Para superar crisis financiera mundial y sus efectos en la región

Cumbre de ONU y medidas regionales pide el ALBA

La Cumbre del ALBA pidió Asamblea de la ONU para enfrentar la crisis financiera

La Cumbre del ALBA pidió Asamblea de la ONU para enfrentar la crisis financiera

Credito: Prensa PDVSA

Prensa Presidencial (26.11.08) Buscar soluciones propias, medidas regionales para fortalecer las economías y solicitar una cumbre de Naciones Unidas donde todas los países aborden las alternativas a la crisis financiera mundial generada en Estados Unidos, fue el consenso en la Cumbre Extraordinaria de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, hizo el primer planteamiento en ese sentido al dar la bienvenida a los presidentes Daniel Ortega, de Nicaragua; Manuel Zelaya, de Honduras; Evo Morales, de Bolivia; Roosevelt Skerrit, de Dominica; Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba y al mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, quien asiste como invitado especial.

“Vamos a crear en el ALBA —es una propuesta— una zona monetaria (…). El Sur también existe, nosotros también existimos y vamos a tomar decisiones”, agregó el Presidente venezolano.

Planteamiento hondureño

Ya en la plenaria, el Presidente de Honduras, Manuel Zelaya Rosales, señaló que “los países del ALBA deben dar esa campanada internacional, y está muy bien la iniciativa de Venezuela de convocar a las Naciones Unidas”.

El mandatario hondureño consideró que la crisis financiera actual es “la más grave que ha tenido el mundo capitalista (…) después de la II Guerra Mundial”. Señaló que las instituciones surgidas tras esa conflagración, como las Naciones Unidas (ONU), el Consejo de Seguridad y la Organización Mundial del Comercio (OMC) cumplieron su función en un momento determinado, pero estimó que ahora esa arquitectura debe ser revisada.

“Este sistema ha colapsado”, alertó y dijo que es necesario redefinir las instituciones para superar “esta crisis internacional creada por la especulación del capitalismo mundial”. Insistió en que el nuevo orden que surja debe basar sus políticas en el desarrollo social y humano y no en la mercancía.

Se pronunció por ejemplo por crear un Consejo Monetario Mundial en lugar del actual Fondo Monetario Internacional (FMI) que “regule el sistema monetario, que está siendo totalmente manipulado”.

El Caribe

El vicepresidente del Consejo de Estado cubano hizo énfasis en el carácter estructural de la crisis del capitalismo y destacó el modelo del ALBA, de una “efectiva integración regional no basada en el lucro de mercado, no atrapada por la especulación financiera, no diseñada para que los países de menor desarrollo queden rezagados”.

Cabrisas colocó a la orden del ALBA la experiencia de Cuba, que ya colabora en la región en amplios programas con un nuevo concepto incluyente en los campos de educación y salud.

Por su parte, el Primer Ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, estimó que la crisis financiera va a ser mucho peor de lo que se estima en los meses que vienen, por lo que el ALBA debe enviar un mensaje al mundo de cómo responder para que los países de la región no se vean afectados.

Criticó la reunión del Grupo de los 20, la cual estimó no dio soluciones a los problemas, y se pronunció por tomar decisiones radicales, mencionando la posibilidad de creación de “nuestro propio banco dentro de la familia del ALBA”.

“Tenemos que proteger a nuestros pueblos contra el ataque vicioso de esas economías por el bien de nuestra sociedad”, dijo, acotando que si no se toman soluciones sustentables los grupos más vulnerables serán los más afectados.

Se pronunció igualmente por analizar la estructura de las instituciones como la ONU, el BM y el FMI para introducir en ellas una mayor representatividad, porque “no podemos dejar que el mundo lo controlen pocos, debemos asegurarnos de que el mundo entienda esto”.

Señaló que a nivel internacional se esperan del ALBA propuestas y soluciones y recordó los beneficios de la iniciativa de Petrocaribe, auspiciada por Venezuela.

“Muchas personas criticaron Petrocaribe, pero nosotros nunca pensamos que los precios iban a estar tan altos”, evocó.

Ideas del Altiplano

Por su parte, Evo Morales, presidente de Bolivia, afirmó que en las muchas reuniones de países que se han efectuado en las últimas semanas “de verdad no hemos escuchado alguna solución a los problemas de la desigualdad, de la injusticia social (…), el pueblo del mundo está a la espera de una esperanza, de cómo hacer frente a esta crisis financiera”.

Saludó la iniciativa de debatir estos problemas “de cara a los pueblos del mundo, no hay nada que ocultar si estamos buscando la igualdad, la defensa de la humanidad”, dijo al referirse al encuentro, transmitido por la televisión pública venezolana.

El líder indígena y Presidente boliviano cuestionó los fundamentos del capitalismo y estimó que la crisis ecológica que se avecina en el mundo será más grave que la crisis financiera.

“Hay dos caminos: estamos con el capitalismo o estamos con la vida, con la humanidad; porque el capitalismo para mí es sinónimo de la muerte. La muerte tiene un socio que es el capitalismo”, señaló Morales.

Coincidió en que “resolver la crisis financiera no está en manos de 20 países, es cuestión de las Naciones Unidas”, por lo que fue partidario de convocar a la organización.

Nueva Arquitectura Financiera

El invitado especial del ALBA, el presidente Rafael Correa, se pronuncio también por tomar medidas y destacó que en estos momentos “hay dos posturas: los que creen y quieren rescatar al FMI y al BM (…) y aquellos que creemos que es la oportunidad para construir algo nuevo diferente y mejor”.

Señaló que una nueva arquitectura financiera regional debe tener tres pilares: un banco de desarrollo regional, para fomentar el desarrollo de proyectos; un fondo de reservas regional y una coordinación monetaria que incluyan mecanismos de compensación de nuestro comercio interregional y una moneda única.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5393 veces.