Trabajadores de empresas recuperadas trazan líneas de acción para aumentar niveles de producción

Trabajadores de empresas recuperadas

Trabajadores de empresas recuperadas

Caracas, febrero 1º - Trabajadores de 85 empresas básicas recuperadas por el Estado venezolano instalaron este lunes una serie de mesas de trabajo para exponer planes que permitan aumentar sus niveles de producción, y avanzar hacia la construcción del nuevo modelo económico, que propone la diversificación industrial como vía para superar el rentismo petrolero heredado de los Gobiernos de la IV República.

En esta jornada, denominada Encuentro Nacional de Trabajadores de las empresas socialistas, básicas y recuperadas, que se desarrolló en la sede del Instituto Nacional de Capacitación y Recreación de los Trabajadores (Incret), en Caracas, se discutieron líneas de acción inmediatas en el área de hidrocarburos, petroquimicos, telecomunicaciones, empaques, alfarería, cemento y medicamentos.

Las propuestas recogidas por los trabajadores y representantes sindicales serán plasmadas en un documento que posteriormente será elevado al Ejecutivo Nacional.

El coordinador general de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBST), Carlos López, indicó que de este encuentro saldrán las metas exactas de producción de cada empresa y se discutirá las posibilidades de exportación de aquellas industrias que estén en capacidad de hacerlo.

Refirió que el objetivo de este encuentro "no es para proponer planes a largo plazo ni para solicitar divisas", sino plantear acciones que permitan aumentar la producción con los equipos y la capacidad instalada que posee cada empresa.

Destacó que el reto planteado para las industrias del acero y aluminio es lograr satisfacer la demanda interna, para luego impulsar las exportaciones y generar nuevas fuentes de divisas.

Por su parte, Alquimedes Hidalgo, trabajador de Aluminios del Caroní (Alcasa), adscrita a la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), refirió que la fuerza laboral de esta empresa se encuentra desarrollando un proyecto de instalación de maquinarias para la transformación del aluminio.

"Vamos a tener la potencialidad no sólo de elevar nuestra producción, sino también para lograr cambiar el modelo económico del país. Los trabajadores de la CVG estamos comprometidos con el cambio del modelo económico", expresó en declaraciones a la prensa.

Sostuvo que la clase obrera quiere convertir a las empresas básicas de Guayana en grandes transformadoras de materia prima para satisfacer las necesidades del pueblo y generar nuevas fuentes de divisas. Adelantó que se están gestando inversiones importantes para el sector.

Mientras, Rafael Polanco, miembro del sindicato nacional de Industrias Diana, señaló que uno de los planes de la empresa es exportar aceite de girasol y de palma para traer nuevas fuentes de ingreso.

Recordó que en el 2008, cuando la empresa fue adquirida, solo se producía 1,2 toneladas litros de aceite al mes, cifra que aumentó a 7,5 toneladas litros.

En este contexto, Polanco acotó que una de las propuestas es distribuir los productos de Industrias Diana de forma directa a las comunidades "para así colaborar con el abastecimiento de este producto que es objeto del acaparamiento y la especulación".

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2478 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales



Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



US Y ab = '0' /actualidad/n285145.htmlC0http://NON-VEca = .