Manipulación contrarrevolucionaria les lleva a arremeter contra Aporrea

Anonymous ataca la libre expresión del movimiento popular venezolano

Credito: Patria Grande

En los últimos días, la página de aporrea.org es blanco de ataques por parte de una organización denominada Anonymous, lo que se ha traducido en que nuestra página se “caiga” a diario.

Esta “organización” virtual se ha atribuido el “derecho” de hackear la página que en Venezuela es la ventana de las luchas populares. Somos millones de “anónimos”  los que hemos llevado adelante la la labor informativa y el debate de opiniones en esta página. Principalmente, porque Aporrea.org  nació, precisamente, en el seno de la organización popular (Asamblea Popular Revolucionaria), y fue adoptada como vocero de muchas otras formas de organización obrera, campesina, barrial... que surgieron después del golpe de Estado perpetrado por la derecha, esa que atenta contra nuestro proceso revolucionario, que no entiende de la autodeterminación de los pueblos y de la lucha por un mundo distinto, pero que lamentablemente, parece tener eco en algunos que se autodenominan progresistas y democráticos.

Los millones de anónimos del pueblo, efectivamente no tenemos espacio en los medios de comunicación tradicionales. Por una parte los medios opositores toman nuestras luchas como elemento para atacar al proceso revolucionario. Por el otro, tenemos los medios del Estado, que si bien no responden a una ideología de derecha, responden a una lógica que impone la burocracia. Es en ese marco que debemos ver la importancia de un espacio como Aporrea, en la que los trabajadores de base, en la que el movimiento popular, campesino, estudiantil e indígena visualizamos nuestras  luchas, nuestros aportes, nuestras críticas desde la izquierda, con el único objetivo de que nuestro proceso revolucionario se profundice cada día más.

Aporrea.org, es uno esos pocos medios de comunicación que tiene una actuación consecuentemente clasista, democrática, respetuosa de la unidad en la diversidad desde la izquierda, lo que se traduce en el apoyo irrestricto a todas nuestras luchas… esas luchas que libramos día a día contra el capital y su perversa lógica.

Anonymous, debe entender que el proceso venezolano no tiene nada que ver con las dictaduras. Afirmación sin sustentación alguna. ¿Cómo es que se atribuyen el derecho de cercenar la libertad de expresión desde el sabotaje a la libre expresión? Habría que decirle a los Anonymous que nosotros entendemos perfectamente lo que la libertad de expresión significa y cómo han actuado los regímenes dictatoriales en cuanto el tema; el caso más emblemático lo tenemos con la revolución que está en pleno desarrollo en Egipto y cómo el dictador Mubarack cerró todo acceso a Internet. Igualmente, lo pudimos vivir el 11 de abril cuando la derecha tradicional y lacayos del imperio nos negaron el derecho a la libre expresión y a la información cerrando nuestros medios de comunicación estatales y populares y que pretendieron imponer una dictadura que fue derrotada por este pueblo bolivariano que salió a la calle a derrotarlos y a rescatar a Chávez como el Presidente que libremente escogimos. ¿Es acaso eso, una muestra de que Chávez es dictador? ¿Será que no entienden la diferencia entre dictaduras y procesos democráticos?

A anonymous también le decimos, desde Aporrea.org, que sus caracterizaciones y sus acciones, sin tener conexión con las luchas de los pueblos, se asemejan a la lógica burocrática en la que sus conclusiones son las verdades y por eso toman acciones que nada tienen que ver con nuestras realidades ni con lo que es nuestra voluntad como pueblo.

Es tan pequeño-burguesa esta  decisión de atacar a Aporrea, que Anonymous no entiende que sabotear a Aporrea.org es negar la posibilidad a que las organizaciones de los trabajadores puedan visualizar sus luchas en contra de la explotación, el capitalismo y su ideología dominante a través de uno de los principales órganos de opinión e información de nuestro proceso revolucionario.Tampoco está entendiendo nuestra lucha por la demarcación del territorio indígena, ni por derrotar a las mafias terratenientes que atentan contra la soberanía alimentaria de nuestro pueblo y que practican el sicariato contra los luchadores campesinos, ni la lucha de los estudiantes en contra de un sistema educativo opresor y caduco. Son sólo algunos ejemplos de lo que hoy es una especie de “casta” que parece esconderse dentro de “Anonymous”, donde se agrupan algunos de los que nos pretenden boicotear.

