Venezuela produce mas del 70 % de los alimentos que consumen sus habiitantes

Gran Misión Agro Venezuela entregó financiamientos e instrumentos agrícolas en el Zulia

Gran Misión Agro Venezuela entregó financiamientos e instrumentos agrícolas en el Zulia

Credito: Elena González

  18 de agosto de 2012.“Actualmente, más de 16 millones y medio de venezolanos compran sus alimentos en los más de 22 mil 300 establecimientos de la Red Pública de Distribución de Alimentos, que incluyen: Mercales, Pdvales, Bicentenarios, Casas de Alimentación, Panaderías, Areperas, Bodegas Móviles, Comedores Populares”.

Esta información fue corroborada por Carlos Osorio, ministro del Poder Popular para la Alimentación, en una entrevista exclusiva para Venezuela ¡de verdad!, este viernes 17 de agosto.

Con cifras y estadísticas en la mano, el titular para la Alimentación demostró que el discurso del candidato de la derecha, Henrique Capriles Radonski, es un discurso mentiroso, engañoso.

Números contra la mentira

Osorio informó: en 1999, sólo el 51% de los alimentos que consumían los venezolanos eran producidos en el país; y el 49% eran importados.

Actualmente, más del 70% de los alimentos que se consumen en nuestro país proviene de la producción nacional primaria; y en el peor de los casos, sólo importamos el 30% de los alimentos. Esto quiere decir que, Venezuela ha disminuido las importaciones de alimentos en 39%. 

A esta reducción de las importaciones, se suma el hecho de que, en la Revolución, el consumo de alimentos ha aumentado en 81%.

¿Eso qué significa? Que si nosotros estuviéramos consumiendo la misma cantidad de alimentos que se consumía en 1999, estaríamos produciendo, no 70%, sino un 140%; en otras palabras, estaríamos respondiendo a la demanda interna en un 100%.

La irresponsabilidad de los gobiernos adecos y copeyanos

“Lamentablemente, durante todos los gobiernos del Puntofijismo, la distribución y el procesamiento de los alimentos estaban en manos del sector privado; un sector que manipulaba, que tenía libertad de hacer lo que le daba la gana con los alimentos, un sector privado que era el que hacía las evaluaciones alimentarias en Venezuela”.

“Los gobiernos adecos y copeyanos fueron tan irresponsables que ni siquiera llegaron asumir la responsabilidad de tener el tema alimentario como una prioridad del Estado, para lograr un desarrollo sustentable”.

“Para ellos (la burguesía), los alimentos son vistos como mercancía, no como productos para la satisfacción de una necesidad básica del ser humano”.

“De ahí que, en los años 2002 y 2003, los ricos pudieron realizar el paro con el que intentaron rendir al pueblo venezolano por el hambre: paralizaron todas las grandes procesadoras de alimentos, los supermercados y todas las redes de distribución de alimentos”.

Por eso, en 2003, nació la Misión Mercal —la semilla de inicio de la Red Pública de Distribución de Alimentos—. Después, nació Pdval y Bicentenario.

Mercal, Pdval y Bicentenario han vendido más 15 millones de toneladas de alimentos. Estamos hablando de un promedio anual de 3 millones de toneladas de alimentos, en los últimos años; equivalentes a 8 millones de kilos diarios de alimentos.

En el año 2011, la Red Pública de Distribución de Alimentos expendió 3 millones 759 mil toneladas. En 2012 (hasta el 31 de julio), vamos por el mismo ritmo: se ha vendido 1 millón 964 mil toneladas de alimentos. 

“Todas esas toneladas de alimentos distribuidas a través de la Red del Estado, antes, iban al metabolismo capital; ahora, van al metabolismo social: al desarrollo del ser humano”. 

“Para los opositores representantes directos de toda esa burguesía capitalista salvaje, la Red Pública de Distribución de Alimentos es un golpe en el hígado; porque, es una gran cantidad de recursos que, ahora, ellos están dejando de percibir”.

“Por esa razón, buscan, de manera desaforada y bajo cualquier tipo de manipulación, engañar al pueblo, suministrando cifras de importación y de producción falsas”.

Nuestro pueblo, hoy, está bien alimentado

La Revolución ha aumentado en 50% las calorías (energía alimentaria) disponibles para la adecuada nutrición de los venezolanos; y en 75%, el consumo de proteínas de origen animal.

Actualmente, Venezuela es el sexto país de Latinoamérica y el Caribe con más proteína animal disponible. Según cifras del Banco Central de Venezuela, el 97.3% de los venezolanos consume proteína animal y el 98% de los niños (as) toman leche, diariamente.

