Pronunciamiento de la Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos (Ecuador)

México: Enrique Peña Nieto se asesora por un policía colombiano implicado en el narcotráfico y asesino confeso de cuatro estudiantes mexicanos


La Asociación de Padres y Familiares de las Víctimas de Sucumbíos, sin secundar a ningún partido político de la actual contienda electoral, denuncia al candidato presidencial del PRI (Partido Revolucionario Institucional), Enrique Peña Nieto, por la torpeza e ineptitud de anunciar como asesor externo de su gobierno en materia de seguridad al general colombiano Óscar Adolfo Naranjo Trujillo, en caso de ganar las elecciones del próximo 1° de julio.

Óscar Naranjo, siendo Jefe de la Policía Nacional de Colombia, participó en la Operación Fénix del 1° de marzo de 2008, cuando fue bombardeado un campamento de paz que se encontraba en la región de Sucumbíos en territorio ecuatoriano. En ese ataque, fueron asesinadas 25 personas que no presentaban combate alguno, ya que se encontraban dormidas, cuatro de esas víctimas mortales eran civiles mexicanos, nuestros hijos: Soren Avilés Ángeles, Verónica Velázquez Ramírez, Fernando Franco Delgado y Juan González del Castillo. La joven Lucía Morett Álvarez fue la única sobreviviente mexicana de ese hecho y hoy es perseguida por el gobierno colombiano, con lo que se criminaliza a las víctimas.

El anuncio que realiza el candidato Enrique Peña Nieto resulta totalmente ofensivo para nosotros, pero también, significa una grave afrenta a la verdad y la justicia, ya que el general Óscar Naranjo se encuentra demandado en Ecuador y ha sido girada una orden de presentación en su contra por su responsabilidad en la masacre de Sucumbíos, por el asesinato de 25 personas, entre ellas cuatro jóvenes mexicanos y un civil ecuatoriano. Asimismo, existe ya una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos interpuesta por Ecuador por el asesinato del civil ecuatoriano de nombre Franklin Aisalla Molina.

Peña Nieto pasa por alto los indicios de la justicia ecuatoriana e internacional al querer traer a México a uno de los responsables del asesinato de nuestros hijos, pero también, de diversos crímenes de lesa humanidad cometidos en Colombia. Cabe recordar que Álvaro Uribe Vélez [1] fue quien nombró a Óscar Naranjo Trujillo como jefe de inteligencia de la policía antinarcóticos, a pesar de haber sido acusado de nexos con el narcotráfico, para el año 2007 lo nombra Jefe de la Policía Nacional de Colombia por ser uno de sus servidores más serviles y cómplice con grupos narco paramilitares de múltiples asesinatos de líderes obreros, estudiantes, campesinos, periodistas e integrantes de asociaciones de Derechos Humanos en Colombia. [2]

Por otra parte, el general Óscar Naranjo tiene un hermano de nombre Juan David Naranjo Trujillo detenido en la ciudad de Colonia en Alemania por intentar vender 35 kg de cocaína y fue sentenciado a cinco años y medio, de los cuales sólo estuvo preso cuatro y medio en la penitenciaría Offenburg en el suroeste de aquel país europeo. [3]

Es claro que Peña Nieto quiere seguir el camino que comenzó el ex presidente de México Vicente Fox y que el actual mandatario, Felipe Calderón ha continuado, un modelo de violencia de Estado que le ha costado al país más de 60,000 asesinatos en una guerra fracasada y que toma como modelo a Colombia que se somete a una política incondicional y sumisa con el gobierno estadounidense. Es falso que el general Naranjo haya derrotado a los cárteles del narcotráfico colombianos, es falso que se redujeran durante su gestión el cultivo y tráfico de drogas, es falso que Colombia tenga paz, el general colombiano sólo está en México para asesorar la guerra y la muerte.

Peña Nieto, al presentar al general Óscar Naranjo como su asesor externo en materia de seguridad en nuestro país nos está anunciado un modelo fracasado, nos anuncia más violencia de Estado, más represión, más muertes, el crecimiento del crimen organizado, la corrupción y la pérdida total de nuestra soberanía. Enrique Peña Nieto nos está anunciando la total colombianización de México.

Por sus antecedentes y por ser el responsable del asesinato de nuestro hijos, rechazamos la presencia del general Óscar Naranjo Trujillo en nuestro país, lo consideramos persona non grata, exigimos que las autoridades mexicanas procedan y hagan justicia para nuestros hijos, asimismo, denunciamos las perversas intenciones de Enrique Peña Nieto las cuales no debemos de permitir.

Notas:

[1] Álvaro Uribe Vélez ex presidente de Colombia y calificado como el narcotraficante No. 82, inició su carrera política con el narcotraficante Pablo Escobar Gaviria No. 79, para más información ver: Bautista Zane R. y otros. Sucumbíos historia de una infamia. Ed. UACH, México, 2011. Págs. 185-195.

[2] Sergio Camargo. El Narcotraficante No. 82 Álvaro Uribe Vélez Presidente de Colombia. Ed. Universo Latino, España, 2008.

[3] Información de Luciano Campos Garza en Revista Proceso No. 1859.

http://asociaciondepadresyfamiliares.blogspot.mx/2012/06/pronunciamiento-publico.html

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1577 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

Por los Derechos Humanos contra la Impunidad

Internacionales

Ideología y Socialismo del Siglo XXI

US Y /ddhh/a145715.htmlCUS