¿Todos Contra el Terrorismo?

Regresé hace poco de una misión en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), con resultados prometedores para el país.

Mientras cumplía con esa labor, puede enterarme y fotografiar dos gigantografías de Leopoldo López en el palacio de lo que sería el equivalente a la gobernación de Madrid, la cual está regentada por ahora por el Partido Popular.  Me llamó la atención que no se detienen a valorar las implicaciones de la violencia guarimbera, de las pérdidas de vidas humanas, de lo daños causados, de la acción manifiesta de López y otros protagonistas que no hicieron ningún llamado a detener esa locura.

Para el Partido Popular, por ahora en el poder del gobierno en España, López no es un terrorista aunque cumple con todos los requisitos exigidos a nivel internacional para catalogar a alguien o a una organización con esa etiqueta. Por menos de lo que él hizo hay muchos detenidos en cárceles europeas y estadounidenses.

Lamentablemente, poco después de esa apología en la sede del gobierno madrileño, en Bruselas otros terroristas hicieron estallar varias bombas con un saldo casi tan terrible como el que hubo aquí en Venezuela a comienzos de 2014. Por supuesto que todos condenamos estas acciones, el gobierno venezolano emitió un comunicado claro y preciso: la condena al terror en cualquier parte del mundo.

Poco después de Bruselas sobrevino un atentado terrible en Estambul y luego otro en Bagdad, todos estos, incluidos los de Bruselas, fueron responsabilidad del Ejército Islámico.

Hoy ya nadie discute que el Ejército Islámico, es una creación de las operaciones de los países imperialistas en los procesos de desestabilización en Libia, en Siria y en otras naciones petroleras. Estos engendros no son para nada movimientos de liberación nacional, son organizaciones mercenarias con reclutados disociados del mundo, que lamentablemente en este caso la mayor parte de los captados en el exterior vienen de Europa. El formato en esencia es el mismo al aplicado en Venezuela: desestabilizar gobiernos para quedarse con sus recursos energéticos.

Al llegar a Venezuela nos enteramos del avance del ejército Sirio en Palmira en contra del ISIS y de la revisión necesaria que nuestro gobierno está haciendo de las relaciones con EEUU en el marco de la Orden Ejecutiva que declara a Venezuela como una amenaza y  las declaraciones injerencistas de Obama. Este último anunció en Buenos Aires un remedo de mea culpa por las acciones de los estados Unidos en apoyo a las dictaduras militares en Argentina, 30 años después y miles de muertos, secuestrados y desaparecidos en ese macabro período hoy caracterizado como terrorismo de estado.

La paz y la lucha contra el terror para que sea efectiva no admite medias tintas ni políticas de medio rasero. Para que triunfemos en contra de este flagelo hay que asumirla en forma integral y mancomunada.

rivero.sppp@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 629 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US Y ab = '0' /ddhh/a225394.htmlC0http://NON-VEca = .