Cardiológico infantil ha atendido a más de 3.500 pacientes en tres años de creado

El Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano Dr. Gilberto Rodríguez Ochoa el mayor de su tipo en Latinoamérica

El Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano Dr. Gilberto Rodríguez Ochoa el mayor de su tipo en Latinoamérica

Credito: Francisco Batista

Caracas, 08 Ene. ABN.- En un poco más de tres años que lleva de funcionamiento, el Hospital Cardiológico Infantil Latinaomericano Dr. Gilberto Rodríguez Ochoa, en Venezuela, ha atendido a más de 3 mil 500 pacientes, tanto venezolanos como del resto de Latinoamérica e incluso de África, entre cirugías y hemodinamia, servicios que son totalmente gratuitos.

Para hacer un balance de la gestión de este centro asistencial, su directora, Isabel Iturria, ofreció una entrevista al espacio Agenda Abierta, de la televisora regional Telesur, transmitido este viernes.

En Venezuela nacen al año 5 mil niños con problemas de cardiología, por lo que la gestión que ha llevado a cabo este hospital ha sido fundamental para elevar la calidad de vida de los infantes venezolanos.

Iturria precisó que Venezuela pasó, en 1998, de 141 pacientes intervenidos al año en cardiopatías, en hospitales públicos, a más de 2 mil intervenciones entre hospitales públicos y el cardiológico infantil, al año, y específicamente en éste ultimo se realizan al año entre mil 100 y mil 200 intervenciones anualmente.

Iturria señaló que estas cifras representan una gran diferencia en cuanto a este problema de salud, en tanto que antes de 1998, al año, menos de 5% de los pacientes que requerían este tipo de intervenciones era lo que se atendía en hospitales públicos en Venezuela, “pero ahora llegamos a 100% de la totalidad de los casos de niños que nacen cada año con este tipo de patologías”.

En Venezuela existen, además, 18 centros de atención cardiovascular regionales, con el equipamiento adecuado para la detección de cardiopatías congénitas y al determinarse que es necesaria una intervención, el paciente es referido al cardiológico en Caracas, donde es operado o atendido mediante cateter, que son especies de pequeños tubos que van directamente al corazón, bien sea para cerrar algún orificio o para abrir válvulas y, luego, el paciente retorna a su lugar de origen, donde continúa sus controles médicos.

En el caso de pacientes provenientes del extranjero, en cada país hay un centro médico único, que es designado por el Ministerio del Poder Popular para la Salud venezolano, de donde se remite el informe médico del paciente, en la nación venezolana es estudiado y si se comprueba que el traslado del paciente es seguro para él, el Estado venezolano asume los gastos de su viaje para ser atendido en Venezuela.

“Esto forma parte de la política de Estado en salud, de solidaridad con otros países y en Venezuela se cumple este precepto como un derecho fundamental establecido en la Constitución, como es la salud gratuita para todos”, destacó la galena.

En el cardiológico infantil venezolano son atendidos pacientes provenientes de naciones como Ecuador, República Dominicana, Colombia, Perú, México, Nicaragua y Gambia, entre otras.

Historia

El Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano Dr. Gilberto Rodríguez Ochoa fue inaugurado el 20 de agosto de 2006 y fue construido con el objetivo de cubrir la gran demanda de pacientes entre 0 y 18 años de edad, con malformaciones cardíacas.

Está ubicado en la urbanización Juan Pablo II, en las adyacencias de Montalbán III, municipio Libertador, Caracas.

El hospital surge como expresión de la evolución del pensamiento humanista de la Revolución Bolivariana, que ha entendido que son la mujer y el hombre, viviendo en sociedad, el centro de todos sus afanes. Es, así, un paso importante en la construcción de un mundo mejor, un mundo donde la vida no sea una mercadería ni la salud dependa de los vaivenes del mercado.

En este sentido, el hospital también nace en el contexto de los valores y principios establecidos en la Constitución, al elevar la salud al rango de derecho fundamental y al consagrar la gratuidad, la oportunidad, la equidad, la accesibilidad y la universalidad como los cinco principios que son puestos en práctica en el Sistema Público Nacional de Salud, con financiamiento y ejecución del Estado, por medio de políticas de salud y de corresponsabilidad, siendo la comunidad el otro pilar clave en la construcción de ese derecho y la garante participativa, mediante las instancias de organización y de protagonismo popular.

El Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano Dr. Gilberto Rodríguez Ochoa ha logrado elevar una cifra de 141 pacientes con patologías cardíacas congénitas que antes se atendían al año en el país a más de 2 mil pacientes al año, un incremento superior a 500% en esta área de patologías cardiovasculares pediátricas.

Iturria informó que el centro asistencial igualmente cuenta con cursos de postgrados, tanto para venezolanos como para estudiantes latinoamericanos, en cardiología infantil, cirugía de cardiopatías congénitas, anestesia cardiovascular pediátrica, percusión, hemoterapia, para el manejo de los bancos de sangre, entre otros.

Información acerca de estos estudios está disponible en la página web del hospital: www.cardiológicoinfantil.gob.ve, sitio en el que también se dispone de una guía de orientación para padres con hijos con cardiopatías congénitas, de manera que tengan información sobre los servicios que ofrece el hospital.

Actualmente egresarán de estos postgrados dos estudiantes hondureños, que regresarán a su país como cardiológicos infantiles, nación donde sólo hay tres galenos en esta especialidad, Estado donde se duplican las oportunidades de atender a niños con cardiopatías, gracias al financiamiento y apoyo del Gobierno Bolivariano que asume los costos de estos estudios.

Asimismo, cursan en Venezuela estos postgardos estudiantes nicaragüenses, este mes inicia estudios un profesional colombiano, “es decir, brindamos también las oportunidades de seguir creciendo en al formación para poder responder a las necesidades en otros países en cuanto a cardiopatías congénitas”.

El Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano Dr. Gilberto Rodríguez Ochoa también cuenta con un banco de sangre, por lo que el llamado de Iturria fue a ser donadores voluntarios, que esto se convierta en una práctica cotidiana.

Sin embargo, hizo la salvedad de que el hospital cuenta más que todo con la voluntad de los caraqueños, ya que para las personas que viven en el interior del país el es más difícil trasladarse a la capital sólo para donar sangre.

“La sangre no es una mercancía sino una necesidad; depende de la solidaridad y el compromiso, de manera de poder dar vida a otros, con algo que podemos tener de sobra”, expresó.

La donación de sangre se puede hacer en el cardiológico infantil, de lunes a domingos, de 7:00 de la mañana a 7:00 de la noche.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6748 veces.

La fuente original de este documento es:
Agencia Bolivariana de Noticias (ABN) (http://www.abn.info.ve)



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales



Notas relacionadas


US N /actualidad/n156975.htmlCUS