4-F Día de la dignidad, y día para reflexionar

Ya van doce años desde que salió por primera vez a la palestra el Comandante Chávez, y entonces este es un buen momento para reflexionar sobre lo que ha sido la actuación del señor Presidente y de la evolución de nuestra querida Revolución Bolivariana.

Hace doce años el presidente Chávez junto con un grupo de militares patriotas dio la cara por lo que era el sueño reprimido de una gran parte de la población de nuestro país para ese momento, pero entonces la gente estaba tan dormida ideológicamente que solo vio lo que estaba sucediendo desde sus casas esperando ver que pasaba y por lo tanto las calles del país se quedaron solas y la intentona (operación Jesús Zamora) fue reducida en poco tiempo. Chávez y algunos de los alzados en armas fueron detenidos, y otros lograron escapar a otros países luego de negociar.

El ambiente económico de Venezuela para ese momento era de apertura a los mercados exteriores con el fin de globalizar el comercio y por lo tanto regalando nuestras riquezas y recursos a costa de la degradación del nivel de vida del venezolano, aprovechando esta coyuntura y con los antecedentes del 28 y 29 de febrero de 1989 se basaron los Militares Bolivarianos para dar el golpe que ya venían planificando con anticipación.

Este momento histórico dividió en dos partes la historia política de Venezuela y se marcó el punto de arranque del proceso que se esta desarrollando actualmente, el cuatro de febrero es el día de la dignidad de los que fueron irrespetados durante varias décadas, este fue el día del despertar real del pueblo, a partir de esta fecha la gente le vio la desnudes del oscuro sistema bipartidista del pacto de punto fijo cuando salieron sus Seudo-lideres a defender una mal llamada democracia en la cual las masas solo tenían participación cada cuatro años cuando los llamaban a votar.

Pasado todo este tiempo el proceso Bolivariano hasta ahora esta dando sus primeros pasos y la gente esta empezando a abrir los ojos y a mirar la cara verdadera este proyecto, pero el mismo pueblo esta solicitando el poder de participación necesario para intervenir en los cambios que afectan a nuestra patria.

El pueblo es sabio y en algunas cosas no se esta tomando en cuenta, esto es bastante grave si queremos consolidar una verdadera democracia participativa, existe en parte de la población incluyendo los que apoyamos al presidente Chávez un cierto grado de descontento con algunos de los lideres que deberían encarnar las ideas del proyecto Bolivariano, esto porque pareciera que esta gente se esta tomando la revolución como una escalera para lograr el poder y mantenerlo en manos de unos pocos, opacando los lideres y las ideas de las bases, todo esto afecta la popularidad del proyecto y del presidente. Muchas veces pareciera que estos señores una vez llegan al poder se olvidan de la ideas y del clamor de la gente que les dio su confianza y se enclaustran en sus oficinas haciéndose inaccesibles a la población y solo compartiendo con otros de su mismo circulo vicioso o con otros que tengan el poder, la verdad es que un líder sin pueblo es como una manzana podrida en una cesta, y por lo tanto hay que sacarlos antes de que dañen las otras manzanas o dañen a una persona, y esta persona es nuestro líder, el presidente Chávez.

Comandante, ojo visor con los que lo rodean, porque muchas veces no son los mas idóneos, fortalezcamos la ideología, el trabajo, y la formación de cuadros revolucionarios para que de esta forma nuestra proceso tenga el soporte necesario para resistir los grandes retos que se nos avecinan. De lo contrario no van a dejar que nuestra revolución florezca y se multiplique por el mundo como fue el sueño de nuestro libertador Simón Bolívar.

Hay que luchar por la dignidad de los pueblos así como lo hicieron los hombres de aquel cuatro de febrero dando desde sus carreras militares, su tranquilidad personal, y hasta derramando su sangre por la libertad y la reivindicación de los habitantes del mundo. Y lo que movió a los que gestaron este movimiento fue de alguna manera el sueño de tener una patria socialmente igualitaria y menos discriminadora.

Por ultimo les pido a todos los que le llegue este escrito y sientan que hay algo de razón el, que den un paso al frente y asuman con responsabilidad el reto de cada día para llevar nuestro sueño adelante; y nos daremos cuenta que nuestro sueño es el mismo de Cristo, Bolívar, Simón Rodríguez, Ezequiel Zamora, Ernesto Guevara de la Serna “el Che”, Martín Luther King, y Mahatma Ghandy, que no es otro que UN MUNDO IGUALITARIO Y JUSTO LLENO DE HOMBRES IGUALITARIOS Y JUSTOS, PARA QUE AL FIN PUEDA REINAR LA PAZ Y EL AMOR ENTRE LA HUMANIDAD.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5401 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




Comparte en las redes sociales




Notas relacionadas


US Y /actualidad/a6721.htmlCUS