A los miembros de Anonymous solo cabe decirles que su actuación es profundamente individualista, que solo les interesa su “luchita” aislada y en este caso, francamente equivocada… esa que dicen que es contra la "dictadura" en Venezuela. ¡Habría que estar en las luchas genuinas de este pueblo que adquirió el apellido de Bolivariano, precisamente desde el febrero de 1989 y que parió este proceso revolucionario que aún está vivo! Proyectan la conducta burguesa de quienes creen que todo se resuelve con acciones ajenas a la organización popular y manejadas de manera unilateral. Parten de una caracterización equivocada de este gobierno al que califican de "dictadura", desconocen la realidad de un proceso en marcha, que como proceso al fin, está lleno de contradicciones, de avances y de retrocesos. No tienen nada que ver con los que siendo consecuentemente revolucionarios y clasistas nos movilizamos y actuamos en el marco del apoyo al proceso para que avance, para que se profundice; los que luchamos contra el capitalismo y sus mecanismos de explotación y dominación, desde la vida misma de las comunidades, organizaciones y colectivos y no sólo desde el "ciberespacio" y detrás de la pantalla de una computadora, en el anonimato y quizás hasta con comodidad. ¡No tienen nada que ver con este pueblo que se levantó el 27 de febrero y decidió no volver jamás al pasado, los mismos que salimos el 13 de abril a decirle desde nuestras entrañas a la derecha que no aceptaríamos más dictaduras en este país!... Nosotros damos la cara, no la escondemos. Los que hoy están inhabilitados para hablar de democracia porque atentaron contra ella y contra este pueblo parecen haberles convencido de que nos ataquen; la derecha y el imperialismo se alegran y aplauden. "¡Gracias por los servicios!", pensarán. Con esta actitud Anonymous desconoce a la clase trabajadora y al movimiento popular que le salió al paso y derrotó el sabotaje petrolero burgués en diciembre de 2002 y enero del 2003, que apuntaba no sólo a derrocar a Chávez, sino que atentó contra el pueblo mismo,  dejándonos aproximadamente dos meses sin petróleo, sin alimentos, sin medicinas, sin gasolina…. ¡Pero con nuestra dignidad intacta para defender nuestra soberanía…!

A Anonymous le decimos que creemos en el internacionalismo revolucionario y que para ello debemos involucrarnos de manera directa con las experiencias de los pueblos y con sus procesos revolucionarios, que apunten al derribamiento del capitalismo. A Anonymous le preguntamos, ¿realmente, de qué lado creen que están al atacarnos? Según su actuación, en Venezuela están del lado del enemigo histórico: El capitalismo y sus clases opresoras, invasoras, hambreadoras de pueblos. A Anonymous le preguntamos si es correcto calificar a este gobierno de "dictador" y allanarle el paso a quienes  desconocen las decisiones del pueblo trabajador, a quienes han entregado este país en bandeja de plata al imperialismo yankee, los que a lo largo de la historia nos han torturado, asesinado y encarcelado y que hoy de manera desvergonzada salen a hablar de "democracia".

Pero además, Anonymous nisiquiera sabe distinguir entre el gobierno de Chávez y los medios alternativos del proceso revolucionario bolivariano, como Aporrea.org, y nos incluyen en su lista de objetivos de ataque como si fuésemos una página "oficial" del gobierno que, lejos de tener ese carácter, es autónoma y constituye uno de los más dinámicos centros del debate crítico sobre la revolución venezolana y sobre el propio gobierno de Chávez.

A Anonymous también tendríamos que decirle que esperamos que su conducta para con nosotros sea el producto de una mala caracterización del proceso venezolano y de los sujetos sociales que intervienen en él (grave y vergonzoso error) o de una visión simplista y superficial (irresponsable), que ojalá sean de alguna extraña tendencia de la izquierda, que esperamos que estén afectados pasajeramente por un malentendido o una manipulación, y contamos con que reflexionen, que discutan y debatan sobre lo que verdaderamente está pasando en Venezuela, sobre lo que significa Aporrea.org, sobre el significado y las consecuencias de lo que están haciendo, y no se pongan del lado del opresor, de los falsos "demócratas" venezolanos que por un lado condenan a Chávez y por el otro salen a protestar en las filas de la derecha con los que agitan banderas norteamericanas...  Y en ese sentido les invitamos a que dejen de ser “anonymous” y que actúen con su propio rostro, con el rostro de los luchadores, de los que sabemos que este mundo no tiene salida en el marco del capital, de los que no caemos en las maniobras y manipulaciones de sus operadores políticos. También esperamos que para despejar la duda sobre de qué lado están, se pronuncien públicamente con respecto a Aporrea.org y el proceso venezolano… y que hagan algo por reparar los inconvenientes causados. Si no, ya entenderemos de qué lado están; por lo tanto, les decimos que a Aporrea.org no la sabotearán, ni boicotearán tan fácilmente, porque no se están enfrentando con la derecha que cobardemente arremete en contra de los pueblos a través de la hegemonía imperial, sino que se están enfrentando a un medio de comunicación alternativo y democrático, obrero y popular, que tiene su estructura precisamente en las organizaciones de la clase trabajadora, del movimiento estudiantil, campesino y comunal, que todos los días y las horas de su vida se enfrenta y lucha a muerte en contra del capital y su ideología de derecha.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 14339 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas

US N /actualidad/n174872.htmlCUS