Colectivos luchan por detener Ecocidio por Explotación del "Arco Minero"

29 de marzo de 2016.-

Nota de Prensa

Ecologistas, ambientalistas y otros movimientos sociales en lucha por la tierra y el agua, organizados en asambleas populares debaten y hacen frente común ante la situación alarmante que va a generar la explotación del denominado "Arco Minero" y que conducirá a uno de los desastres ecológicos más grande de la historia en Venezuela.

Se trata de la concesión entregada por el gobierno nacional a varias transnacionales para explotar oro, coltán, bronce, diamantes y otros minerales ubicados en la Selva Amazónica en 117.000 kilómetros cuadrados (12%del territorio nacional), denominado el "arco minero"; sin tomar en cuenta las consecuencias nefastas de estas prácticas para con el entorno y su ecosistema.

En este sentido se convoca a la población a sensibilizarse con el tema y a participar a dos actividades en las que se conjugan la información sobre la coyuntura y la protesta en rechazo a la explotación de nuestras riquezas naturales:

  1. Foro Nacional con especialistas en la materia:

Esteban Mosonyi (Rector de la Universidad Indígena de Venezuela)

Ana Elisa Osorio (ex ministra del ambiente del presidente Chávez)

José Luis Rodríguez (miembro de Forja: Federación de Organizaciones y Juntas Ambientales).

Día Miércoles 30 de Marzo en la Sala de Conciertos del Unearte.

  1. Gran concentración, Jueves 31 de Marzo, 10:00 am, en la sede de PDVSA "La Campiña" para entregar un Manifiesto en rechazo a las medidas tomadas y exigiendo el cese de la concesión a las transnacionales mineras.

Cabe destacar que dichas acciones no tienen finalidad politiquera y no corresponden a NINGÚN PARTIDO POLÍTICO, se trata de colectivos organizados preocupados por la situación y en defensa de nuestras reservas de agua y la selva amazónica, así como también brindar solidaridad activa en apoyo a las comunidades indígenas directamente afectadas.

A continuación el Manifiesto:

Manifiesto del Poder Popular por la vida plena

¡SI A LA VIDA, NO A LA MINERÍA!

El pasado miércoles 24 de febrero el Gobierno Nacional activó el llamado Motor Minero como parte de sus acciones para, aparentemente, superar el rentismo petrolero y fortalecer el aparato productivo del país.

En un mundo donde crecen las desigualdades sociales, donde los territorios son militarizados, donde el hambre y la pobreza son estrategias para disminuir la población mundial y donde las condiciones que hacen posible la vida son cada vez menores, la decisión de activar el Arco Minero del Orinoco NO SUPERA el rentismo, NO FORTALECE el aparato productivo y NO RESUELVE los graves problemas de nuestros tiempos.

EL EXTRACTIVISMO ES LA PRIMERA FORMA DE CONVERSIÓN DE LA NATURALEZA EN MERCANCÍA, ES UNA GUERRA CONTRA LOS PUEBLOS QUE SOLO TRAE CAOS, DESOLACIÓN Y MUERTE: por cada gramo de oro extraído se utilizan entre 450 y 1.060 litros de agua. Si tomamos en cuenta las estimaciones de "producción" del Ministro Eulogio Del Pino, por cada 100 toneladas anuales de oro estarían utilizándose entre 45 mil y 106 mil millones de litros de agua. Es el equivalente a juntar, una tras otra, entre 18.000 y 42.400 piscinas olímpicas de aproximadamente 50 metros de largo y con un volumen de 2.500.000 litros de agua cada una. Y, sin embargo, ésta sigue siendo una cantidad inaprensible. EL AGUA QUE NOS NIEGAN, LA MINERÍA LA ENVENENA: sólo el 2% del oro extraído en el mundo se utiliza en tecnología. El resto es lujos y especulación bancaria. A estas consecuencias se le sumarían la gran cantidad de bosques deforestados, ecosistemas destruidos y especies animales y vegetales muertas. LA MINERÍA NO ES SOSTENIBLE.

Esto ya viene ocurriendo sistemáticamente al sur de África y en varios territorios ancestrales latinoamericanos, donde diferentes pueblos han sido víctimas de la devastación ambiental generada por empresas mineras transnacionales. En este sentido, nos solidarizamos con todas las luchas contra el extractivismo en distintas partes del mundo y nos oponemos a las estrategias de criminalización y represión de las mismas. En Venezuela la minería ha tenido efectos terribles en el Delta del Orinoco, en las adyacencias del Parque Canaima, en el río caura y en la sierra de perijá, por mencionar algunas zonas, afectando a los pueblos warao, pemón, sanema y yekwana y sus procesos de autodemarcación de territorios.

