¡Por Dios! No Urosa, no

No, señor Sabino Urosa. No nos pida que dejemos a su Dios en las escuelas de Venezuela. Señor Urosa: le recuerdo que su Dios no es el Dios del pueblo. Su Dios solo acompaña a la mentira, a los torturadores, a los que mienten para tener privilegios. Su Dios, fue la excusa de los Bush ( padre e hijo) para atacar pueblos, para asesinar mujeres, niños, ancianos, hombres inocentes. Todos civiles que combatían en sus casa y ciudades con las miserias que le impusieron gobiernos apoyados por Uds. No, señor cardenal. Su Dios estaba en Miraflores con Baltasar porras, con su otro cardenal Velazco, con Michael de Viana, con Luis Ugalde, con Roberto Lúkert, el 11 de abril del 2002. Su Dios, el que acompañó a unos pocos sacerdotes mediáticos y mediatizados, en los pulpitos de algunas iglesias denigrando del pueblo, del proceso del pueblo, y del representante del pueblo, elegido por el pueblo en múltiples oportunidades. Ese mismo Dios que le permite al Nuncio Apostólico señor Berloco; refugiar a un delincuente homicida y violador, para burlar la ley de los hombres. Nosotros el pueblo, no queremos a ese Dios y a sus representantes dentro de las escuelas del pueblo. Ya bastante daño nos han hecho. El pueblo no quiere a un Dios que ampara a sacerdotes violadores de niños, de niñas, de mujeres en los templos, amparados en sus sotana, y que luego evaden las leyes pagando con dinero del diablo sus pecados capitales.

Señor Cardenal Sabino Urosa: los pobres que estudiamos en escuelas publicas, o que tenemos hijos en escuelas publicas, no queremos ningún trato con un Dios que favorece al poderoso, que avala los robos y crímenes que se cometen a diario contra los desposeídos del mundo, y que después que les arrebatan las pertenencias (incluso sus fuerzas creativas) recurren a la limosna para lavar sus pecados.

Los pobres y el pueblo quieren y aman al Dios que despreció los lujos y las exquisiteces que el diablo le ofreció hace 2008 años. Ese mismo Dios que anduvo en burro, como medio de transporte, y no en limousine con chofer y vino caro. El Dios del pueblo, tal como al pueblo mismo, fue asesinado una y mil veces cuando asesinaron a Arnulfo Romero, a Camilo Torres, al pueblo Venezolano en Cantaura, en Yumare, en el Amparo, en el Caracazo, a los Campesinos y obreros de Nicaragua, el Salvador, en la Cuba Batistera, en el barrio el Chorrillo en panamá. En definitiva señor Urosa. Su Dios es el diablo vestido de engaño y lujo lujurioso, es el Dios encerrado en templos de magnanimidad, el del pueblo anda al lado de su pueblo. Es el Dios que habla de paz , de amor , de solidaridad, de comunismo, de convivencia. Mientras el suyo es guerrerista, bendice las armas que dan muerte y arrebatan sus posesiones primigenias a los mas débiles para beneficio de los poderosos, con vuestro aval. No, señor Urosa, ¡ fuera de los colegios con sus dios avaro y ambicioso!, sembrador de cizaña, que utiliza la palabra fe, solo para mentir y fornicar.. VADE RETRO CARDENAL, SUS REPRESENTADOS Y REPRESENTANTE.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 2248 veces.


Comparte en las redes sociales




VE N