La deuda externa venezolana

Es mucho lo que se habla de la deuda externa venezolana, pero es poco lo que se conoce de su historia mas reciente, especialmente una nueva generación de colegas del periodismo y politiqueros de oficio que por decir algo, se las inventan todas. En l958, hace casi cincuenta años, el Gobierno Nacional anunciaba que el país no tenía deuda externa alguna. Luego se sabe que de l959 a 1973, es decir, en menos de quince años se había alcanzado un monto cercano a los dos mil millones de dólares y como gozaban el FMI y el Banco Mundial con prestarle a Venezuela con todas las garantías al alcance de la mano. El petróleo que se producía era suficiente para ofrecer mas y mas todos los días, efecto que aprovecharon los gobiernos de l974 a 1984 para llegar a la impagable cifra de 27 mil millones de dólares. Luego en 1986 el país reconoce también la deuda externa privada de otros siete mil millones, de modo que se hablaba entonces de cerca de 35 mil millones y de la cual se afirmaba que mas del cincuenta por ciento había sido adquirida ilegalmente, pero nunca se dijo por quién.. Una pelusa.

Ahora bien, Venezuela jamás ha dejado de cancelar un centavo de dólar y ha cumplido sus compromisos internacionales al pie de la letra Entre 1998 y el 2000 el país canceló mas de cien mil millones de dólares en amortización, intereses y comisiones, pero no es hasta el actual gobierno en el 2001, cuando se fija la norma de no mas empréstitos extranjeros y continuar religiosamente cancelando, dejando de un lado el reclamo por la ilegitimidad. Por supuesto, esta decisión enfurece a las entidades prestamistas del exterior y empieza la campaña de nuestra “quiebra económica”, sin fundamento alguno y para la amargura de los Oposicionistas locales que perdieron toda posibilidad de jugosas comisiones con cargo al Tesoro Nacional Esa es la breve historia de nuestra deuda externa que disminuye rápidamente para bien de la nueva sociedad bolivariana.

Existen distintas emisiones de bonos de deuda externa en dólares, muchas de estas alcanzaron la capitalización mayor en el 2007, pero la actual recesion estadounidense, además de la permanente campaña en contra del Gobierno Nacional, en medios de ese país, especialmente CNN y en la Unión Europea ha hecho que sus valores de mercado, oferta y demanda, hayan disminuido con cierta fuerza. Bonos que llegaron a cotizarse a 155 dólares, es decir 55 por encima de par a interés del 13,625%, realmente significaban poco atractivo para nuevos compradores al caer su rendimiento a 8,80%. Hoy al precio de 118 rinden 11,55, el más alto en todo el movimiento bursátil mundial, con la garantía de un precio promedio del petróleo en casi cuatro veces el fijado para el actual Presupuesto Nacional. No cabe la menor duda del juego de las grandes firmas capitalistas bursátiles, por ejemplo la deuda al siete por ciento ha disminuido su valor mercado a 66, lo que representa, para un comprador al día de hoy, el rendimiento del 10,66%. ¿Qué otra obligación con tal garantía puede localizarse en los listados internacionales? Ninguna. El mismo hecho de haber cancelado totalmente deudas con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional son señales significativas de la firmeza de la economía nacional y la garantía a todos los tenedores de la deuda externa venezolana que su dinero esta bien invertido.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 28496 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Andrés de Chene D.


Visite el perfil de Andrés de Chene para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a62315.htmlCUS