La Crisis Energética Mundial: El Contexto Venezolano

¿Tenemos realmente una “Crisis Energética Mundial? ¿Hay una conexión histórica
global entre esta “crisis” y los dramáticos eventos sociales en Venezuela? y
¿por qué América Latina es una bomba de tiempo revolucionaria?
< style="font-weight: bold;"> Ya en junio 12 del 2002, en un articulo titulado
"La Crisis Energética Innecesaria: Cómo Resolverla Rápidamente", Thomas E.
Bearden, (...) el director de la asociación de distinguidos científicos
(norte)americanos (ADAS) y miembro de la fundación Alpha del Instituto para
Estudios Avanzados (AIAS), explicó la quintaesencia energética de la recesión,
depresión y crisis mundial actual. < style="font-weight: bold;">

Al fin y al cabo, hay que ver los problemas actuales de Venezuela, las guerras
de Afganistán e Irak, las políticas imperialistas de Rusia frente a los pueblos
de los Balcanes, los roles contrarrevolucionarios de Israel en el Medio-Oriente
y de Sudáfrica en el continente africano, dentro del contexto de esta “crisis”.
< style="font-weight: bold;">

Primeramente, un cuidadoso análisis histórico-político-económico de los procesos
revolucionarios de la acumulación de capital a escala mundial y de los
diferentes modos de producción en el planeta, revelaran que los bien conocidos
cambios dramáticos, dialécticos e intrasistémicos que han ocurrido, involucran
básicamente las transformaciones radicales de energía y de fuentes y recursos
tecnológicos. < style="font-weight: bold;">

Esto vale para todo proceso productivo, desde el hacha de piedra hasta la
computadora, desde el uso de la fuerza del hombre hasta la del caballo, hasta
los “extraterrestres” del Pentágono, hasta los “platillos voladores”
estadounidenses, saliendo de Los Alamos, propulsados por la energía y tecnología
de Tesla, ya conocidos y probablemente parcialmente empleados desde los fines
del siglo 19. < style="font-weight: bold;">

Históricamente, y como parte intrínseca del desarrollo igual, desigual y
combinado, el trabajo de esclavos chocó con el trabajo manual agrícola, el
último sobrevivió y luego – como resultado de la “Emancipación de los Esclavos”
y la “Revolución Industrial” – ambos fueron predominantemente reemplazados por
la producción industrial, por el trabajo moderno de fábrica. <
style="font-weight: bold;">

La industria textilera británica necesitaba lana, así que las ovejas obligaban a
los campesinos a abandonar sus tierras ancestrales, la producción de alimentos
disminuyó y leyes para vagos y maleantes eliminaron a los siervos desempleados,
es decir, destruyeron progresivamente los obsoletos recursos energéticos
agrícolas. < style="font-weight: bold;">
Hoy en día, como resultado de una “Revolución Global”, 6 billones de
trabajadores manuales industriales y agrícolas ya obsoletos, como fuerzas
productivas, como fuerzas energéticas, continuamente son eliminados del mercado
global. El llamado “trabajo intelectual”, la “propiedad intelectual”, el
“capital humano” o los “recursos globales sociales y naturales de la humanidad”
– por ejemplo la Amazonía – no sólo introducen el actual estado fascista de un
modo de destrucción global, sino también de un modo pos-productivo de
creatividad y creación aún posible, y por eso alimentan también las fuentes y
los recursos energéticos alternativos ya existentes, que podrían generar
posibilidades trans-revolucionarias y realidades emancipatorias. <
style="font-weight: bold;">

Esto es el fondo transhistórico en el cual hay que ubicar y ver la Revolución
Bolivariana, como parte de la punta del iceberg emancipatorio creativo – para
ella, es decir para los millones de pobres de América Latina, ser otra cosa,
ciertamente significaría regresión, estancamiento, vegetación, reforma y
auto-aniquilación. < style="font-weight: bold;">

Venezuela, como uno de los proveedores principales de los ya obsoletos recursos
energéticos a “largo plazo” que son el petróleo y el gas, se ve afectado
directamente por las “nuevas guerras” actuales, por el “modo mundial de
destrucción”; ahora, vamos a resumir lo que un experto en la materia, Thomas
Bearden advirtió, es decir, hasta dónde la “crisis energética” global afecta a
Venezuela y a América Latina, y el por qué de los permanentes ataques feroces,
globales y globalizados contra la Revolución Bolivariana. < style="font-weight:
bold;">

