Trabajo de investigación de Marea Socialista

Sinfonía de un Desfalco a la Nación: Tocata y fuga… de Capitales

Estimación de la fuga de capitales en Miles de Millones de Dólares US entre los años 1998 y 2013. Trabajo del Equipo de Investigación de Marea Socialista sobre el Desfalco a la Nación por sectores del capital y de la Burocracia.

Estimación de la fuga de capitales en Miles de Millones de Dólares US entre los años 1998 y 2013. Trabajo del Equipo de Investigación de Marea Socialista sobre el Desfalco a la Nación por sectores del capital y de la Burocracia.

Credito: Equipo Investigación MS

De todos los oficios terrestres el más violento es el de escribir.

Parafraseando a Rodolfo Walsh, fundador de Prensa Latina

 

Este trabajo  es parte de una investigación con la que buscamos develar la radiografía de la actual crisis económica: un verdadero desfalco a la nación. Las propuestas de política económica que presentaremos a lo largo de la investigación tienen el objetivo de detener el desfalco  y atacar los problemas estructurales del modelo de economía “mixta”, capitalista y rentista, que es la clave principal del actual desquicio económico venezolano.

La disputa por la distribución de los dólares de la Renta Petrolera es la expresión concreta de la lucha entre el proceso de cambios llamado Revolución Bolivariana, que hoy está enfrentando contrarreformas que hacen retroceder las conquistas obtenidas, y la vuelta a políticas abiertamente neoliberales. Por eso, las primeras investigaciones estuvieron relacionadas con las divisas entregadas por CADIVI, las llamadas empresas de maletín, y el otorgamiento de dólares desde el control de cambios. Estas fueron realizadas por el equipo del colectivo Batalla Social Punta de Lanza. Investigaciones que Marea Socialista defiende y hace propias.

Para la continuidad de esta tarea, que de por sí es enorme, hemos sumado un equipo especial de investigadores, jóvenes estudiantes, trabajadores y profesionales, mujeres y hombres revolucionarios, socialistas, patriotas, que realizan el trabajo voluntariamente, por convicción militante.

Todos los datos con los que se intentará reconstruir el rompecabezas de este desfalco inédito, son tomados de fuentes de dominio público o de cálculos privados realizados con elementos de dominio público. Los datos están sueltos y sin relacionar, desparramados por aquí y por allá, lo que hace más difícil el trabajo. Para reconstruir el rompecabezas hay que buscar en notas de prensa y artículos, páginas web de instituciones oficiales, en las informaciones oficiales publicadas en Gaceta y en multitud de otros sitios. Y, sobre todo, acercar mucho el oído para escuchar  la voz de nuestro pueblo que es el verdadero cable a tierra con el que contamos.

La batalla por detener este desfalco es concreta y requiere de medidas urgentes, pero también es una batalla ideológica y política. A lo largo de ella mostraremos como es que actúa el capitalismo en sus dos caras, el Capital y la Burocracia. Y cómo las medidas que reclaman los empresarios y a las que parece asimilarse el gobierno, profundizarán la crisis, el saqueo al país, y volverán a hundir en la miseria al venezolano de a pie.    

Si la investigación sirve para abrir un debate nacional veremos realizados, aunque más no sea en una pequeña parte, nuestros objetivos. Porque confiamos en un proyecto emancipador para Nuestra América que en esta época de crisis mundial del sistema del capital no puede ser sino anticapitalista y socialista, es que llamamos al debate no sólo del diagnóstico de la situación, sino y sobre todo, para la construcción de propuestas alternativas, pensadas desde la perspectiva del pueblo trabajador y de la independencia del país. Lo mismo que propondremos acciones de movilización y acción popular para reclamar la aplicación de esas propuestas.

En esta batalla, nuestra arma es la verdad, así, desnuda, como surge de los hechos y datos honestamente investigados. Mal que les pese a aquellos que pretenden descalificarnos sin argumentos, llamándonos “guerreros del teclado”. A ellos les recordamos que la historia produce sus propias ironías. Por eso encabezamos este trabajo parafraseando a Rodolfo Walsh, militante revolucionario integro, periodista, investigador, escritor y fundador, junto a Jorge Masseti  y Ernesto Guevara, “El Che”,  de Prensa Latina, un verdadero “Guerrero del Teclado” o para decirlo con Gramsci, un “intelectual orgánico” ejemplar.

