y la violencia policial cruzada con los grupos armados ilegales, hacen parte de esta dolorosa realidad para este sector del pueblo afro colombiano que somos los y las jóvenes, los cuales vemos sucumbir nuestras aspiraciones en las constantes violaciones a los derechos como seres humanos.

Reconocemos que Colombia esta viviendo un conflicto armado interno el cual tiene sus orígenes en las profundas desigualdades sociales, económicas y políticas, cuyas mayores afecciones las viven las comunidades afro colombianas quienes somos las victimas de inequidad y pobreza, repercutiéndose esto radicalmente en la vida de los y las jóvenes.

Informamos de los efectos nocivos que tendrá para los derechos territoriales, ambientales, económicos y culturales de nuestras comunidades, la puesta en funcionamiento del tratado de libre comercio entre Colombia y los Estados Unidos, nos oponemos radicalmente a su implementación.

Exigimos

Del Gobierno Colombiano:

La aplicación de los compromisos firmados en la Conferencia Ciudadana contra el racismo, celebrada en Santiago de Chile (2000), así, como los acuerdos del programa y plan de acción de la Tercera Conferencia Mundial contra el Racismo la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, realizada en Durban Sudáfrica (2001).

Que en su política de desarrollo respete los derechos étnicos, territoriales, autonomía y autodeterminación de las comunidades afro colombianas; así como ofrecer las garantías para que las propuestas de los y las jóvenes y las comunidades afro colombianas sean llevadas a cabo.

Exigimos al Estado colombiano, respete todos los derechos étnico territoriales conquistados por las comunidades afro colombianas y brinde las garantías para su ejercicio e implementación.

Respetar nuestro derecho a la vida y autodeterminación como pueblo; en consecuencia, nos oponemos a la vinculación de nuestros jóvenes a los grupos armados legales e ilegales, a la prestación del servicio militar obligatorio y a la política de seguridad democrática que ha vinculado a la población civil de manera directa a la guerra.

Exigimos el respeto a los territorios de las Islas del Rosario, las playas de Cartagena, los lugares de bajamar en Buenaventura, como un derecho cultural de los pobladores nativos afro colombianos de estas localidades; así como evidenciamos que la desterritorialización de las islas del rosario es una de la más grave expresión del racismo estructural e institucionalizado a que somos sometidos los afro colombianos.

Exigimos el reconocimiento de que Colombia es un país racista y que las peores prácticas de este flagelo se encuentran en la base de las instituciones de todos los órdenes; en ese sentido se debe trabajar para superar este flagelo.

Llamamos la atención de los jueces de la republica a que juzguen con dureza el delito de racismo, así como superar el uso de perfiles raciales en los procesos judiciales.

Exigimos la aplicación integral del decreto 1627 y la ampliación de los recursos para el fondo de créditos condonables para estudiantes afro colombianos; éste viene siendo paulatinamente disminuido y desmontado en su espíritu inicial como una acción afirmativa.

Llamamos a la solidaridad de los jóvenes del mundo ante las continuas violaciones de los derechos humanos de los jóvenes afro colombianos y afro descendientes.

A la Comunidad Internacional:

Exhortamos a la Comunidad Internacional profundizar la veeduría del estado de los derechos humanos de lo jóvenes afro colombianos y de la comunidad afro colombiana en general.

Demandamos de Naciones Unidas, la creación de una instancia de verificación sobre la situación de discriminación, racismo y violación de los derechos humanos, que se genera desde las instituciones del Estado colombiano para con los afro colombianos.

Se solicita a la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos, a Organizaciones de Derechos Humanos, Defensoría del Pueblo y Vicepresidencia de la Republica, se impulse la creación de un observatorio sobre la situación de Derechos Humanos en que se encuentran los dirigentes de los consejos comunitarios, organizaciones étnicas y la comunidad afro colombiana en general.

A los organismos de cooperación técnica internacional.


Exhortamos la conformación de un equipo técnico para el levantamiento de un estudio que de cuenta de las realidades especificas en que se encuentran los y las jóvenes afro colombianos.

