¿Será el Puño de Hierro Otra R?

En una reciente aparición en VTV, el Presidente mostró su puño golpeando la mesa para oficializar una nueva fase del proceso revolucionario, cuyo norte parece ser, una real aplicación de las 3R más 3R2 prometidas hace algún tiempo. Abre Chávez así, una importante fase del proceso con el objeto de acercar lo que se hace con lo que debería hacerse. Chávez pone el dedo sobre la llaga: ¿Habrá acompañamiento?

La apertura de esta fase comienza con dos casos que se observan fáciles para una correcta aplicación del puño de hierro. En esta ocasión, el Presidente habló de la “empresa” de helados coppelia con sus contratiempos para hacerse efectivamente una experiencia productiva del proceso y los aportes que había ofrecido para cubrir los problemas dejados por las lluvias en el municipio Montes (Cumanacoa) del estado Sucre.

Supongo, que como estamos hablando de eficiencia, nada más práctico, eficaz y eficiente que en el lapso de unos cincos días (que son bastantes) se disponga de un informe sencillo en los cuales esté debidamente argumentadas las responsabilidades y las decisiones que deberán tomarse para asegurarnos que lo del puño de hierro es cierto y estos dos casos pasan a ser emblemáticos en el desmontaje no del Estado Capitalista, sino en el Estado ineficiente e ineficaz. Si le damos un golpecito (pellizco) a este Estado ineficiente, auque el Estado capitalista siga imponente, se notara un avance importante y sentiremos que la deuda con las diferentes versiones de 3R comienza a saldarse.

En el caso de los recursos para atender los problemas generados por las lluvias en Cumanacoa, la situación resulta sencilla, pero es un caso para entender el alcance del puño. Hay un punto inicial, que se resume en la orden dada bajo la situación de emergencia. Una primera conclusión muy elemental, es reconocer que la orden no fue asumida como una emergencia, tal y como la dio el presidente porque los recursos no han llegado. En este punto, debe haber responsabilidades. Si es verdad lo del puó de hierro, a este alto nivel hay responsabilidades y decisiones que tomar.

En la ruta de bajar los recursos, hay otros puntos importantes que es necesario evaluar: ¿Se elaboró la orden de bajar los recursos? ¿Cuándo? ¿Cuantos días requirió la burocracia para elaborar esa orden? ¿Fueron muchos días? ¿Responsables de esta evidente tardanza en todo proceso burocrático de hacer llegar los recursos a Cumanacoa?

El caso de la “empresa” de helados Copellia, la situación es fácil pero la evaluación debe implicar muchas variables. El primer dilema: ¿Cómo es que un proyecto de empresa se concreta y no tiene garantizado los insumos? ¿Cuántos proyectistas tendremos como el profesional que formuló este proyecto de coppelia? ¿Cuántas coppelias estarán siendo financiadas por el Estado? ¿Qué tan necesario es un proyecto de helados? ¿Cuántas empresas como esta son, “estratégicamente” pensada desde la revolución?

Esperemos que haya decisiones y que este caso, no sirva para reeditar en la V República, la experiencia del famoso chinito pendejo que terminó preso por el atraco que políticos de alto vuelo realizaron en Recadi.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 1241 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /contraloria/a153928.htmlCUS