1.- 1998 – 2013. Ingreso Petrolero y disputa por los dólares en los que se mide la Renta: Los números de la estafa.

El precio del Barril de petróleo pasó de 8 dólares al final de 1998 a 97,1 dólares a finales del 2013, llegando a tocar picos de 150 dólares a mediados de 2008, aunque al final de ese año cayó a 32,1 dólares el barril a consecuencia de la crisis mundial (Grafico 1. Evolución de los precios del Barril de Petróleo (1998-2013).

Una primera interpretación de esta evolución en los precios puede adjudicarse a la crisis mundial del capitalismo y a los desenlaces militares y de rebeliones sociales que esta crisis provoca desde principios del siglo XXI y sobre todo desde el inicio de esta fase de la crisis abierta a finales de 2007. Y será cierto.

Sin embargo, hay una decisión de política internacional que se ejecuta desde los primeros días del gobierno del presidente Chávez, aunque comenzó como política activa antes de asumir su primer mandato. Esta política se ha olvidado y no se toma en cuenta, pero también ha influido y mucho en la evolución de esos precios. Esa decisión es la búsqueda activa y con éxito del relanzamiento de la OPEP.

 La iniciativa hacia la OPEP fue consustancial con el proyecto bolivariano, que  contaba con la recuperación total del recurso petrolero, con su administración central por ser un recurso natural no renovable y con los acuerdos de cupos de producción para los países miembros de esa organización como política para regular y estabilizar los precios manejados durante los 40 años previos al capricho de las multinacionales.

Con la OPEP “resucitada” por la política de Chávez, el ingreso petrolero del país, según nuestras estimaciones, llegó en este periodo de 15 años a  MM $ 1.746.957.-, con años extraordinarios como el 2007 en el que alcanzó los MM $ 203.983.- (Grafico 2 Estimación de ingresos petroleros en el periodo)

 

Sin embargo, también es extraordinaria la lucha por la distribución de esos dólares durante todo el periodo.  Desde el golpe y el paro sabotaje hasta el desfalco a la nación como práctica continuada,  por medio de operaciones criminales y mafiosas y también por medio del desvío delictivo de operaciones legales de carácter financiero, bancario y comercial.

La disputa por el control y distribución de la renta petrolera, en la que están involucrados poderosos capitales transnacionales, estuvo y está presente a lo largo de estos quince años y no se resolverá en “mesas de paz”. La pelea adquiere, por momentos, formas de violencia económica y política. Así sucedió desde el 2002 hasta el 2004 y lo mismo sucede desde el fallecimiento del Comandante Chávez; sin embargo, esta disputa feroz por la recuperación, por parte de los sectores capitalistas del manejo y distribución total de la renta, no dejó de suceder en los supuestos periodos de relativa “estabilidad” y “paz”, todo lo contrario, continuó pero de forma silenciosa y cómplice.

El desfalco es, sin dudas, un fraude económico organizado. Sobrefacturación de importaciones, solicitud de dólares para importaciones que no se realizan, manejo criminal y especulativo de papeles de deuda soberana y de otros instrumentos financieros, y negociación en mercados marginales de divisas y papeles de deuda de PDVSA entre muchos otros instrumentos, como por ejemplo la manipulación de los depósitos de fondos públicos en bancos privados, o el Contrabando de Extracción.

La fuga de capitales que hemos estudiado en este caso, sigue una curva sinuosa con picos de alrededor del 46,7% del total de los ingresos petroleros en el año 2008. Siendo el 2006, el año de menor proporción de fuga en relación a los ingresos petroleros, donde este mecanismo delictivo alcanzó el 12,3% de la masa total de divisas obtenidas por la venta de crudo. (Grafico 3, estimación de la fuga de capitales en millones de dólares en el periodo)

 

El Flujo de Capital hacia el exterior se calcula como la suma de errores y omisiones, el flujo de monedas y depósitos en moneda extranjera, el pago del servicio de deuda externa más el saldo neto de las inversiones extranjeras directas, los cuales se ajustan en función de las correlaciones existentes entre las variaciones de las reservas internacionales y del ingreso petrolero.