Ya en el año 2000, ¿qué fue lo que Bearden nos dijo respecto a la actual “crisis
energética mundial”? < style="font-weight: bold;">

“La crisis energética mundial ahora está motivando las economías de las
naciones. Actualmente existe una demanda creciente a nivel mundial por energía
eléctrica y transporte, la cual depende mucho de los combustibles fósiles,
especialmente del petróleo o sus derivados. Se espera que la resultante demanda
para el petróleo incrementa año tras año. Recientes aumentos agudos en algunas
áreas metropolitanas estadounidenses ya incluyeron la gasolina a un precio de
$2.50 por galón. Al mismo tiempo parece, que la disponibilidad mundial de
petróleo quizás tenía un máximo al comienzo del 2000, si uno toma en
consideración la supuesta inflación de reservas petroleras árabes reportadas.
Desde ahora parece que la disponibilidad de petróleo caerá continuamente,
primero lentamente pero después a paso más rápido.” < style="font-weight: bold;">

En cuanto a las “aproximadamente 160 naciones”, principalmente de Sudamérica,
Africa y Asia, que existen fuera de los grandes países metropolitanos, explicaba
su futuro inmediato: < style="font-weight: bold;">

“El traslado de la fabricación y la producción a muchas de estas naciones es un
traslado a naciones que en esencia son naciones de “trabajo de esclavos”, donde
los trabajadores tienen pocos o ningunos beneficios sociales, donde reciben
sueldos extremadamente bajos, donde trabajan horas largas y no tienen sindicatos
o derechos laborales. Los políticos regionales suelen ser fácilmente
corrompibles así que tampoco hay controles eficaces por parte de los gobiernos.
Esto ha resultado en un regreso de facto al capitalismo feudalista de una era
anterior, cuando se podían exprimir enormes ganancias a espaldas de los
trabajadores empobrecidos y los cheques y balances de los gobiernos eran nulos.”
< style="font-weight: bold;">

Bearden pronosticó minuciosamente el colapso actual de la economía global: <
style="font-weight: bold;">

“Bruscamente, pronosticamos esos factores – y otros ( ) no mencionados – que
están convergiendo a un colapso catastrófico de la economía mundial dentro de
aproximadamente 8 años. Como se está acercando el colapso de las economías
occidentales, se puede esperar una presión catastrófica sobre las 160 naciones
en desarrollo en la medida que las naciones desarrolladas se verán obligadas de
reducir dramáticamente sus pedidos.” < style="font-weight: bold;">

Por lo tanto ¿Cómo se encajan en este cuadro repugnante acciones tan
desesperadas como la de volar a las “Torres Gemelas” y la declaración de las
“Nuevas Guerras” contra Afganistán e Irak, incluyendo el sabotaje petrolero en
Venezuela? y ¿Quienes más son más desesperados? Ciertamente no son Corea del
Norte o Irán, sino en primer lugar la Administración de los EE.UU., con su cara
fascista Bush-Kerry, América Corporativa, pero también la “oposición en
Venezuela”, Carter, Gaviria y Gustavo Cisneros. < style="font-weight: bold;">

“La historia comprueba que naciones desesperadas toman acciones desesperadas.
Antes del colapso económico final, la presión sobre las naciones habrá aumentado
la intensidad y la cantidad de sus conflictos hasta un punto donde los arsenales
de las armas de destrucción masivas, que unas 25 naciones actualmente poseen,
van a ser empleados casi con seguridad absoluta. Como ejemplo nos imaginamos una
Corea del Norte muerta de hambre ( ), lanzando armas nucleares sobre Japón y
Corea del Sur, incluyendo fuerzas militares estadounidenses estacionados allí,
en una respuesta espasmódica y suicida.” < style="font-weight: bold;">