Y así, hemos aumentado en todos los productos: en arroz pulido (arroz para el consumo), 58%; en harina de maíz precocida, 47%; en carne de bovino, 115%; en pollo, 151%; en leche en polvo completa, 85%; en huevos, 49%; en aceite vegetal, 32%; en margarina, 38%; en caraotas, 81%; en hortalizas, 75%; en frutas, 89%.

¿Qué permite ese crecimiento general en el consumo de alimentos, superior al 81%? El acceso del pueblo venezolano al arroz, a las hortalizas, a la harina, a la carne, al pollo; en fin, a los rubros de la cesta básica.

Por ejemplo: antes, un venezolano se comía 11 kilos de pollo al año, ahora se come 43 kilos.

“¿Antes cuánta gente pobre podía comerse un bistec? Eso también hay que evaluarlo… ¡Preguntémosle al pueblo pobre si come carne actualmente!”.

“En la época del Puntofijismo, el pobre, e incluso gente de la clase media, no comía pernil, en tiempos decembrinos. En cambio, nosotros, en el año 2011, distribuimos más 10 mil toneladas de pernil; y este año, vamos a distribuir más de 15 mil toneladas de pernil; porque, estamos convencidos de que todo el pueblo tiene que acceder a los alimentos”.

“Nadie puede negar que el presidente Chávez ha hecho todo el esfuerzo necesario para aumentar la producción primaria… Lo que dice Capriles es falso. Si nuestro Gobierno hubiese quebrado la producción primaria, ¿por qué entre los productores primarios (de Portuguesa, Guárico, Apure, Lara, Barinas, Bolívar, Miranda…) los niveles de aceptación del presidente Chávez son superiores al 70%?”.

“Tampoco se puede negar que, la producción primaria es afectada por algunas condiciones naturales que se escapan de las manos de los humanos. En los años 2009 y 2010, en Venezuela, tuvimos unos niveles de sequía históricos. Para dar un ejemplo nada más: en el año 2010, la represa de Calabozo bajó tanto que sobrepasó los últimos niveles históricos del año1958”.

“En Estados Unidos, la producción primaria de los cereales bajó en un 30%, producto de la sequía. En México, también ocurrió lo mismo. Son condiciones naturales. Pero, aun así, el Gobierno de Venezuela, como gobierno responsable, está cumpliendo con garantizar los alimentos en los platos de los venezolanos”.

Una cultura irresponsable

“A nuestro pueblo, la cultura de alimentación diseñada por los Gobiernos puntofijistas, lo convirtieron en el segundo país consumidor de trigo en el mundo —sin tener nosotros las mínimas condiciones naturales, ni de tierra, para producir trigo”.

“Fue en los Gobiernos de los adecos y copeyanos cuando las grandes ciudades se llenaron de ranchos, producto de que los campos fueron abandonados, porque las políticas no estaban orientadas a desarrollar la agricultura”.

Un Gobierno revolucionario responsable

“Hoy, Venezuela obtiene, de la producción primaria nacional, más del 85% de los productos alimenticios que se están distribuyendo. Pero, si tenemos un período de sequía, ¿será que le decimos al pueblo que no hay alimentos? ¡¡Ah...!!, importamos lo que haga falta para que no falte la comida”.

El Gobierno del presidente Chávez, agarra el recurso petrolero —que, antes, se robaba la burguesía criolla y el Imperio— para realizar compensaciones que permitan traer la materia prima y que todos los venezolanos tengan acceso a los alimentos.

“Nosotros reconocemos que, en Venezuela, aún hay personas que viven en casas que no están en condiciones óptimas; pero, yo le puedo asegurar a todo el pueblo venezolano que, en esas casas, no pasan hambre; porque, quien no tiene una bodeguita de Mercal, cerca, tiene una Casa de Alimentación o tiene una Bodega Móvil o un Comedor Popular”.

Esta afirmación de Osorio se sustenta en las estadísticas del BVC que revelan que, el 96% de los hogares venezolanos realizan más de tres comidas al día.

Vieja historia burgués

Osorio refirió el hecho de que este viernes, 17 de agosto, salió la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) denunciando que el país ha retrocedido en la producción de alimentos; únicamente, porque el Gobierno no les ha aprobado (ni les aprobará) las vías de movilización para que ellos contrabandeen alimentos no regulados, en la frontera con Colombia.