Pero durante todo el periodo estudiado se ha desarrollado un proceso de acumulación mafiosa de capital que alcanzó una fuga neta entre 1998 y 2013, de MM $ 259.234.-, este cálculo resulta, luego de descontar del flujo de capital bruto al exterior los ingresos destinados al FONDEN, que estimamos en MM $ 110.225.-. (Grafico 4, Flujo Bruto de Capitales al exterior, estimado de  FONDEN, fuga neta de todo el periodo y durante el control de cambios, en millones de dólares).

 

Para graficar la gravedad del desfalco del que estamos hablando, este puede ser comparado con el costo total de 25 mundiales de fútbol como el realizado en Brasil.  O la caída de ingresos provocados por 10 sabotajes petroleros como el de 2002/2003.

Este volumen de recursos estafados al país, puede ser comparado también con la construcción de 50 (cincuenta) acerías nuevas de las dimensiones de SIDOR. Y para no aburrir con comparaciones solo diremos que de haberse invertido el total fugado en una Gran Misión Vivienda para todo el periodo, se podrían haber construido, de acuerdo a cálculos del costo de construcción en el país, el total de viviendas necesarias para resolver el déficit habitacional de los venezolanos, es decir unas 6 millones de viviendas dignas.

No podemos dejar de señalar, a manera de ejemplo, ya que está en debate en la actualidad, que con el volumen de las divisas desfalcadas se hubieran podido solventar al menos 37 años del llamado subsidio al precio de la gasolina, calculando la diferencia entre el precio de venta actual y el costo de producción del producto.

Estos 15 años también son los de la decadencia y pérdida de hegemonía  de los “Amos del Valle” y el surgimiento con viejas y nuevas personificaciones de la llamada Boliburguesía, conformada a partir de la apropiación de una parte sustancial de la Renta Petrolera, por medio de los negocios con el Estado y de una acumulación originaría que reproduce los mecanismos de saqueo y expoliación como los que aquí presentamos. Al tiempo que al calor de las ventajas que se desprenden del manejo discrecional de espacios de poder del Estado, se ha ido conformando una nomenclatura estatal privilegiada. Nueva burguesía y nomenclatura unidas por una trama de relaciones sociales, económicas, políticas y en algunos casos familiares, como demostró la crisis bancaria del 2009.

Hoy, una parte al menos de esos dólares, obtenidos de manera criminal, están depositados en cuentas de venezolanos privados en el exterior, los datos pueden verse en la página web del BCV,  o en bienes que estos venezolanos, pertenecientes al sector empresario, tradicional o boliburgués, nacional o extranjero, poseen en el exterior. Sin descartar, por supuesto, que una parte importante de esos dólares, debe buscarse en cuentas de personas que han ocupado altos cargos en el Estado venezolano o de personas relacionadas con ellos. La prueba irrefutable de esta afirmación es: uno,  la lista de empresas dada a conocer últimamente por el Ministerio Público como responsables de fraude con divisas, lista que aunque todavía es insignificante, sigue engrosándose día a día. Y dos, el actual pedido de captura internacional realizado por el Ministerio Público, del teniente Rafael Isea, ex presidente de BANDES, ex Ministro de Finanzas y ex gobernador del Estado Aragua y hasta hace menos de  un año, Presidente del Banco del Alba.

Es un hecho que surge de esta investigación que la gravedad de la crisis actual está directamente relacionada con este desfalco monumental y continuado al país, realizado por una asociación criminal entre empresarios nacionales o extranjeros y funcionarios públicos de altos cargos en  el  Estado. Ya sea con mecanismos ilegales o de manera supuestamente “legal” pero a todas luces ilegítima como es por ejemplo, la especulación con papeles financieros.   

  2.- Los mecanismos de la fuga: fraude con importaciones, dólar permuta, especulación financiera…

Las empresas de maletín se hicieron conocidas para la gran mayoría de la población en el año 2013. En ese año fueron denunciadas por el ex Ministro Giordani, en un Foro público realizado por el periódico Últimas Noticias. Algunos que no quieren nombrar a Giordani solo recuerdan que el anuncio fue ratificado por Edmée Betancourt cuando era presidenta del BCV. Sin embargo son apenas la punta del iceberg de este desfalco.

