El Gran Negocio Automotriz...

”Cruda Realidad: El Gran Negocio Automotriz, La Lentitud, el Burocratismo y no se sabe que más andan campante en la revolución y no pasa aún nada concreto”

Desde que el Gobierno planteó el famoso Plan Venezuela Móvil y/o Plan Familiar de vehículos, donde un vehículo de agencia tipo Chevrolet Corsa rondaba los Bs.F. 7.000,oo y un Ford Fiesta Bs.F. 10.000; hoy unos años después este mismo vehículo Corsa Sincrónico 2011 ronda los Bs.F. 185.000,oo; el Ford Fiesta Sincrónico año 2012 Bs.F. 350.000 (Según Precios de la página www.tucarro.com). Ni hablar de los vehículos llamados Rústicos y/o Pick-Up, esos están por la nubes. Peor aún los precios de los concesionarios de vehículos nuevos.

Estamos conscientes de los planes del Gobierno en relación a los convenios e instalación de las Plantas de vehículos como una medida alternativa en contra de la especulación, eso esta en marcha y no puede negarse el avance en ese sentido. Pero, no podemos dejar a un gran sector que se cree “poderoso” y juega a la inestabilidad y al capitalismo desaforado que va en contra de todos los venezolanos. Muchos ven esto como un gran negocio y como no hay controles ni medidas legales bien sustentadas se aprovechan de las circunstancias y por eso ocurre toda esa situación aberrante de los precios.

Al Diputado Elvis Amoroso, le sugiero que las medidas vayan más rápido, no podemos esperar el primer semestre del año 2013 para aplicar la Ley; coño basta ya de tanta apatía y tanta lentitud con decisiones que deben ser urgente para poder frenar a los especuladores; desde que se consiguió en una Casa del Este del Este, de la Ciudad de Caracas, un lote de vehículos para engorde (todos conocen al personaje que especula pero da empleo), se dijo que se iba a luchar contra ese vicio, pero no ha pasado nada concreto legal para toda esa rosca del ramo automotriz. Entonces, que vamos a esperar, que nos sigan especulando. Como gobierno debemos aceptar que hemos sido incapaces de frenar a esos especuladores, esa es la realidad; se ríen de nosotros y de las políticas del gobierno. Eso da arrechera en estos tiempos de revolución. No podemos enfrascarnos a estas alturas que la oligarquía hace esto o lo otro; coño somos gobierno y hay que elaborar leyes urgentes y de aplicación rápida y evitar estas desviaciones.

El Diputado Amoroso dice: “Ningún registro y ninguna notaría podrá registrar una venta de un vehículo con un precio mayor al máximo sugerido”. Esto me parece lógico, pero recuerde que el venezolano “vivo” tratara de buscar la caída a esta situación: Ejemplo: La venta del vehículo es por Bs.F. 300.000 en el llamado mercado negro, pero en la notaria dice que debe ser Bs.F. 140.000. Entonces, el que quiere comprar le dice al que le vende, tranquilo que yo te pago en la notaria hasta Bs.F 140.000 y por fuera te doy la diferencia del precio para que me des el vehículo que te quiero comprar. La Ley tiene que ir blindada, con todos los controles para evitar situaciones como esa, para que el sector automotriz pueda ser verdaderamente saneado, depurado y que no sea un negocio especulativo. Es decir dejar sincerado los precios tanto de vehículos nuevos como viejos.



Alguien envió un artículo a Aporrea.org donde sugiere que una de las soluciones más sanas es la aplicación de la depreciación por año del vehículo para evitar la retención de vehículos en las fábricas y/o concesionarios. Esa propuesta hay que evaluarla bien y tomar en cuenta sí esa metodología es la más acertada, aunado a otras medidas adicionales bien estricta que permitan evitar esa escalada de precios. Parece que el único país donde se compra un vehículo hoy y en vez de depreciarse aumentan su valor es aquí en Venezuela. Basta con eso especuladores. Hasta cuando vamos a seguir llenando los bolsillos de esos especuladores.

Otras Comparaciones:

En Colombia ((ver pág. tucarro.com.Colombia y de Venezuela)

Ford Fiesta Sinc. 2012 en Colombia $ 34.500.000 al convertirlo a Bolívares Fuertes da Bs.F. 83.709,97. Pero en Venezuela esta en Bs.F. 350.000

Chevrolet Aveo Aut. 2012 en Colombia $ 28.500.000 al convertirlo a Bolívares Fuertes da Bs.F. 69.394,35. Pero en Venezuela esta en Bs.F. 335.000

Jeep Grand Cherokee Aut. 4x4 2012 en Colombia $ 119.990.000 al convertirlo a Bolívares Fuertes da Bs.F. 291.140,83. Pero en Venezuela esta en Bs.F. 1.350.000

¡QUE ABERRACIÓN!.

