Análisis Elecciones primarias en EEUU

El campo minado que deberá transitar Hillary Clinton para su nominación

El fenómeno Bernie "la piedra de tranca" en el camino de la Clinton a la Casa Blanca

El fenómeno Bernie "la piedra de tranca" en el camino de la Clinton a la Casa Blanca

Credito: Composición gráfica / Aporrea.org

 

 

28/03/2016.- (Exclusivo para Aporrea.org)  Hace apenas dos meses atrás, seguidores y la prensa estadunidense expresaban que Hillary Rodham Clinton seria la candidata segura por el partido demócrata (PD) para las elecciones generales de noviembre de este año. Por su puesto, su ventaja en las encuestas era una carta de crédito, ya que la ex-Secretaria de Estado, ostentaba 20 puntos (el 3 de enero); el cual hoy en cambio, se ha reducido a un 5%, y la tendencia muestra una caída libre para ella.

Pero la Clinton ha logrado capitalizar unos 1.266 delegados, electos en contiendas estatales, contra 1.038 de su "oponente" Bernie Sanders, el nuevo fenómeno de la política de este país, que se autodenomina Socialista-Demócrata; y quien ha sido senador independiente con plataforma de izquierda por el estado de Vermont durante los últimos 9 años. En el pasado y 18 años, ocupó un puesto como diputado en el congreso; además de ocupar el puesto de alcalde durante 7 años en la ciudad de Burlington, estado de Vermont.

 

El camino para ascender como candidato presidencial demócrata

Para obtener la candidatura oficial por el partido demócrata, Clinton o Sanders necesitan lograr 2.383 delegados.

Actualmente Clinton tiene adicionalmente 469 "súper delegados", los cuales no son electos en las contiendas estatales, sino pertenecen al sistema de escogencia "a dedo" por el partido.

Sanders en este caso, posee 29. Mientras Clinton necesita todavía aumentar su número a unos 1.117 delegados para las próximas contiendas estatales, esto sin contar con los "súper delegados" que se deberán sumar.

El número de delegados restantes en las contiendas futuras es de 1.889, por lo que Clinton necesita obtener un mínimo promedio del 59% de votos en cada contienda para automáticamente lograr su nominación como candidata oficial del partido demócrata.

Pero existe una última decisión, la cual estará bajo responsabilidad de "los súper delegados"; quienes pueden voltear la tortilla al final de su convención.

Aun a pesar de la ventaja electoral de la Clinton, soportado por un camión de dinero proveniente de las grandes corporaciones, empresarios y banqueros; la señora Clinton, tiene un camino muy difícil para lograr mantener casi un 60% en sus futuras contiendas estadales.

 

Veamos el camino a recorrer...

El mes de abril trae primarias en los estados de: Wisconsin, Wyoming, y los grandes del este como: Nueva York, Connecticut, Pennsylvania, Delaware, Maryland y Rhode Island.

En tanto podemos señalar que los estados más liberales y progresistas con tendencias "izquierdistas" son: Wisconsin, Wyoming y Rhode Island. En donde se espera que Sanders domine el escenario político, y en donde puede obtener un 60% de su delegados, especialmente se deben considerar los últimos dos estados.

Nueva York es un estado, con resultados cruciales para ambos candidatos; Debemos recordar que Hillary Clinton fue senadora por ese estado y Bernie Sanders es nativo de Brooklyn. Por lo que se vaticinan resultados muy parejos.

Luego tocará el turno del "Súper Martes del Noreste", con el resto de los estados en donde Sanders tiene mejor chance, como: Pennsylvania, Delaware y Connecticut, lugares en donde se concentra un importante número de -voto blanco- y quienes en el pasado han demostrado un gran apoyo al neoyorquino Sanders.

En cambio debemos señalar, que el voto afro-descendiente y latino en estas regiones se ha volcado aún más a la Clinton.

En cambio, en el estado de Maryland, vecino a la capital de los EEUU, Washington,D.C., posee una población afro-descendiente mayor. Pero las proyecciones no se ven optimistas para la Clinton; al tener que superar un 59% en los votos.

El mes de mayo se presenta favorable para Sanders, quien deberá superar las contiendas en los estados: West Virginia y Kentucky con una gran afluencia de voto blanco, y Oregon que es otro estado "muy liberal" similar a Washington.