Según se desprende de profundizar en la investigación del Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza, y tomando algunos ejemplos de empresas investigadas por el Ministerio Público por ilícitos con divisas, la trama del desfalco no es solo producto de fraudes con las importaciones, tiene, a su vez, muchos puntos de contacto en diversas actividades económicas, especialmente financieras.

Veamos: Empresas que importan materias primas para su supuesta producción o que importan mercancías para comercializar en el país, tienen los mismos personajes en sus directorios o  personas relacionadas y familiares, que en directorios de empresas ubicadas en Panamá, Miami y México por ejemplo. Al mismo tiempo los supuestos dueños hacen parte del directorio de Bancos y compañías de Seguros en el sector financiero local. Y también son dueños de empresas que contratan servicios y obras o venden mercancías al Estado. El entramado de empresas, según la opinión de los investigadores, es un mecanismo habitual para la legitimación de capitales obtenidos de forma fraudulenta. Sin embargo, en este caso, parecería que además la telaraña mafiosa ocupa espacios clave para la obtención de dólares, bolívares, mercancías compradas a sí mismos o simplemente facturadas sin ser despachadas,  y papeles financieros con los cuales se produce una verdadera centrífuga.

Estamos frente a organizaciones criminales para acumular capital a costa de la Renta Petrolera de todos los venezolanos.

Por otra parte, la crisis bancaria de los años 2009 y 2010, producto directo de la crisis mundial, que desembocó en la intervención, cierre y nacionalización de entre once y quince bancos, puso al descubierto otro mecanismo fraudulento. Instrumentos financieros derivados, como las notas estructuradas, facilitaban las operaciones de papeles nominados en dólares, que fluían a través del mercado para/legal del dólar permuta, operado por Bancos y Casas de Bolsa, haciendo posible la salida de miles de millones de dólares al exterior. Este mecanismo en funcionamiento desde aproximadamente el año 2005 y que colapsó para finales del 2009, provocó el mayor flujo de salida de capitales al exterior el año del estallido abierto de la crisis mundial. Es por eso que ese año, el 2008, es uno de los años de mayor fuga de divisas llegando, como señalábamos más arriba, al 46,7% del total de ingresos petroleros de ese año, solo superado por la fuga producida en 2002, cuando alcanzó el 67,3% en aquella relación. Por supuesto, esto fue posible en 2008 a través del mecanismo de dólar permuta, un mercado de hecho “liberado” de los controles. Y en 2002 porque no existía el Control de Cambios.

La crisis bancaria que provocó el cierre y la nacionalización de bancos en el 2009 y las posteriores investigaciones sobre esta crisis, mostraron una relación íntima, incluso familiar en algunos casos, de los banqueros o empresarios con muy altos funcionarios. Lo que según acusaciones de la Fiscalía se vuelve a repetir ahora en el caso emblemático de Rafael Isea. La crisis concluyó en el cierre e inhabilitación de las casas de bolsa para las operaciones con divisas y el cierre definitivo de operaciones del llamado dólar permuta. Al tiempo que se instalaba un sistema de suministro de dólares que completaba a CADIVI, de esta crisis nació el ya desaparecido SITME.

Una de las principales fuentes de financiamiento de la que entonces era una nueva institución fueron los papeles de la Deuda Soberana de la Nación. Pero con una particularidad asombrosa: Títulos de deuda del Estado Venezolano nominados en dólares y de libre disponibilidad en el exterior, eran vendidos por el SITME a través del sistema bancario del país, pero el pago de esa compra debía ser hecho en bolívares. El resultado de estas operaciones fue la obtención de un altísimo y usurario retorno especulativo  del que se beneficiaron especialmente los bancos privados. Un mecanismo similar se usaba para los bonos de deuda de PDVSA.

Halando del extremo de la madeja de esta trama mafiosa, podemos constatar, como dijimos más arriba, la relación existente entre importadores que solicitan dólares para compras de mercancías que no realizan o que sobrefacturan, que son los mismos grupos económicos dueños de las empresas que comercializan o producen en el país. Al tiempo que participan de los directorios de bancos que manejan la asignación de esos dólares a través de los cupos que les asigna el BCV, lo mismo que la asignación de papeles de la deuda Soberana del país que se compran en bolívares pero están nominados en dólares, facilitando además de la ganancia usuraria, la fuga de capitales.

