Misión Vuelvan Caras, una estrategia de desarrollo nacional

“Para poder construir un futuro viable, los países deben tener dentro y para ellos mismos la capacidad de producir y administrar conocimiento y capitalizar experiencias relevantes que les permitan elaborar sus propios programas”. Hacia una cultura Global de Paz, UNESCO. Manila, Las Filipinas, Noviembre de 1995.

Durante el desarrollo de la III Cumbre de la Deuda Social celebrada en Caracas, se dedicó un espacio importante para compartir los objetivos y logros de las misiones sociales y económicas emprendidas por el Gobierno Nacional con los países de Latinoamérica y el Caribe, presentando una muestra especial de las experiencias obtenidas a partir de la implementación de un modelo constitucional basado en el desarrollo humano, endógeno y sostenible.

El profesor Carlos Lanz, sociólogo e ideólogo de la Misión, explicó que Vuelvan Caras tiene el propósito esencial de cambiar el modelo económico, social, político y cultural, que ha producido exclusión y miseria en el país, y debe funcionar con el establecimiento de núcleos de apoyo y cooperativismo.

Según Lanz, quien es asesor del eje educacional de la Comisión Presidencial de Vuelvan Caras, las iniciativas gubernamentales se enmarcan dentro del Modelo de núcleos endógenos de desarrollo, que se constituye a través de una red de unidades productivas tales como empresas familiares, microempresas, y unidades cooperativas.

Igualmente, Dilia Gómez, integrante de la Misión, manifestó que las experiencias de desarrollo endógeno se contemplan como una nueva forma de afrontar los problemas que afectan a las comunidades, que se hace realidad fuera de las instituciones y pasa a manos del pueblo, lo que obliga a la organización corporativa y comunal, que resultan tareas titánicas si se conciben solo en las instituciones del Estado.

El modelo de desarrollo endógeno, humano y sostenible

El concepto de desarrollo endógeno, humano y sostenible deviene en el compendio de todos los derechos humanos fundamentales, si se le asume como el derecho de cada persona de participar y contribuir a un desarrollo pleno que reconcilie al hombre consigo mismo, con la sociedad, con su entorno y con las futuras generaciones.

El desarrollo humano permite ampliar las oportunidades de las personas para hacer que el crecimiento del país sea más democrático y participativo, evidenciándose en el acceso al ingreso y al empleo, a la educación y a la salud, en un entorno limpio y seguro. Es fundamental la participación activa de la ciudadanía en las decisiones comunitarias, lo que permitirá el disfrute de la libertad humana, económica y política.

El desarrollo endógeno tiene que ver con el proceso de crecimiento económico y cambio estructural, protagonizado por la comunidad gracias a las oportunidades que ofrece el Estado. Los ciudadanos utilizan su potencia y recursos territoriales para promover el progreso permanente de la región y de cada persona en ella.

Sin embargo, el concepto de desarrollo endógeno contempla un cambio del sistema productivo del país para que cada región sea capaz de transformar sus recursos naturales en bienes y servicios que multipliquen el empleo y el bienestar social, lo que garantiza la calidad de vida para las personas y el medio ambiente.

El Ministro de Comunicación e Información, Ingeniero Jesse Chacón, ofreció declaraciones indicando que “el concepto de desarrollo endógeno no es nuevo, ya fue trabajado y discutido dentro de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en la década de los 80, antes de que se impusiera el modelo de pensamiento único y el neoliberalismo como práctica económica en el mundo”.

Por su parte, el desarrollo sostenible satisface las necesidades del presente sin menoscabar las capacidades de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades, y se habla de la renovación en el tiempo de los recursos. Significa que en la concepción del desarrollo están presentes la dimensión humana y la preocupación ambiental, la necesidad de lograr equilibrio entre el desarrollo y la preservación de la calidad de la vida y de los recursos naturales. Para ello, es fundamental que el desarrollo esté relacionado con la cultura de cada pueblo y que se diferencie de acuerdo con las características de diversos grupos étnicos y culturales.

