Implementación del Sistema de Abastecimiento Territorial

Pérez Abad: “Los productos van a ir apareciendo en los anaqueles de manera regular"

El vicepresidente del Área Económica, Miguel Pérez Abad

El vicepresidente del Área Económica, Miguel Pérez Abad

Credito: web

13 de Mayo.- El Sistema de Abastecimiento Territorial implementado por el Gobierno Nacional permitirá incrementar los niveles de producción y optimizar el proceso de distribución para cubrir las necesidades de la población en materia de alimentos, medicamentos y productos de higiene personal; con ello, se combatirá la especulación, el bachaqueo, el acaparamiento y el contrabando de extracción en el país.

“Nuestro principal objetivo es mantener la paz social. Con este nuevo sistema, que es parte de la Agenda Económica Bolivariana, vamos a dirigir la economía productiva, para poder tener mayor producción, y disponibilidad de rubros a los precios en que deben comercializarse y en los lugares en donde deben estar”, expresó este viernes el vicepresidente del Área Económica, Miguel Pérez Abad, en entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Reiteró que la aplicación de este plan prevé el desarrollo de una estructura de costos reales, el estímulo a la producción nacional, el seguimiento y la corresponsabilidad de los actores que intervienen en la cadena de comercialización.

“El Estado brinda incentivos a la producción nacional, y una evaluación de los costos para evitar el desfase en los precios. También impulsamos la optimización de los niveles de abastecimiento al integrar al sector privado y al público, y que pone orden a los diferentes componentes de importación, almacenamiento, distribución y venta final de los productos”, manifestó.

Pérez Abad señaló que el Estado reconocerá la estructura de costos reales de las empresas, para asegurar la producción sostenida y el abastecimiento de los principales rubros que demandan las familias venezolanas.

“Hemos revisado los costos de producción y sus estructuras. Se ha sincerado y se han eliminado los elementos que no están justificados y que no estamos dispuesto a reconocer para evitar que sean trasladados al pueblo; y con esa estructura justa podremos ver cuánto van a producir las empresas”, explicó.

El análisis de las distintas estructuras de costos de las empresas y sus rubros contempló la acción conjunta de los Ministerios de Alimentación y Salud, junto con la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde).

“Este esfuerzo nos ha permitido tener una estructura de costos que es la adecuada, que es razonable, sencilla y objetivamente técnica, y en la que tomamos en cuenta los costos directos e indirectos, ya que el Ejecutivo garantiza la sustentabilidad y la producción sostenida de las empresas”, precisó el también ministro de Industrias y Comercio.

“Nadie puede producir a pérdida. Vamos a ser vigilantes de que las empresas cubran sus costos para que no se presenten fallas en la producción y por ende en la distribución, lo que se convierte en un elemento de guerra económica. El Estado reconoce las estructuras reales de costos, pero las empresas deben producir lo que es prioridad para el país, y lo que demanda el pueblo”, dijo.

Recordó que durante esta semana un grupo de empresas nacionales y transnacionales de los sectores alimentación, farmacéutico e higiene personal suscribieron un acuerdo con el Ejecutivo para incrementar sus niveles de producción.

“Estamos haciendo un esfuerzo y comprometiendo a los productores y los empresarios a invertir, a mantener e incrementar sus líneas de producción. Los estamos acompañando con créditos, asistencia técnica, financiamiento, con un fondo para las exportaciones, con la reducción de los trámites administrativos en más de 60% y con un diálogo productivo permanente”, destacó.

Recalcó que toda esta nueva política de producción y abastecimiento está coordinada con el poder popular organizado, a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), lo que garantiza su instrumentación.

“Los CLAP son instrumentos para llegarle directamente a la familia venezolana haciendo el mejor aprovechamiento posible de los recursos que tenemos, es decir, hacer más con menos, y esa experiencia la vamos a replicar con el sistema territorial”, subrayó.

Precios justos

Durante la entrevista con AVN, Pérez Abad indicó que el nuevo sistema prioriza 50 rubros esenciales. Algunos se expenderán a precios regulados por el Estado y otros se comercializarán de acuerdo a un monto fijado a través de la Ley de Costos y Precios Justos.

Informó que durante los próximos días la Sundde publicará a través de distintas providencias los nuevos precios de los productos básicos en los sectores alimentación, higiene personal y famacéuticos.

Son un estimado de 18 productos que tienen tiempo que no se ajustan. Entre los alimentos están el pollo, la leche en polvo, en lata y en bolsa; la carne de res, la harina de maíz precocida y una serie de medicamentos y artículos de higiene.

Sin embargo, resaltó que la formulación de los nuevos precios no afectará el poder de compra de las familias venezolanos, ya que estarán entre 50 y 100% por debajo de los que se transan en el mercado especulativo.

“En la práctica no va a afectar el nivel de compra de los venezolanos, los productos van a aparecer con un precio mayor (pero) que se aleja del que imponen los intermediarios”, aseveró.

No obstante, insistió en la necesidad de que los productores, distribuidores y comercializadores respeten los costos y precios justos definidos, para asegurar el incremento de la producción y la oferta en el mercado.

“Hay que velar por el cumplimiento de los precios y articulación entre quienes producen, distribuyen y venden , porque los productos llegan a precios justos para el bachaquero y no al pueblo, (…) y debemos extinguir la especulación como una forma de vida”, planteó el titular del área económica.

Acceso a los productos

Con la aplicación del sistema de abastecimiento territorial, el Ejecutivo prevé que en un lapso de seis meses se pueda estabilizar los niveles de producción y abastecimiento de los alimentos y rubros esenciales para el pueblo.

“Estamos seguros que podemos estabilizar el sistema de abastecimiento, lo que significa ponerle parches y corregir las fugas en el mecanismo de importación, almacenaje y distribución”, explicó Pérez Abad.

Sin embargo, se refirió a la necesidad de que el pueblo venezolano tome conciencia sobre la coyuntura económica que atraviesa el país, y promueva un nivel de consumo más racional, frente a un escenario de bajos precios del petróleo y guerra económica.

“Los productos van a ir apareciendo en los anaqueles de manera regular, por lo que no será necesario hacer compras exageradas”, planteó.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 13918 veces.

La fuente original de este documento es:
Agencia Venezolana de Noticias (AVN) (http://www.avn.info.ve)



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /actualidad/n290577.htmlC0http://NON-VEca = .