Y son también los bancos quienes  tienen en depósito y usan discrecionalmente los fondos y fideicomisos estatales en bolívares que, como se ha demostrado en varios casos, por denuncias presentadas a la justicia o visibilizadas por  la prensa, son usados por esos bancos para especular en el mercado financiero, conformando un circuito criminal.

 3.- Para frenar el desfalco, medidas de urgencia: Monopolio Estatal del Comercio Exterior y Nacionalización de todo el sistema bancario. Auditoria Pública con participación y control Ciudadano.

La expectativa generada por el anunció del “Sacudón” fue defraudada. Los anuncios posteriores de medidas prácticas son contradictorios e incompletos, y no señalan una recuperación del rumbo revolucionario del proceso.

La consolidación en una cuenta de reservas del Banco Central de Venezuela de los Fondos Públicos en el exterior, como los del FONDEN, ha resultado hasta ahora en un depósito de 750 millones de dólares. Cuando, según los cálculos nuestros y lo dicho públicamente por el ex Vicepresidente del área económica Rafael Ramírez, coincidiendo con nuestros cálculos, lo depositado en dicho Fondo ronda los 110.000 millones de dólares durante todo el periodo de su funcionamiento.

Por otra parte, el anuncio de una auditoria que se pidió realizar a Cencoex sobre los dólares entregados a las importadoras de alimentos, sigue confundiendo una función que debería ser obligatoria de esa institución, como es la de revisar el destino de todos los dólares solicitados y aprobados, con una función que corresponde a una investigación autónoma como la de Auditoría.

El volumen del desfalco a la nación es tan abrumador, y hay pruebas de carácter oficial que indican que se sigue cometiendo, que es imprescindible reclamar que se tomen medidas de urgencia, en el marco de la Ley Habilitante para frenarlo. Por eso como parte de las 5 Propuestas para salir de la crisis, que presentamos en el mes de julio pasado, proponemos:

a) Monopolio Estatal del Comercio Exterior.

El flujo bruto de capitales al exterior representa el 21,15% promedio anual, en relación al total de ingresos brutos petroleros, en el periodo estudiado.  Esto de por sí justifica la no entrega de más dólares a empresas individuales para la importación. Hasta que no se conozca a todos los responsables del desfalco, privados y funcionarios públicos, se los sancione penalmente, y se recuperen los dólares robados al pueblo venezolano. Es de sentido común pensar que todas las empresas que solicitaron dólares estén bajo sospecha. Por la dimensión del desfalco, aplicaría en este caso el principio jurídico de la “inversión de la carga de la prueba”. Por lo tanto la única manera de frenar el desfalco y ordenar la economía es Monopolizando en manos del Estado el Comercio Exterior. (Grafico 5, relación porcentual entre la fuga y los ingresos brutos)

Por las características propias de nuestro capitalismo rentístico, los precios de las mercancías que se venden en el país se forman, en gran parte, en el mercado mundial. Por lo tanto hasta que no se modifique el modelo rentístico de nuestra economía y creemos un nuevo modelo productivo, la competencia entre empresarios individuales no tiene un efecto positivo en relación a los precios de las mercancías individuales. Por el contrario, la tendencia de los precios locales es a igualarse al más alto y a fijarse con el parámetro completamente arbitrario del precio del dólar paralelo o ilegal, y por esta razón genera ganancias usurarias en el comercio. Por eso, las importaciones monopolizadas por el estado, deben ser atendidas en función de las necesidades que presenten las distintas ramas de actividad económica en conjunto y no por el pedido del comerciante o productor individual. Lo que bajaría los precios actuales de las mercancías, eliminaría las compras excesivas de una misma mercancía, e incorporaría elementos de planificación comercial.

Sin embargo este monopolio no es suficiente para eliminar por completo la corrupción y las mafias. Es imprescindible que todo el comercio internacional sea público y pueda ser conocido en tiempo real por medio de plataformas informáticas. Para que a todos los ciudadanos se les facilite cumplir con la responsabilidad de ejercer su derecho constitucional a la contraloría. Y así poder hacer cumplir el mandato de nuestra Constitución, que en su artículo 116, ordena la confiscación de bienes de aquellos que cometan delitos contra el patrimonio público.

b) Sancionar la intervención de todas las instituciones bancarias. Nacionalizando a los que hayan incurrido en delitos.

