El Sambil de La Candelaria: Una solución amigable

PRIMERA OPCIÓN: expropiarlo formalmente y claro, tal como dice la ley, pagarle su vaina a los dueños. Aquí en Venezuela se le respeta sus derechos a todos por igual, incluyendo constructores explotadores, especuladores y usureros.   

SEGUNDA OPCIÓN (mi favorita): sería IMPLOTARLO por medio de una demolición controlada, así, tipo NEW YORK, tipo 11 de septiembre de 2001, cuando los halcones neoconservadores del gobierno de Bush hicieron lo propio con sus torres gemelas (pero obviamente en nuestro caso, sin la posterior agenda oculta genocida e invasión y saqueo subsiguiente).  

Esta deliciosa opción, en tiempos de agonía global del capitalismo, le cae al Gobierno Bolivariano como anillo al dedo: el capitalismo mundial está pidiendo pista, toda esta “crisis” no es más que otro dramón montado por las élites imperiales para terminar de chupar lo poco que le queda al pueblo de esa “República Aérea” llamada EEUU. Utilizan la obvia inviabilidad del sistema para simular una crisis “externa” al sistema mismo. 

En criollo: los gringos montaron tremendo PAQUETE CHILENO, tal como han hecho con el USS Mississippi, Pearl Harbour, WTC y ahora, esto. ¡Orwell se debe estar retorciendo en su tumba!  

Pero en fin, volviendo a lo nuestro, el tema de la IMPLOSIÓN sería una oportunidad dorada para que los Bolivarianos le cobremos una al capitalismo. Es el momento, ¡hay que patearlo mientras está en el piso!   

Lo propongo así:  

1. Se prepara la cosa para que la IMPLOSIÓN del Sambil La Candelaria se realice el 19 de abril de 2010, fecha histórica y representativa por cumplirse 200 años de la Proclama de la Independencia de Venezuela. También sería simbólico de nuestra independencia al consumismo capitalista.  

2. Previo a los actos con motivo de la celebración anterior, se convoca a una reunión del Foro Social Mundial o de Presidentes del ALBA o UNASUR, para que “la gran prensa” internacional centre sus ojos en Caracas durante esos días. Lo importante es que haya mucha gente en Caracas para la fecha. 

3. El Presidente Chávez y todo su gabinete, desde Miraflores presencian en vivo la IMPLOSION, dando una Rueda de Prensa previo al acto. En este evento se señala el fin de la Era Capitalista y el nacimiento del Socialismo del Siglo XXI a nivel global. Previo a la destrucción, al Sambil de La Candelaria se le coloca un aviso gigantesco de 30 metros de altura que lee “MUNDO CAPITALISTA” y así dar un toquecito de espectacularidad para cuando caiga ese monstruo. Ver a través del mundo, por TELESUR, CNN, BBC, AL-JAZEERA en vivo y directo, que el Gobierno de Venezuela derrumba un maldito “mall” NO TIENE PRECIO.  Imaginen algo como el lanzamiento del satélite Simón Bolivar, con cuenta regresiva y todo, pero destructivo y morboso. Se podría colocar pantallas gigantes por toda la ciudad para que brinquemos de regocijo. Sugiero usar la propia pantalla del Sambil de la Av. Libertador para transmitir la IMPLOSIÓN, nada más “entretenido” que la perfecta ironía ¿no?  

4. Así como el AUTOATENTADO gringo de tumbar el WTC fue un momento simbólico, un punto de inflexión del rol de los medios masivos y su peso en la resignada opinión pública mundial, lo mismo debería suceder en el caso del Sambil, pero con un objetivo opuesto, es decir,  para que su IMPLOSIÓN sea manejada como un momento simbólico y representativo de los tiempos por venir: EL ADVENIMIENTO DEL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI. Ejemplo de otros momentos mediáticos simbólicos: imágenes de la caída del muro de Berlin, destrucción de la estatua de Saddam Hussein, videitos youtube de Osama Bin Laden, Hiroshima y Nagasaki, etc.  

Insisto en esto, un evento como el anterior, a pesar de parecer ridículo para algunos, quedaría registrado en el imaginario social como un hito del alcance y las intenciones de la Revolución Bolivariana. La historia venezolana  siempre ha estado signada por el vanguardismo y la rebeldía. Debemos usar las armas capitalistas para darle en la madre al sistema, sin contenernos, sin remordimientos. 

Y para concluir mi TERCERA OPCIÓN, la más constructiva de todas: utilizar ese edificio para montar el mayor MUSEO DE HÉROES NACIONALES  que haya conocido este continente.  

Existen muchos tipos de museos, Paris tiene su Louvre, Londres su British Museum, Washington tiene su Smithsonian, Ámsterdam su Van Gogh , Nueva York tiene su MET, Beijing tiene su Museo Nacional, etc, etc. Todos ellos atraen la visita de miles de turistas anualmente, mostrando en sus pasillos su historia, su arte, su tecnología y hasta sus saqueos. ¿Por qué demonios Caracas, cuna de la libertad de nuestra América o Venezuela, patria de los más grandes próceres, NO TIENE UN MUSEO QUE HAGA HONOR A SU PASADO? 

Instalar dicho museo en ese edificio tiene grandes ventajas, prácticamente esta listo para su uso y solo habría que hacer ciertas reformas para bajarle un poco al estilo “shopping” y darle mayor personalidad y carácter. Los museos no tienen que ser edificios al estilo jónico necesariamente.  

Fíjense en el estilo del Capital Museum en China: http://www.china.org.cn/english/features/museums/125495.htm 

En cuanto al establecimiento posible del MUSEO DE HÉROES NACIONALES en La Candelaría, podemos decir: su ubicación sería excelente, definitivamente no generaría un caos vehicular si se construye un corredor subterráneo de gran envergadura hasta el estación de metro Bellas Artes. Gran parte de su estacionamiento subterráneo podría ser utilizado para ampliar sus exhibiciones. Las escuelas, liceos y universidades que realicen visitas guiadas irían en sus autobuses.  

De resto sólo quedaría armar la mayor muestra que haga honor a la vida y obra de BOLIVAR, MIRANDA, ZAMORA, GUAICAIPURO, SUCRE, CAMEJO, SÁENZ, RIBAS, URDANETA, RODRIGUEZ, TAMANACO, DE LA PARRA, CÁCERES, CARREÑO, y un largísimo etcétera, para así tener en Venezuela un lugar que haga justicia a nuestro pasado glorioso y que finalmente atraiga la atención del mundo hacia Caracas. Poco a poco estamos recobrando nuestro lugar en la historia. 
 

[email protected]


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3533 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a74233.htmlCUS