INAVI-Sede Maracay: Por donde la revolución no ha pasado y es lo más parecido a un museo de la corrupción de la cuarta

Entrar a aquella sede me recordó  mis tiempos en los que tuve que desempeñarme como  “Office-boy” (carajito lleva papeles) en una compañía aduanera en Puerto Cabello, gracias al cierre de un año del Pedagógico de Maracay, durante el primer gobierno del finado Rafael Caldera. 

Y es que entrar a esa sede del INAVI-Maracay, me transporto a la aduana de Puerto Cabello de aquellos tiempos, donde la corrupción campeaba por todas partes. 

Un batallón de “servidores públicos” en igual numero de escritorios que igual servían para hacer algo de trabajo administrativo y mucho para leer la prensa, comentarla, entablar una charla, comer un bocadito o el desayuno entero, revisar el catalogo de AVON, etc., mientras usted, con su carpetica, esperaba la disposición de algún o alguna de estos “servidores”, para hacer la diligencia que lo obligó a estar en aquella situación. 

Hoy en esa bendita sede del INAVI-Maracay, además de TODOS LOS ANTERIORES DISTRACTORES DE LA FUNCION ADMINISTRATIVA,  súmele lo único que medio le recuerda que estamos en pleno siglo XXI, LOS CELULARES Y LAS COMPUTADORAS, por supuesto, CON INTERNET. ¿O es que acaso no es casi obligatorio revisar a diario las fotos y comentarios de FACEBOOK? Siglo XXI, camarita. 

La vaina camarada es que usted observa por un lado un batallón de funcionarias y funcionarios con muy poco que hacer y solo muy contados lo abordan y lo orientan en el tramite al usted llegar a esa oficina.  

Por otro lado, solo cuatro personas con su correspondiente computadora atendiendo una larguisima cola de personas que se van a registrar para optar a una vivienda. ¿Mala distribución de personal? ¿Burocracia? 

Pero en un departamento en especial, en el de ESTADO DE CUENTA, pasó algo que habla mucho de la conciencia del servidor público:

Llego a este departamento luego de ser cordialmente atendido por una funcionaria quien envía allí,  mi expediente. 

Hay tres personas. Me atiende una funcionaria, luego de una breve espera por una tertulia derivada de algo que veía, junto a otra en INTERNET, y me da las orientaciones necesarias para el próximo paso. Al día siguiente vuelvo y no está, me indican: “está en una reunión”. Vuelvo al otro día y de nuevo: “está en una reunión”  

En vista de esto, le pregunté a los otros dos “funcionarios”: UNO QUE LEIA LA PRENSA Y OTRO QUE COMÍA EN SU ESCRITORIO, ¿solo ella puede atenderme?, respondiéndome que si, ya que “ella es la que lleva su caso”. 

Busque entonces a la funcionaria que me envió a ese departamento y le notifique el caso. Esta se dirigió al departamento de ESTADO DE CUENTA y parece que le llamó la atención a los funcionarios que allí estaban.  

¡CARAJO CAMARITA!... Cuando volví al departamento porque la funcionaria regresaba de la reunión, que parecía proseguir en el pasillo, A UNO DE LOS DOS FUNCIONARIOS SE LE SALIO LA CLASE, SE PUSO ANIMAL Y LEVANTANDO LA VOZ COMENZO A INSULTARNOS, A MI ESPOSA Y A MI. Nos  trató de chismosos, imagino que para el eso es la contraloría social. Dijo cuanta grosería se le ocurrió con una rabia inusitada. El otro lejos de apaciguarlo le daba la razón. 

¿Este energúmeno es un funcionario público revolucionario?, me preguntaba esperando que me permitiera  responder.

Tragando arena solo respondí: ¿donde carajo esta tu conciencia de servidor publico de una revolución? ¿Dije o no dije la verdad de lo que ocurría aquí?...  usted leyendo la prensa y el otro comiendo… ¿no me podían atender? 

La ira fue en aumento y salio gritando cuanta vaina se le ocurría evitando en todo caso una conversación decente.  

Al recién encargado de INAVI ARAGUA: gente como esta le hace mucho daño al proceso y a cualquier gestión que se proyecte ser exitosa.

 ¿Con que revolución se identifican esos funcionarios? INAVI siempre ha sido un reducto de adecos y copeyanos. Si esa actitud no es contrarrevolucionaria, ¿como carajo se llama?   

Es mas camarada, no se si la reacción de aquel “ser” fue, en parte, estimulada por la franela roja que yo portaba, nada alusiva al proceso, pero escuálido es escuálido y el color rojo le da comezón.  

Y es que si HAY ALGO QUE NO SE RESPIRA POR ESTA SEDE ES CONCIENCIA Y ACCIONAR REVOLUCIONARIO NI MUCHO MENOS SU IDENTIFICACIÓN CON EL LÍDER DE LA REVOLUCIÓN, SUS PRINCIPIOS, VALORES Y SUS SÍMBOLOS.  
 

¿Será por eso que no llevan uniforme y usted ve una vario pinta vestimenta, muy a la moda sobre todo de las damas: pantalones a la cadera, ombliguito afuera y mucha bisutería?  Es mas, no recuerdo claramente haber visto al personal con su carnet de identificación visible, por ello desconozco el nombre de aquel sujeto.

 Digo yo, vainas mías de puritano. 
 

"La revolución es algo que se lleva en el alma, no en la boca para vivir de ella."

 

                                                                                          Ernesto Che Guevara  

¡CLARO QUE VENCEREMOS!


[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7944 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US N /contraloria/a100689.htmlCUS