En las investigaciones anteriores y más arriba en esta misma, hemos intentado demostrar la responsabilidad de los Bancos como articuladores del desfalco a la nación. La emisión de papeles financieros basura como las notas estructuradas. El manejo discrecional de los dólares de la Renta Petrolera. La utilización de los depósitos y fideicomisos del Estado para negocios propios. De por si le dan forma a la sospecha de una práctica delictiva. Si a esto le sumamos las conexiones de algunos de sus directivos como cabeza de grupos económicos investigados y hasta procesados por delitos en el manejo de los dólares de la Renta Petrolera. O el crecimiento exponencial de algunos de ellos. Incluso con apertura o compra de empresas financieras en el exterior. Si tomamos todo esto en cuenta, es imposible negar que hay al menos “duda razonable” para investigarlos.

La intervención del sistema bancario es una necesidad, antes de que la crisis en esas instituciones se haga explosiva. Es necesario revisar todas las cuentas y las operaciones. Detectar las operaciones criminales que existan y sancionarlos.

Necesitamos construir un nuevo sistema de crédito al servicio de desarrollar un nuevo modelo productivo que no especule sobre la base de la ventaja que da el manejo de parte de la Renta Petrolera. Esto solo puede ocurrir con la Nacionalización del sistema bancario.

c) Facilitar la instalación de una Auditoría Pública y con participación ciudadana.

No es serio que dos Vicepresidente del área económica, una presidenta del Banco Central, el presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea la Nacional, la Fiscal General de la República, y hasta el Jefe de Estado, afirmen públicamente y en algunos casos como el de la Fiscal, aporten pruebas, sobre un mecanismo de desfalco continuado que está ocurriendo y no se investigue a fondo, no se busque descubrir la verdadera dimensión de la Estafa al ritmo y la velocidad que este delito requiere. Y que además todavía no se sancione ejemplarmente a los responsables.

El pedido hecho por el Presidente de la República al Cencoex para que audite a las empresas importadoras de alimentos, es un paso pero es insuficiente. Y es también equivocado encargarle al organismo responsable de autorizar la entrega de divisas, que se audite a sí mismo.

El gobierno debe tomar conciencia de que en la calle, entre nuestro pueblo, se ha instalado una fuerte sensación de sospecha que mina la confianza en las instituciones y en los funcionarios que están al frente de ellas generando unas bases para la ingobernabilidad. Esto está sucediendo. No lo inventamos nosotros en un trasnocho de teclado.

Facilitar una Auditoria Pública, con participación ciudadana, sin involucramiento institucional ni empresario, realizada por expertos nacionales e internacionales probados, es una necesidad en el punto actual de nuestro proceso.

La molestia, lindante con desilusión, que generó el anunció del “Sacudón” que no sucedió,  es directamente proporcional a las expectativas generadas esperando el anuncio. Si se hubiera mostrado que se atacaba a fondo al menos uno de los problemas fundamentales que está sufriendo nuestro pueblo, como lo es, la carestía, el desabastecimiento o la corrupción descarada, se hubiera revitalizado la fuerza del proceso. Pero si las felicitaciones provienen de Fedecamaras y de la banca internacional, nuestro pueblo entiende que es una mala noticia.

En esta circunstancia, la Auditoría Pública se convierte también en un arma política para defender las conquistas del Proceso Revolucionario. Es necesario saber que hay de verdad y que no, de lo que cree nuestro pueblo. Es necesario investigar y castigar a los responsables del desfalco, sean quienes sean. Si el gobierno quiere recuperar la confianza del pueblo que lo llevó a Miraflores, cumpliendo su juramento con Chávez, es necesario que paguen los responsables de esta estafa descomunal. Sin embargo, como siempre sucede, demorando un poco más o un poco menos, para bien de muchos y para mal de algunos, la verdad finalmente se abrirá paso y saldrá a relucir.

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 67686 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Otras notas de interés:



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US N ab = '0' /contraloria/n257348.htmlC0NON-VE