En el mismo tono y volumen categórico con el que se expresó durante toda la entrevista, Osorio señaló: “En el año 2007, nació el Sistema Integral de Control Alimentario para equilibrar la distribución nacional de los alimentos. ¿Por qué? Porque, nosotros encontramos casos como éste: Empresas Polar enviaba a San Antonio del Táchira, la misma cantidad de alimentos que enviaba para el Área Metropolitana Caracas —sabiendo que, en San Antonio del Táchira, hay unos 70 mil habitantes; y que en la Gran Caracas, hay más de 5 millones de habitantes—. ¿Por qué Polar mandaba la misma cantidad? Porque, negociaba con los productos que se iban para Colombia: ¡el contrabando de extracción!”.

“Ésa es la verdad que oculta la burguesía: para ellos, los alimentos no son más que mercancía. Nuestro Gobierno promueve el comercio con Colombia; pero, un comercio sano —no un comercio especulativo, como ellos (la burguesía venezolana) quieren”.

“Esa misma cultura especulativa hace que haya gente en San Antonio del Táchira que va a comprar a Mercal, y después va en Cúcuta (a 50 metros, pasando la frontera)  y vende lo mismo que compró, a 100 bolívares, a 1000 bolívares”.

Por eso, es que el Gobierno nacional mantiene un seguimiento diario de todos los productos que se distribuyen en el territorio nacional, para acabar con esa deformación especulativa.

“En el año 2007, cuando se presentó la escasez de algunos alimentos revisábamos las plantas de procesamiento y éstas estaban trabajando a su máxima capacidad. El problema que teníamos era: la DISTRIBUCIÓN: porque los grandes comercializadores de alimentos se dedicaban a contrabandear. Por eso, creamos el Sistema Integral de Control Alimentario; ¡y entonces, hoy sale Cavidea diciendo que eliminemos el sistema!”.

Capriles, el candidato de la mentira

Según el ministro Osorio, Henrique Capriles Radonski es un mentiroso. Tan mentiroso que, además de manipular las cifras de producción e importación de alimentos en Venezuela, promete que va a mantener Mercal, Pdval y los Bicentenarios. 

“Si llegara a ganar el candidato de la derecha, la Red Pública de Distribución de Alimentos no duraría ni 15 días en pasar a manos del sector privado. Porque, justamente, el sistema con el que Capriles se solidariza es el especulativo: el sistema capitalista —el mismo que tenían los gobiernos adecos y copeyanos—. Antes, nuestro Instituto Nacional de Nutrición tenía oficinas en Polar, y Polar tenía oficinas en el Instituto Nacional de Nutrición; porque Polar era la que hacía los cálculos de consumo”. 

“La mayoría de los establecimientos de procesamiento y almacenaje de alimentos que construyeron los gobiernos adecos y copeyanos fueron regalados al sector privado; por eso fue que construyeron esos emporios. Ése es el país al que Capriles nos quiere llevar otra vez: que el pueblo venezolano se muera en la miseria y el hambre, y los ricos tengan más dinero cada día”.

El pasado al que quieren regresarnos

A nosotros no se nos puede olvidar lo que decían los periódicos de las últimas décadas de la IV República: “Con cubito y sopa de salchicha se alimentan nuestros niños”. No se nos puede olvidar que los niños venezolanos comían perrarina y bebían, de sus teteros, agua de arroz.

“Cuando uno evalúa el tema de la inseguridad, encuentra que la mayoría de los delincuentes, de hoy, son jóvenes que nacieron entre el 88 y el 94, los peores años de miseria y hambre en Venezuela… Esto está científicamente comprobado: si un niño, en sus primeros 7 años de vida, no tiene una alimentación proteica y calórica equilibrada, ya el niño no va a ser sólido desde el punto de vista intelectual, físico y mental. Por eso, hoy tenemos muchachos que originan la inseguridad. Ése es el resultado de la irresponsabilidad de los gobiernos adecos y copeyanos; ahí, está la secuela del Puntofijismo”.

“Por eso, el Gobierno Bolivariano hace todo el esfuerzo para proteger a los más necesitados. El Gobierno del presidente Chávez sabe que la única forma de lograr el desarrollo sustentable es asegurando una alimentación sana para nuestro pueblo”.

Al cierre de la entrevista, Osorio reiteró lo mismo que dijo al principio: “De esto puede estar seguro el pueblo venezolano: mientras tengamos Revolución, los Ministerios para la Agricultura y Tierras, la Alimentación y el Comercio seguiremos trabajando, responsablemente, para asegurar alimentos de calidad, a precios justos; y corregir las situaciones de desabastecimiento, especulación y distribución indiscriminada de alimentos”.

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 22077 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n212325.htmlCUS