El Mundo Al Revés en el IDEA

EL MUNDO AL REVÉS EN EL IDEA:

De lo necesario a lo absurdo. De lo cotidiano a lo extraordinario. De la verdad a la mentira. Del vencimiento a la derrota. De la vida a la muerte.


Una nueva forma de gobernar en instituciones del Estado ha quedado plasmada en la Fundación Instituto de Estudios Avanzados (IDEA), una de las dos instituciones de investigación y desarrollo de mayor prestigio a nivel nacional adscrita al Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación. Esta nueva forma de gobernar nace originalmente del profundo desconocimiento, la incapacidad de gerenciar y la ignorancia absoluta en materia de ciencia, tecnología e innovación que han tenido y tienen algunos directores de turno externos a la institución absurda y deliberadamente impuestos por el ministerio, tales como Miguel Ángel Contreras, actual Presidente del IDEA. Sin embargo, más allá de estas alarmantes (ha)debilidades (de)formativas, el milagroso secreto de esta nueva forma de gobernar es la tiranía y la maldad fusionada a un radical desapego de las buenas costumbres, principios y valores que contradicen profunda y moralmente la esencia de todo ser humano de bien, independientemente de su origen, tendencia religiosa, socioeconómica o política.

El estallido de luz de esta nueva forma de existir/gobernar, cual Paideia “inversa” de la época de los sofistas durante el siglo V en la antigua Grecia, la ha ilustrado magistralmente Miguel Ángel Contreras. Además de sus frecuentes “implosiones” de luz a lo largo de su gestión semi-presencial, austera, contra-natura-revolucionaria y gris, no fue sino hasta hace pocos días atrás cuando en la presentación de su Memoria y Cuenta 2012 que hiciera “providencialmente” a la comunidad del IDEA, además de no referirse en lo absoluto al desarrollo de las investigaciones que se realizan en la institución, lo cual es objeto vital de su existencia, fria y descaradamente se excusó diciéndole a los “idiotas de su cabeza” que los escasos logros alcanzados en casi un año de gestión se debían a los errores de las gestiones anteriores. Todo esto, obviamente, sin la más mínima vergüenza de que los presentes se pudieran dar cuenta de que los únicos/pocos logros alcanzados en su gestión se debían precisamente al trabajo, la visión y la determinación de las gestiones pasadas.

Desde el inicio, Miguel Ángel Contreras pactó una negra simbiosis mutualista con el Sindicato adeco, podrido e ilegal del IDEA, constituido por un minúsculo grupo de personas con la misma ética y mística al trabajo, a la vida y al espíritu que, como él, están acostumbrados a la desidia y al odio irracional y, en el mejor de los casos, lo que pueden llegar a hacer es mentir, difamar, calumniar y ultrajar cruelmente a personas que de manera responsable, honrada, comprometida y digna están haciendo su trabajo en la institución.

Esta mortal simbiosis basada en la mentira y la injuria ha dado como resultado que se disemine e instituya en las entrañas del IDEA una profunda inversión de criterios, percepciones y de valores, donde los trabajadores de bien (bautizados como pendejos desde el siglo pasado) pasaron a ser los villanos, mediocres, corruptos, reposeros y parásitos del Estado y, por el contrario, el Sindicato y los arribistas de turno (constituidos generalmente por el personal más mediocre, flojo y antichavista del IDEA) pasaron a ser los trabajadores con alto profesionalismo, desempeño y eficiencia, comprometidos con el país, honrados, moralmente justos, y de digno ejemplo a seguir por las futuras generaciones de venezolanos, nacido(a)s en (r)evolución, sobre todo en esta nueva etapa de eficiencia, rectificación, reestructuración, reorientación y consolidación de los procesos revolucionarios bolivarianos (¿?).

Mientras tanto, en estado de letargo, con una gran desmotivación por el abuso implacable de poder y el desdén de las autoridades, en el IDEA existe una comunidad científica con altos niveles de crítica, visionaria y proactiva, que se encuentra confundida, permitiendo, compartiendo y asumiendo la instauración de mentiras como verdades, en un silencio ensordecedor-aterrador. Al parecer, la instauración de mentiras como verdades que promueve la matriz(canalla) mediática parece ser más convincente que las palabras, las obras y las acciones de las personas de bien, y quienes han luchado dignamente toda su vida.

