Los servicios públicos, herramientas de bienestar para el pueblo: El Metro

Que sucede cuando nuestro pueblo, conformado de ciudadanos y ciudadanas hacen uso de los servicios públicos, en este caso particular El Metro, sistema de transporte masivo que une a nuestra bella ciudad, en casi todo los sentidos y que por diversas razones que expondré, son maltratados por el mal servicio y la falta de conciencia de algunos usuarios y usuarias en el manejo de las normas elementales de convivencia ciudadana.

El Metro, es por excelencia el servicio de transporte público, más rápido, más barato, más seguro, pero que por diversas razones, estos calificativos se nos escapan, cuando nos encontramos con algunos inconvenientes recurrentes:

- Demoras en horas pico o no, lo que redunda en alto flujo de personas en las diferentes estaciones, además de los infaltables empujones, discusiones acaloradas y el irrespeto al adulto mayor.
- Servicios de escaleras mécanicas dañadas (chacaito), lo que hace lento el proceso de despeje de las vías internas, así como la dificultad de desplazamiento para los usuarios y usuarias de la tercera edad o con alguna discapacidad.
- Personal de soporte en las estaciones, no dispuestos a resolver o ayudar para agilizar los embotellamientos, caso particular, escalera de acceso de los usuarios y usuarias que van de Plaza Venezuela a las Adjuntas, con los que van en dirección contraria, personal de seguridad o de soporte en horas pico, no están disponibles para los usuarios y usuarias en el lado de Plaza Venezuela vía a Palo Verde o están en modalidad de conversación amena entre compañeros.
- Vagones sin servicio de aire acondicionado. Que pasa con los nuevos vagones que se encuentran en las Adjuntas?. Van a formar parte del sistema o son piezas de la colección de un Museo que el Metro, tiene planeado construir?
- Estación Plaza Venezuela, línea 2, todo un sauna familiar sobre todo en horas de mayor afluencia.
- Mención aparte, para los conductores y conductoras del servicio, excelente profesionales al frente de los vagones, pero con dificultades en algunos casos de informar en forma clara y cordial, el arribo a las diferentes estaciones del sistema.
- Música en los vagones, con volumen alto y melodía de Kenny G de los años 80, actualicen a géneros musicales placenteros y relajantes y ajusten los decibeles a niveles apropiados, tal cual como lo especifica la norma.
- Buhoneros, caso Plaza Venezuela, Salida Sabana Grande, que se encuentran no solo en las escaleras externas de la estación, sino que muchas veces están dentro del pasillo interno, sin que el personal de seguridad actúe de manera eficiente en pro del bienestar de los ciudadanos y ciudadanas que transitan por esa áreas. Se incluye toda la basura que se genera por la actividad informal, sin contar la colaboración de los usuarios y usuarias que sin ningún tipo de reserva bota sus desperdicios en donde mejor considere en menoscabo de la pulcritud y del buen vivir.
- La publicidad desmesurada e invasiva en la Estación de Plaza Venezuela y en otras estaciones, Míster Musculo P&G, Movistar, Maggi, Pollo Arturo's, son un ejemplo. Le hacen falta recursos a nuestro sistema de transporte para financiar obra de infraestructura o pagos de cargas laborales?, seguro que NO¡¡¡¡¡¡. Entonces, por que no dejamos esos espacios,, para colocar pantallas interactivas que muestren campañas de concientización de usuarios y usuarias, referidas al uso de las papeleras (bote de tiquetes, desperdicios), respeto de las filas, dejar salir es entrar más rápido, etc., o micros que nos acerquen a nuestra ciudad, a nuestro valores, a nuestra conciencia social y política. Otro uso, sería para el arte, donde esos espacios jugarían un papel relevante para el lanzamiento de nuevos valores. Mención aparte son los anuncios gigantescos de Maggi, Pollo Arturo's y Dorito que atentan contra los mensajes: “Comer bien para vivir Bien”, “Contigo en la calle, nutriendo




conciencias” y todo el trabajo que vienen desarrollando, Misión alimentación, Instituto Nacional de Nutrición y otros organismos en pro de un pueblo sano y bien alimentado. Señores Metro, Hacemos por un lado y Deshacemos por el otro, revisemos las políticas de enlace y trabajo en conjunto con las instituciones en pro de alcanzar los objetivos del plan de la patria

Los usuarios y usuarias del servicio, tenemos un compromiso social con el sistema Metro, que se visualiza de diferentes ángulos:

- La cordialidad como instrumento de interacción dentro del sistema.
- Uso correcto de aparatos de sonido, que a pesar de los audífonos, las notas musicales se escuchan con un alto grado de molestia. También se dan diversas conversaciones entre dos o más personas, donde el interés de la misma solo debe suscribirse a esas usuarios y usuarias.
- Solidaridad de genero, no solo los caballeros son los usuarios que pueden en algún momento ceder su asiento, también las usuarias podrían fortalecer esta cualidad con las personas de su mismo genero o no. Otro grupo, importante de señalar son los jóvenes que algunas veces no se solidarizan con ningún usuario y usuaria que tenga necesidad de un asiento.
- Usuarios y usuarios y el uso a indiscriminado de los celulares y sus mensajes de texto. Conciencia¡¡¡, que el espacio es de todos y todas y no de un grupo que sin importar lo que vienen detrás se dedican a leer o enviar mensajes, impidiendo el acceso rápido a las diferentes áreas de las estaciones.
- Los caballeros con exceso de tragos, que en el mejor de los casos se acuestan en el vagón, tropiezan de manera involuntaria a los usuarios y usuarias o aquellos que trajeados de machismo, faltan el respeto a usuarias o a personas de la genero diversidad. Señores usuarios a moderar la toma de bebidas alcohólicas ó Personal del Metro a implementar la norma que impida la movilización de usuarios en esas condiciones y utilicen a los miembros de la Policia Nacional Bolivariana que en ciertos momentos se consiguen en plan “Dame tu pin“ o de Boyscouts un sábado en el Parque Alí Primera.
- Orden y respeto en las filas para acceder a los vagones, eso evita amontonamiento, empujones y ayuda a la salida adecuada de los usuarios y usuarias.
- Uso correcto de las papeleras, los tiquetes sin cupo de viaje, es necesario colocarlos en los cestas destinados para tal fin. Muchos usuarios y usuarios del sistema los dejan tirados en el torniquete o en el piso, a pesar de tener las papeleras a pocos metros.
- Así como cuidamos los bienes que tenemos en nuestros hogares, los usuarios y usuarias debemos utilizar la misma filosofía para los vagones o áreas del sistema. Algunas veces , se encuentran vagones rayados, con desperdicios de alimentos, personas que se sostienen de los alerones contiguo a las puertas y las despegan, etc. Es conveniente que las familias instruyan a sus miembros a la conservación, no solo del Sistema Metro, sino a todo aquello con lo que convivimos día a día, plazas, parques, red de transporte, calles, avenida, etc.

El trabajo serio y en conjunto entre el Metro y los usuarios y usuarios, definitivamente mejorará la calidad en el servicio, la calidad en nuestra vida cotidiana y otra no menos importante, que seremos participe de un cambio de conciencia, basado en el bienestar colectivo.

Sistema Metro te moviliza con calidad y cordialidad

*Ciudadano y Usuario del Metro


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 908 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /contraloria/a164355.htmlCUS