EN ARGENTINA: (Ver ventas de carros nuevos por Internet)

Chevrolet Aveo G3 Aut. 2012 en Argentina $ 100.320 al convertirlo a Bolívares Fuertes da Bs.F. 86.613,85. Pero en Venezuela esta en Bs.F. 335.000

Ford Fiesta Sinc. 2012 en Argentina $ 92.100 al convertirlo a Bolívares Fuertes da Bs.F. 79.516,91. Pero en Venezuela esta en Bs.F. 350.000.

Ford Eco Sport Sinc. 2012 en Argentina $ 150.050 al convertirlo a Bolívares Fuertes da Bs.F. 130.043,99. Pero en Venezuela una Ford Ecosport Sinc. 2008 esta en Bs.F. 300.000.



EN MEXICO: (Ver ventas de carros nuevos por Internet)

Chevrolet Aveo Aut. 2013 en México $ 201.000 al convertirlo a Bolívares Fuertes da Bs.F. 68.185,01. Pero en Venezuela esta en Bs.F. 335.000

Ford Fiesta Sinc. 2013 en México $ 272.900 al convertirlo a Bolívares Fuertes da Bs.F. 92.575,57. Pero en Venezuela esta en Bs.F. 350.000.

Ford Eco Sport Sinc. 2013 en México $ 324.600 al convertirlo a Bolívares Fuertes da Bs.F. 110.113,70. Pero en Venezuela una Ford Ecosport Sinc. 2008 esta en Bs.F. 300.000.



Surge el análisis y conclusión siguiente, en forma simple, sin entrar en profundidad, respetando siempre a quienes lo hacen de una manera muy licita y no llegan al nivel de especulación:

1.- Que la moneda venezolana esta simplemente superdevaluada y las distorsiones del mercado la vemos con estas simples comparaciones. Nuestra moneda no vale un coño y el control de cambio nos esta “matando”. Aquí, algún funcionario experto en la materia, tendría que explicar en detalle porque existen esas diferencias de precios de vehículos entre Venezuela, esos países y de otros de esta parte del continente. Hace falta una explicación al respecto.

2.- Que la especulación nace en las ensambladoras y concesionarias y es lo que se llamaría un “robo a mano armada” y hay grandes intereses que no son negociables y/o intocables. Aquí, algunas personas del ramo dicen que hay altos funcionarios en el negocio automotriz que no les conviene la regulación. Esto habría que revisarlo de verdad, determinando quienes son los dueños de tales negocios y a que grupos corporativos pertenecen.

3.- Que todos los involucrados en el ramo automotriz (Ensambladoras, Concesionarios, Talleres de Reparación, Ventas de Repuestos, etc) son unos grandes “ladrones” y simplemente especulan con los precios. Aquí es donde la Sundecop debe hacer un trabajo rápido y muy rápido en beneficio de un colectivo. Ejemplo si a su vehículo le van a cambiar, una pieza mecánica sencilla, en un concesionario, el costo de la mano de Obra es Bs. F 2.500, pero si Ud. va a un Taller “x” el costo de la mano de obra es Bs. F. 2.000 y si rebusca un poco más consigue un mecánico que se la cambia por Bs.F. 1.200. Es decir, aquí cada quien cobra lo que le da la gana. Es así de simple. Ah. la pieza mecánica según donde la compre sufre también varios tipos de precios. Todo esto debería estar regulado y nada más.

4.- LA SOLUCIÓN a simple vista: Elimino a todas las ensambladoras nacionales y que cierren en Venezuela por especuladores(no mas dólares para ellos), de todas las marcas e importo de Colombia, Argentina, México, o de otros países del Mercosur, que nos den buenos precios de vehículos e inundar el mercado nacional de vehículos nuevos y acabar con las roscas nacionales conjuntamente con una Ley que impida que el sector automotriz se convierta en un negocio especulativo. Paralelamente aperturar más convenios para que las fábricas de otras marcas se instalen en Venezuela estén en todos los Estados del País, dos o tres fábricas por estado.

Hasta ahora ningún funcionario del Seniat, Sundecop y/o expertos en la materia de importación y del área automotriz ha hecho un programa detallado, de varias horas de duración, exponiendo la situación real del sector, las ventajas y/o desventajas de fabricar en Venezuela, las ventajas y/o desventajas de las importaciones y en fin una solución de raíz para evitar la especulación de dicho sector.

El Seniat, Sundecop y cualquier otra institución deberían estar muy atentos con esta situación. Esperemos que el Proyecto de Ley a debatir en la Asamblea Nacional sea tan contundente que termine de controlar todo el sector automotriz tanto para vehículos Nuevos como viejos, así mismo la garantía y venta de repuesto de todo lo que se vende en Venezuela; y lo mejor sería que entre en vigencia lo más pronto posible. Esa es la respuesta que espera el pueblo venezolano. No hacerlo es ser cómplices de todo el “robo” que hacen a los venezolanos.

De nada vale el esfuerzo de la revolución en tratar de mantener controlada la inflación, si existen sectores productivos que no son controlados y manejan un monto importante de capital y se produce la especulación galopante. Resultado: se frena el avance de la revolución.

Patria, Socialismo, Viviremos y Venceremos estamos en el camino correcto y venciendo somos muchos.


[email protected]
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3156 veces.