Representan un riesgo para la salud en 100% de los casos

Bolívar: Contraloría Sanitaria insta a denunciar uso de biopolímeros

Angela Martinez

Angela Martinez

Credito: Instituto de Salud Pública estado Bolívar

15 de enero de 2013.-El uso y aplicación de biopolímeros para tratamientos estéticos está penado en el país de acuerdo a resolución 152 plasmada en Gaceta Oficial 40.065, señaló la directora de Salud Ambiental y Contraloría Sanitaria del ISP, Ángela Martínez, al referirse a los casos existentes por esta práctica en el estado Bolívar.

“Si bien como Contraloría Sanitaria hacemos las debidas inspecciones a los establecimientos para determinar la calidad del servicio y cumplimiento de ley, existen centros o personas que funcionan de forma clandestina por lo cual es vital informar o levanta una denuncia”, expresó.

Invitó a cada ciudadano, afectado o no, a denunciar la producción, comercialización y aplicación de biopolímeros, en tanto que es una sustancia nociva para el organismo en 100% de los casos.

Indicó que para ello debe dirigirse a Contraloría Sanitaria (1er. piso del Instituto de Salud Pública ISP, Paseo Meneses de Ciudad Bolívar), Casa de la Mujer (San Félix), Defensoría del Pueblo o Fiscalía.

Según el artículo 10 de la resolución, “se aplicarán sanciones civiles, penales y administrativas (…) a toda persona natural o jurídica, de Derecho Público o Privado que contravenga lo estipulado”.

En reiteradas oportunidades el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) a nivel nacional y el Instituto de Salud Pública en el estado Bolívar, han informado por todos los medios de comunicación la prohibición de esta sustancia; sin embargo, algunos centros privados y personas que se autodenominan “especialistas en la materia” hacen caso omiso.

La presidenta del ISP, Ana Morales, señaló que muchos de estos lugares no están registrados en el MPPS, no tienen permiso sanitario para tal fin porque está prohibido e incluso cuando colocan el biopolímero en el cuerpo ni siquiera toman en cuenta medidas de salubridad.

Hizo un llamado a evitar inyectarse estos productos en tanto que representan un riesgo para la salud por sus efectos colaterales graves, como infecciones, y en muchos casos irreversibles como amputaciones.

“Para no llamar la atención del paciente, quien va a inyectar la sustancia de relleno utiliza otros nombres como células expansivas, voluminizadores de glúteos, tonificadores de cara o glúteos inyectables, que no son más que biopolímeros y tienen el mismo efecto negativo a corto o largo plazo”, explicó la Directora de Contraloría Sanitaria.

“Estos delitos no deben quedar impunes, hay que denunciar. Si una persona desea mejorar su aspecto debe acudir a especialistas que cuenten con todos los permisos y registros por el Ministerio. Al final de todos los casos de complicaciones el paciente termina pagando cifras elevadas de dinero durante toda su vida para tratar de recuperar la salud que perdió”, manifestó.
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2825 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /contraloria/n221519.htmlCUS