No podemos seguir defendiendo y proclamando nuestra meta de ser un "País Potencia" desde lógicas depredadoras que hipotecan la vida, contabilizando la naturaleza como reserva monetaria para cumplir con los pagos de deuda. ¿Es riqueza cobrar una renta extractiva sobre la base de la destrucción de la vida natural y social?¿DE QUÉ INDEPENDENCIA Y SOBERANÍA ESTAMOS HABLANDO SI NOS POSEEN Y DOMINAN LOS CAPITALES EXTRANJEROS INVERTIDOS EN 12% DEL TERRITORIO NACIONAL? ¿Cuáles son esas empresas y cuál es su prontuario? Ya las inversiones chinas, por ejemplo, nos han tenido atados a préstamos por petróleo en la Faja del Orinoco. NO QUEREMOS CANJE DE DEUDA POR NATURALEZA.

En estos momentos hay que pasar de la crítica al mal desarrollo, hacia el debate sobre las alternativas a éste. REQUERIMOS DE PROPUESTAS QUE DIFIERAN CON LA HEGEMONÍA DE LOS PAÍSES OPULENTOS, que ahuyenten a todos esas empresas que ansían nuestros minerales, y que reivindiquen y promuevan la producción nacional para la generación de bienes y servicios de consumo CONSCIENTE, eficiente y responsable, así como el fortalecimiento de la organización popular de prosumidores, garantizando redes de redes para el autoabastecimiento local de las comunidades.

Debemos profundizar el gran debate nacional para construir colectivamente AGENDAS DE TRANSICIONES AL POST-EXTRACTIVISMO, trascendiendo las lógicas capitalistas basadas en la expoliación de territorios y pueblos, que aniquilan historias, sentimientos y espiritualidades. En ese sentido, planteamos algunos puntos que consideramos transversales:

  • Optimizar nuestros actuales sistemas de prestación de energía (hidroeléctrica, termoeléctrica, gasífera, entre otras) de manera eficiente para lograr un real abastecimiento en nuestro país.
  • Disminuir nuestros patrones de producción y consumo, ya que siguen vinculados con la lógica del desarrollo capitalista. ¿Puede combatirse el imperialismo si nuestros modos de vida son igualmente imperiales?
  • Cumplir a cabalidad con los artículos 127, 128 y 129 de nuestra Constitución, así como con el Quinto Objetivo Histórico de nuestro Plan de la Patria, como base fundamental para la preservación de nuestra existencia y de la vida actual que nos acompaña, asumiendo la gran labor de velar por el respeto y protección de nuestro patrimonio. LA NATURALEZA ES NUESTRA PRINCIPAL RIQUEZA, AL IGUAL QUE LA RIQUEZA CULTURAL DE NUESTROS PUEBLOS, DE LOS SABERES POPULARES Y ANCESTRALES.
  • Asumir como política de Estado una economía decrecentista, basada en el cuidado mutuo y la reproducción de la vida, no en la generación de impactos positivos al PIB a costa de la destrucción de nuestro macizo guayanés, una de las bio-regiones más antiguas del planeta y una de las principales reservas de agua en todo el mundo.
  • Promover esquemas de reocupación territorial que disminuyan la alta densidad poblacional de nuestras ciudades, impulsando la agricultura en diversas escalas y estimulando actividades productivas comunitarias sostenibles al abolir impuestos a los más necesitados pechando a la banca nacional y a las grandes empresas, particularmente aquellas que generen devastaciones ambientales.

EXIGIMOS QUE SEAN REVOCADAS LAS CONCESIONES FIRMADAS CON LA GOLD RESERVE, LA CHINA CAMC ENGINEERING, EL YANKUANG GROUP Y OTRAS TRANSNACIONALES MINERAS. Reivindicamos la lucha histórica por la vida y para la vida. Sabemos que para las futuras generaciones es imprescindible el aire para respirar y el agua para beber. Se convierte en deber exigir, a los distintos proyectos político-partidistas en disputa en el país, así como a todos los seres humanos que poblamos este único planeta todavía habitable, tomar conciencia, reconocer y aprender de las formas de subsistencia armoniosas y respetuosas, basadas en el buen vivir de los pueblos, que resisten y luchan desde la cooperación, la solidaridad y la convivencia sana, por la paz y por la vida de los muchos mundos que habitan la cintura cósmica del Sur.

¡POR MUNDOS ECOLÓGICAMENTE SUSTENTABLES Y SOCIALMENTE JUSTOS!

¡NO MÁS TALADROS, EXCAVADORAS Y CIANURO!

¡QUEREMOS AIRE, AGUA, Y DIVERSIDAD!

¡SI A LA VIDA, NO A LA MINERÍA!

"Nuestras conciencias serán sacudidas por el hecho de solo estar contemplando la autodestrucción basada en la depredación capitalista, racista y patriarcal"

Berta Cáceres (lideresa indígena lenca, feminista y activista del medio ambiente hondureña. Asesinada impunemente)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7341 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas

Otras noticias sobre el tema Pueblos Indigenas


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Pueblos Indigenas

Otras noticias sobre el tema Ecología y Ecosocialismo


Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Ecología y Ecosocialismo

US Y ab = '0' /actualidad/n288079.htmlC0http://NON-VEca = .