Platón en sus diálogos comentó sobre la inmortalidad del alma y el carácter cíclico de todos los procesos naturales. A pesar que el semi-ciclo entre la vida y la muerte se ejemplifica cotidianamente en nuestras vidas, aún se desconoce que ocurre en el semi-ciclo entre la muerte y la vida. Extrapolando lo anterior, se puede pensar que la etapa en la que lamentablemente se encuentra suspendida hoy el IDEA, "por cierto profundamente desconocida por muchos trabajadores y por el alto gobierno o conocida profundamente desde la mentira instituida como verdad y a la cual se le ha escuchado y rendido tributo en muchos casos"; sea parte del semi-ciclo institucional desconocido que transcurre entre su muerte y su vida.



Sin embargo, es absurdo renacer con una metástasis terminal en las entrañas del IDEA, pues su muerte estará anunciada. Además, el IDEA posee un fuerte componente genético que promueve ferozmente la proliferación de su propia y letal enfermedad. Esta fracción maligna que actualmente gobierna el organismo debe ser extirpada urgentemente antes concebirse una nueva Institución. Un proceso de re-estructuración institucional es imperante antes de su renacimiento, así como la designación de una gestión que realmente sea la más conveniente para el desarrollo institucional y su impacto en la sociedad venezolana. En este caso, contrariamente a la versión que promueve la canalla mediática, en el IDEA sí existen investigadores con la experiencia, el compromiso político, el mérito y el amor institucional para dirigir el organismo.

La instauración de mentiras como verdades, la inversión de valores, la calumnia y la injuria como nueva forma de gobernar en instituciones del Estado como el IDEA son propias de “el mundo al revés” y lógicamente la sustentan sólidas raíces: la ignorancia, la falta de valores, la maldad pura y la mediocridad humana. La pregunta es, si esta lamentable situación se seguirá permitiendo en el IDEA como se ha venido haciendo hasta ahora.

Finalmente, para contribuir con la sanación mental y espiritual de la institución, pienso adecuado la lectura del libro Patas Arribas de Eduardo Galeano (http://www.alames.org/documentos/galeanoescuela.pdf), que nos pudiera ayudar a nivelarnos, digerir y entender mejor la irónica situación que actualmente atraviesa el IDEA en su "mundo al revés". Al final del texto podrán encontrar algunas citas.


Armando Piña

Combatiente y militante



“El mundo al revés premia al revés: desprecia la honestidad, castiga el trabajo, recompensa la falta de escrúpulos y alimenta el canibalismo. Sus maestros calumnian la naturaleza: la injusticia, dicen, es la ley natural”

“Para explicar el éxito de sus negocios, John D. Rockefeller solía decir que la naturaleza recompensa a los más aptos y castiga a los inútiles; y más de un siglo después, muchos dueños del mundo siguen creyendo que Charles Darwin escribió sus libros para anunciarles la gloria”.

“¿Supervivencia de los más aptos?. La aptitud más útil para abrirse paso y sobrevivir, el killing instinct, el instinto asesino, es virtud humana cuando sirve para que las empresas grandes hagan la digestión de las empresas chicas y para que los países fuertes devoren a los países débiles, pero es prueba de bestialidad cuando cualquier pobre tipo sin trabajo sale a buscar comida con un cuchillo en la mano”.

“El mundo al revés nos entrena para ver al prójimo como una amenaza y no como una promesa, nos reduce a la soledad y nos consuela con drogas químicas y con amigos cibernéticos. Estamos condenados a morirnos de hambre, a morirnos de miedo o a morirnos de aburrimiento, si es que alguna bala perdida no nos abrevia la existencia”.

“¿Será esta libertad, la libertad de elegir entre esas desdichas amenazadas, nuestra única libertad posible? El mundo al revés nos enseña a padecer la realidad en lugar de cambiarla, a olvidar el pasado en lugar de escucharlo y a aceptar el futuro en lugar de imaginarlo: así practica el crimen, y así lo recomienda. En su escuela, escuela del crimen son obligatorias las clases de impotencia, amnesia y resignación”.

“El arte de engañar al prójimo, que los estafadores practican cazando incautos por las calles, llega a lo sublime cuando algunos políticos de éxito ejercitan su talento”.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2722 veces.