El desarrollo sostenible ha sido incluido entre los llamados «derechos humanos de tercera generación». Se habla así del «derecho al desarrollo sostenible» como uno de los derechos humanos fundamentales del siglo XXI. Este derecho implica el derecho de todo ser humano y de todos los pueblos a una existencia digna en un medio ambiente sano, lo cual se resume en el derecho a la calidad de la vida y el bienestar.

El verdadero desarrollo tiene que partir del respeto y la promoción de la cultura. Si la cultura y el desarrollo no marchan en la misma dirección, ambos se condenan mutuamente al fracaso. El desarrollo debe estar anclado en la cultura de cada pueblo y diferenciarse de acuerdo con las características de los diversos grupos étnicos y culturales.

Implementación de Vuelvan Caras

La implementación de la Misión Vuelvan Caras se realiza mediante el establecimiento de unidades económicas, conocidas como Núcleos de Desarrollo Endógeno, que tienen como fin la formación de cadenas productivas que promueven la organización social y la capacitación de las personas en diferentes áreas.

Estos núcleos de desarrollo son impulsados por la comunidad, y se forman de acuerdo a las condiciones y necesidades de la zona, otorgándole el poder al pueblo para que los ciudadanos desarrollen sus propias empresas.

Dentro de una región pueden existir muchos núcleos de desarrollo, que al unirse forman una cadena económica. Cada núcleo aprovecha diferentes recursos, bien sea en las áreas agrícola, agropecuaria, turística, industrial, petrolera entre otras. Una vez que estos núcleos se interrelacionan entre sí, las regiones comienzan a desarrollarse a partir de sus propios recursos naturales y de la mano de obra calificada de sus habitantes.

El efecto Gota de Agua

Este es uno de los principios que fundamenta la Misión, donde la interrelación de la sociedad se articula con el entorno, que es el llamado efecto gota de agua. Los rasgos fundamentales de los Núcleos Endógenos de Desarrollo, indican que es primordial la interacción de los núcleos, y su posterior expansión, que es como una “gota de agua” cuando cae en un recipiente, cuando su onda va abarcando a las zonas aledañas como un “círculo virtuoso”.

Estrategias de desarrollo y el modelo productivo

La estrategia primordial es educación y trabajo. La capacitación permite elevar la calidad del trabajo. El aprendizaje es continuo para enfrentar la problemática que pueda haber en cada frente. Se parte de un concepto socio político, basado en los principios bolivarianos como son la democracia participativa, inclusión social y desarrollo productivo. Es una modernización del aparato productivo, no departamental que lucha contra la burocracia.

Vuelvan Caras viene a ser un espacio donde se hace realidad la Constitución y se ponen en práctica los cinco ejes del Plan de la Nación, ya que hay justicia social, inclusión, revolución productiva, democratización y se promueve la integración de los pueblos.

“El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución.

La educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar dichos fines”.


Artículo 3 Constitución de la República Bolivariana de Venezuela


Ejes de desarrollo y frentes de batalla

La Misión se fundamenta en tres ejes:

• Educación/trabajo: capacitación.
• Ciencia y tecnología: elemento dinamizador del desarrollo, contemplado en la Constitución.
• Comunicación: espacio de difusión colectiva para compartir conocimientos.

Igualmente, se desarrolla en cinco frentes estratégicos, que son las áreas de producción, con características específicas, que pueden interactuar entre sí. Estos son:

• Frente agrícola: es el que posee la capacidad de generar más puestos de trabajo. Por eso es importante volver al campo para garantizar la seguridad alimentaria.
• Frente industrial: máxima industrialización de las industrias Básicas para mejorar sus costos y así su rendimiento en los ingresos por percibir Se Utilizarán los parques industriales ya existente para reactivarlos en función de la nueva producción que se generará.
• Frente servicios: combatir la escasez de servicios.
• Frente infraestructura: grandes, medianos y pequeños proyectos que permitirán mejorar los servicios.
• Frente turístico: Busca desarrollar todos los escenarios naturales manteniendo los lineamientos ecológicos que están contemplados en la Constitución Bolivariana de Venezuela y en la Ley Orgánica del Turismo

Esta nota ha sido leída aproximadamente 21770 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas

US Y /actualidad/a8497.htmlCUS