Demandamos de los organismos de Cooperación Internacional apoyo técnico, político y financiero para que las propuestas y programas diseñados por los y las jóvenes afrocolombianos sean implementadas por estos y sin deterioro de su autonomía.

Instamos a los organismos internacionales a que apoyen las agendas de las organizaciones de jóvenes afro descendientes, reafirmando así la autonomía y el ejercicio de sus Derechos.

Demandamos de los organismos de cooperación internacional, el apoyo financiero y técnico para la continuidad, creación y fortalecimiento de escuelas para la formación técnica y política a jóvenes afro colombianos.

Demandamos a las agencias de cooperación a que los programas diseñados para jóvenes afro descendientes sean asumidos y dirigidos por organizaciones juveniles, redes y movimientos reconocidos y con trayectoria de trabajo con las bases comunitarias.

A las organizaciones afro colombianas.

Exhortamos a las organizaciones Afro colombianas que realicen mayores esfuerzos para la formación política y técnica de los jóvenes.

Instamos a las organizaciones afro colombianas a generar mejores y mayores espacios de formación y cualificación de los jóvenes, en aras de lograr una mejor y mayor participación e incidencia de éstos en las mismas y en la formulación de políticas públicas.

Evidenciamos que en los últimos años concurrimos a importantes avances en el proceso organizativo a nivel de jóvenes; mas sin embargo recomendamos a las organizaciones realizar un mayor acompañamiento político y técnico de tal manera que se mantenga el dialogo intergeneracional.

Demandamos de las organizaciones afro colombianas reconocer y valorar los importantes aportes que los jóvenes venimos haciendo al proceso de construcción de movimiento social y reivindicación de derechos del pueblo afro colombiano.

Avizoramos la importancia estratégica que tiene para la vida de nuestras comunidades el proceso de reglamentación actual de los capítulos IV, V y VII de la ley 70 de 1993; en esa medida invitamos a las organizaciones de jóvenes a participar activamente de esta construcción.

Dado en la ciudad de Cali Colombia a los 7 días del mes de Diciembre de 2007.
Palenque Regional Alto Cauca.
Corporación Ancestros.
Asociación juvenil Comunitaria-AJUNCOM.
Asociación Municipal de Mujeres ASOM.
Alegres Balseños.
Red Juvenil Norte caucana
Asociación Sinecio Mina
Ecobra
Consejo Comunitario Río Cauca
Asociación de Jóvenes Charqueños.
Palenque Regional el Kongal.
Consejo Comunitario Anchicaya
Consejo Comunitario Cueca del Yurumangui
Consejo Comunitario Córdoba San Cipriano
Consejo Comunitario Alto y Medio Dagua
Consejo Comunitario Bajo Calima
Consejo Comunitario Cuenca del Río Mayoquin
Consejo Comunitario Cuenca del Río Raposo
Asociación Kasimba
Juventud 500.
Colectivo local de jóvenes
Palenque Regional Kusuto.
Juventudes del Kusuto
Benkos Kusuto
Kusuto Barranquilla
Kusuto Karibe-San Onofre
Asociación por los derechos de las comunidades negras. ADECONES
Palenque Regional Kurrulao
Consejo Comunitario Bajo Mira y Frontera.
Consejo Comunitario Acapa
Consejo Comunitario la Gloria
Consejo Comunitario Rosario
Cooproafro.
Mesa de Mujeres Tumaco
Formando Justicia y Paz
Equipo de Trabajo Bogota y Magdalena Medio.
Afrolibertarios Magdalena Medio
Renacer Siglo XXI
Productoras en Acción


Enviado por RED DE HERMANDAD Y SOLIDARIDAD - COLOMBIA

[email protected]  [email protected]
www.redcolombia.org

Lo que envian no representa necesariamente la postura de REDHER. Todo el material distribuido por REDHER señala las fuentes de envío y autoría las cuales tienen la responsabilidad del contenido. REDHER autoriza la redistribución de dicho material siempre que se respete y observe el mismo criterio.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1596 veces.