Más adelante explicó las razones capitalistas, corporativas y energéticas de la
instalación del actual “Cuarto Imperio”, y por qué los asuntos en juego son tan
urgentes para la sobrevivencia del actual “orden mundial” y para la “paz
mundial”. En otras palabras, indicó, por qué Irak y Afganistán necesitan “cambio
de régimen”, por qué Irán y Venezuela son los próximos en la lista, y por qué la
“concepción de la democracia” del Presidente Chávez está “anticuada”. <
style="font-weight: bold;">

“El gran Armageddon resultante destruirá la civilización como la conocemos, y
quizás una gran parte de la biosfera, por lo menos para muchas décadas. Mi
estimación personal es, que aproximadamente al comienzo de 2007, al curso
energético actual, vamos a haber alcanzado una probabilidad de 80% de este
escenario de la “destrucción final de la civilización misma” que puede ocurrir
en cualquier momento, lentamente aumentándose la probabilidad con el paso del
tiempo. Uno puede discutir sobre el tiempo exacto, mover las fechas por un año o
dos, pero la premisa básica y el marco general del tiempo quedan. No sólo
estamos enfrentando una crisis económica mundial sino también una crisis de
destrucción mundial.” < style="font-weight: bold;">

Bien, hemos pasado el año crítico de 2003 y nos espera lo siguiente: <
style="font-weight: bold;">

“La fecha del (año) 2003 parece ser el “punto crítico del no regreso” para la
supervivencia de la civilización como la hemos conocido. Llegando a este punto,
digamos en el 2005, no resolverá la crisis a tiempo, y el colapso de la economía
mundial igual que la destrucción de la civilización y la biosfera aún ocurrirán
casi con seguridad, incluso con las soluciones en mano. ...Esta propia amenaza
se está tejiendo temerosamente en nuestro futuro cercano, en gran parte gracias
a las crecientes e insoportables presiones que los precios del petróleo
causaron. Entonces, dentro de aproximadamente 7 años desde ahora, entraremos al
periodo de la amenaza de un Armageddon Final, salvo si hacemos algo muy, muy
rápido ahora, para resolver la ‘crisis actual de la energía eléctrica
proveniente del petróleo’ de una vez por todas”. < style="font-weight: bold;">

Claro que Thomas Bearden no es un socialista, sólo quiere lo mejor para la
América Corporativa. Así que, según él, ¿qué se requiere para resolver el
problema? Venezuela, escuche cuidadosamente lo que dijo: < style="font-weight:
bold;">

“Para evitar el inminente colapso de la economía mundial y/o la destrucción de
la civilización y de la biosfera, tenemos que sustituir suficiente de la
“energía eléctrica proveniente del petróleo”, principal causante de la crisis a
gran velocidad, y simultáneamente sustituir una parte significante del factor
“transporte a base de productos petroleros” también. ...En nombre de toda la
humanidad, ¡vamos a empezar! Si no, al finalizar esta primera década del nuevo
milenio no va a quedar mucho de la humanidad para ver la segunda.” <
style="font-weight: bold;">

Otras soluciones propuestas por Bearden se pueden leer en el documento
mencionado antes, sin embargo, según él, ya es demasiado tarde. No se habían
tomado verdaderas medidas para evitar la catástrofe global. <
style="font-weight: bold;">

De todos modos, la lutta continua, pero es importante de enfocar el verdadero
contexto histórico de la actual Revolución Bolivariana; ciertamente la solución
de los problemas no se encuentra ni en “fuera Chávez”, ni en “fuera la
oposición”. < style="font-weight: bold;">

Es precisamente esta situación global que ha producido la Revolución
Bolivariana, es su alma mater, su matriz emancipatoria. Tenemos que resolver
nuestros problemas inmediatos de corto plazo, pero hasta esos son dictados por
los procesos y desarrollos transhistóricos de largo plazo. Tenemos que armarnos
prácticamente, militarmente, teóricamente, filosóficamente y creativamente, es
decir, en total, tenemos que entrar en los horizontes de las esferas invisibles,
invencibles, invulnerables y emancipatorias. < style="font-weight: bold;">

Por ahora, definitivamente la Revolución Bolivariana es un excelente y notable
paradigma emancipatorio: ¡Hasta la Victoria Siempre! ¡A Paso de Vencedores!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 28335 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Franz J.T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a9816.htmlCUS