En Indiana, las proyecciones prevén una contienda electoral "reñida" con resultados muy cerrados, como ocurrió en los "estados industriales" de Illinois y Michigan.

El mes de junio trae contiendas en "el estado asociado" de Puerto Rico, California, Nueva Jersey, Montana, Nuevo Mexico, las Dakotas y la capital Washington DC.

Se espera que la Clinton triunfe con cifras superiores al 59% en el "estado asociado" y Nuevo Mexico con amplia ventaja.

Estados como: Montana y las Dakotas serán los centros en donde Sanders podrá ganar con amplio margen, similar a los días pasados con más del 70%.

California y Nueva Jersey son los estados con elecciones el 7 de junio con mas delegados (601 en total) y en donde a pesar de ser estados "liberales y progresistas" existe una gran influencia de votos afro-descendientes y latinos. Sin embargo, en estos estados el ganador no se ve que pueda reunir más del 59% de los votos.

La última gran contienda es el próximo 14 de junio en la ciudad capital Washington D.C. con 20 delegados, y en donde el favorito a ganar, es Clinton, pero con números inferiores al 59% de los votos.

Como se puede observar, en nuestras proyecciones basadas en las votaciones de los otros 35 estados, en donde ya han ocurrido elecciones y basado en los aspectos demográficos y el comportamiento político en cada región o población, podemos deducir que es muy posible que Hillary Clinton no reúna la cuota de los 2.383 delegados para la convención demócrata de julio, sin contar "los súper delegados".

En tanto, Bernie Sanders plantea su estrategia en obligar un conteo cerrado de delegados elegidos por estados, lo cual conduzca a "los súper delegados" bajo presión direccionar sus preferencias.

Una situación similar, se presentó en el año 2008, en medio de la contienda electoral entre los "demócratas" Hillary Clinton y Barack Obama, cuando todos suponían un favoritismo sobre la Clinton, al final, cambiaron las preferencias, y la historia ya se conoce.

 

Sanders y sus temas progresistas ante el imperio financiero de su país

Sanders, sin embargo, ya ha logrado colocar en la mesa de discusiones políticas, temas sociales y reivindicativos para los menos favorecidos, lo cual le ha ganado una gran simpatía popular, con lo cual podría generar un profundo impacto real en la campaña electoral.

Muchos piden a gritos, que se debatan sobre los temas que Sanders está proponiendo desarrollar como futuro candidato demócrata. Sus líneas políticas son atender a la clase media y pobre, auspiciando el aumento del 100% del salario mínimo; incentivar una mayor cobertura del seguro médico para toda la ciudadanía; la eliminación de las matrículas universitarias; aplicar normas severas en contra de las grandes corporaciones bancarias y los empresarios financieros de "Wall Street", además de eliminar el financiamiento millonario por parte de los grupos económicos en las campañas electorales.

Lo que Sanders ha logrado, viniendo prácticamente de la nada, es notable y ha tenido una gran repercusión a nivel nacional e internacional, y sobre todo llevar al escenario político de la confrontación sobre la realidad social y económica a la señora Clinton. Una persona que por su estatus hubiese preferido concentrarse en atacar a los republicanos, con un mensaje moderado hacia "los centristas". En lugar, de recorrer un terreno con mayores riesgos para sus aspiraciones políticas, al tener que enfrentar realidades no atendidas por el actual "presidente demócrata". Se ha visto en el dilema de buscar más a la izquierda de su partido.

Sanders con sus victorias, así lo proyectamos, ha logrado un prominente sitial en la venidera convención del PD en Julio en la ciudad de Filadelfia, en donde también su plataforma política tendrá gran influencia sobre "la mesa del partido" esto con miras hacia las elecciones generales de noviembre.  Una plataforma mas progresista y liberal que todas las anteriores,  y que de seguro se hará mas liberal con la influencia de los jóvenes y mileniales quienes le han aportado un mayor auge a la campaña del "socialista demócrata" Bernie Sanders, y que de seguro según nuestras proyecciones continuarán brindando esa fortaleza para ganarse el aprecio de muchos ciudadanos progresistas y liberales, en un país con grandes dificultades como su geografía, el cual ahora se enfrenta a un giro modesto, pero real, hacia temas propios de los movimientos de izquierda, los cuales buscan reivindicar al ser humano, a las grandes masas populares sobre el capital.

EAH


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4876 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /actualidad/n288051.htmlC0http://NON-VEca = .