El contrabando de gasolina de Venezuela a Colombia mueve unos 270 millones de dólares al año

(AP) _ El robo de combustibles a un promedio de 305.000 galones diarios y el contrabando de gasolina proveniente de Venezuela a un promedio de 500.000 galones al día, se han convertido en los principales flagelos para la industria de hidrocarburos, informó el lunes la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol).

``El año pasado fueron hurtados gasolina y otros derivados del petróleo a través de perforaciones a los poliductos por valor de 106 millones de dólares y en los primeros siete meses del año el valor asciende ya a 58 millones de dólares'', dijo el vicepresidente de Transporte de Ecopetrol, Pedro Rosales, en conferencia de prensa.

Los autores del robo sistemático de combustible ``son principalmente grupos armados al margen de la ley --paramilitares y guerrilleros--, que tienen un negocio ilegal organizado'', manifestó el director nacional de Fiscalías, Justo Pastor Rodríguez, en la misma conferencia de prensa.

Agregó que una brigada especializada de la Fiscalía, apoyada por la fuerza pública y que cuenta con los instrumentos de una nueva ley que castiga hasta con diez años de cárcel a los autores del robo de combustibles, ha comenzado a reducir los índices de este delito.

Mientras hasta julio pasado el índice de extracción ilegal de combustibles fue de 287.000 galones diarios, en agosto bajó a 158.000, según estadísticas de Ecopetrol.

``Hasta el año pasado la ley era un tigre sin dientes, pues quienes se robaban el combustible rendían una declaración ante la justicia y quedaban libres'', dijo Rodríguez.

``Ahora --agregó-- no sólo van a la cárcel, sino que pierden todos los bienes utilizados para cometer este delito, como equipos de transporte, haciendas y viviendas en donde se oculta el combustible y las válvulas de extracción y hasta las estaciones de servicio en donde se vende la gasolina robada''.

El otro flagelo para la industria petrolera colombiana es el contrabando de gasolina proveniente de Venezuela, que se estima mueve unos 270 millones de dólares al año.

``El contrabando de gasolina es estimulado por el enorme diferencial de precios, a pesar de que en las zonas de fronteras la gasolina tiene precios reducidos'', explicó el vicepresidente de transporte de Ecopetrol.

En Colombia, un galón de cuatro litros de gasolina vale el equivalente de 1,48 dólares, mientras en Venezuela su precio es cinco veces inferior.

Para los contrabandistas el negocio se ha vuelto muy lucrativo debido a que el bolívar venezolano se devalúo alrededor de un 100% frente al peso colombiano en los últimos 12 meses.

``El contrabando de gasolina afecta principalmente los ingresos por impuestos y reduce el mercado de Ecopetrol en las zonas de la frontera con Venezuela'', explicó Rosales.

La ley aprobada el año pasado en el Congreso para combatir los delitos relacionados con el robo y el contrabando de combustibles, no penalizó a los pequeños comerciantes que distribuyen la gasolina ilegal en todas las ciudades de la frontera con Venezuela para evitar un conflicto social.

Solamente en Cúcuta, la principal ciudad de la frontera con Venezuela, las autoridades han estimado que más de 20.000 personas viven de la venta de la gasolina traída de contrabando desde Venezuela o robada en los poliductos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 28742 veces.


Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

VE N