De La Bandera pa' La Rinconada

En octubre arrancan obras de nuevo terminal de occidente

Espacios más amigables para la ciudadanía viajera

Espacios más amigables para la ciudadanía viajera

Credito: Archivo

Caracas, agosto 4 - Cuando un pasajero sale de la estación del Metro La Bandera, debe cruzar la avenida Nueva Granada, sorteando carros, porque no hay semáforo.

Con las maletas a cuestas, le corresponderá atravesar la isla de la vía y cuando por fin arriba a la acera, donde está ubicado el terminal La Bandera, transitará por una zona más calurosa de lo normal, cargada del humo negro que brota de los autobuses de las 76 líneas que allí conviven, y luego escalará una rampa con una elevación superior a la indicada para una buena movilidad del tránsito en estaciones de pasajeros.

“Es un caos”, aseguró el director general de Fundacaracas, Héctor Rangel, quien tiene medido el tiempo que dura el “padecimiento” de los usuarios de La Bandera: unos 30 minutos para transitar los 400 metros desde las afueras hasta el andén donde finalmente abordarán el autobús.

Este vía crucis terminará en 2014. Está previsto culminar en esta fecha el nuevo terminal terrestre de occidente, en La Rinconada, como lo anunció el presidente Hugo Chávez el pasado 26 de julio en acto celebrado en El Valle.

La idea es reducir el tiempo de interconexión y por lo tanto de viaje, ubicando en un solo espacio tres formas de transporte: Metro (estación La Rinconada), ferrocarril Caracas-Cúa y terminal de autobuses. Es decir, una “estación intermodal de transporte o intercambiador de transporte”.

“Esta es una operación de la Revolución, esta es una idea del Comandante Chávez de ubicar las estaciones del tren y del Metro en esta zona, y el próximo aporte es el autobús”, expresó Rangel.

La gente podrá llegar hasta La Rinconada en el Metro o en el ferrocarril, y a pocos pasos estará la estación de autobuses, o llegar en autobús desde occidente y tomar el tren o el metro.

“La Rinconada está ubicada en el acceso de la vía a occidente, seis kilómetros antes de La Bandera, lo que representa 45 minutos de viaje menos que el tiempo actual”.

Otro de los problemas que resolverá es la congestión vehicular ya que el nuevo terminal estará ubicado en las afueras de la ciudad. Además permitirá minimizar la polución ambiental y la contaminación sónica en El Valle y otras zonas aledañas, y la proliferación de terminales privados (unos 20 hasta ahora) con servicios precarios que caotizan aún más este sector cercano al centro de Caracas.

Aprovechando lo verde

Aunque aún no está concluido el diseño arquitectónico, está previsto que una plaza arborizada y “amable” para los usuarios interconecte los edificios de las estaciones de las tres modalidades de transporte, y que desde las salas de espera del terminal de buses se pueda admirar el espacio verde que rodea este sector de La Rinconada, muy cercano al embalse La Mariposa.

“Serían edificios muy integrados al paisaje. El nuevo terminal quedaría contiguo a las otras dos edificaciones (del Metro y el ferrocarril) y crearía un espacio común con el Hipódromo con patios, jardines y áreas comerciales. Una puerta verde para Caracas”.

Recordó Rangel que el conjunto La Rinconada tiene gran calidad arquitectónica y paisajística “por lo que tendremos áreas (dentro del terminal) que vean hacia esa zona”.

El diseño está a cargo del arquitecto inglés Richard Rogers, creador del Terminal de Barajas (España) y del Centro Pompidou de París, Francia, quien trabaja junto con un equipo de venezolanos.

Informó que La Bandera mide 23 mil 192 metros cuadrados y está concebido para 50 mil personas, pero actualmente, en temporada alta, pueden coparlo hasta 200 mil viajeros.

La nueva estación tendrá capacidad para albergar a 250 mil pasajeros y medirá el doble, 46.300 metros cuadrados, no el triple, como se requeriría para el número de usuarios.

Sin embargo, el director de Fundacaracas explicó que la idea es hacer “un uso más eficiente del espacio”.

Explicó que la proyección es que a futuro el viajero venezolano cuente con medios de transporte alternos al autobús. Es decir, que tenga mayor acceso a trenes a difentes partes del país y aviones, actualmente muy costosos para el grueso de la población.

Ahorro de energía

El diseño en “arquitectura sostenible” está concebido para climas tropicales con buen aprovechamiento de la luz solar, con caminerías abiertas, techadas y arborizadas que permitan el aprovechamiento del fresco natural y reduzcan al mínimo, el uso del aire acondicionado y la luz eléctrica.

El nuevo terminal estará ubicada frente a las graderías del Hipódromo, lo que permitirá la conexión rápida con las estaciones del Metro y del ferrocarril.

Además, está previsto construir un distribuidor vial para conectar la autopista Valle-Coche con el terminal y una vía perimetral que rodearía el estacionamiento del Poliedro, para el acceso de los autobuses hasta la estación de buses.

“Ninguna de estas vías impediría, por ejemplo, los eventos que se realizan en el estacionamiento del Poliedro”, expresó.

El terminal aprovecharía el amplio estacionamiento del Hipódromo, actualmente subutilizado, para el público que se traslade en carros particulares y en taxi.

Además se establecerán paradas “amplias y confortables”, dijo, para los carritos por puestos y para el abordaje de los pasajeros.

En octubre comienzan las obras

Los movimientos de tierra y las primeras demoliciones para las obras comenzarán en octubre de este año y los proyectos arquitectónicos y de ingeniería básica estarán listos en diciembre.

La obra está proyectada para una inversión de 500 millones de bolívares, cuyo primer tercio, es decir, unos 166 millones, ya está en trámite a través de un crédito adicional que debe ser aprobado por la Asamblea Nacional.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3696 veces.

La fuente original de este documento es:
YVKE Mundial (http://www.radiomundial.com.ve/yvke/)



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n211246.htmlCUS