Las vidas de Bolívar y Chávez: coincidencias

Días pasado revisando documentos sobre la vida d e nuestro Libertador Simón Bolívar caí en cuenta de cierto paralelismo en tanto a su vida afectiva y familiar con la vida hasta ahora del Presidente Chávez. El Libertador Simón Bolívar, como lo afirmara el en una oportunidad no nació para ser feliz, en los términos personales del concepto de felicidad, tener familiares cercanos con afecto hacia la persona, en su lugar se ganó el afecto de la posteridad, de la historia y de millones que gustosamente siguen su ejemplo. El libertador Simón Bolívar pierde a su padre Juan Vicente Bolívar en enero del año 1786, cuando el apenas contaba con 3 años de edad, fue un niño que creció sin el afecto paterno directo, afecto que fue sustituido por el cariño brindado por sus tíos paternos y maternos, en el año 1892 pierde a su madre cuando alcanzaba la edad de nueve años, en plena infancia nuestro Libertador era ya un huérfano. El plan de la providencia no para allí, y nuestro libertador contrae nupcias con María Teresa del Toro en mayo de 1802, radicados los recién casados entre Caracas y San Mateo en la hacienda de la familia Bolívar, la esposa del Libertador muere en enero de 1803 a escasos 8 mese de haber contraído nupcias, el libertador contaba en ese momento con 19 años de edad, a los 9 años huérfano y a los 19 viudo, de acá en mas Bolívar debió entender que se le negaba su felicidad individual y su empeño sería para lograr la mayor suma de felicidad posible para los pueblos de nuestra América y así el libertador dedica su vida a la lucha por la liberación de los pueblos del continente, por que la visión de Bolívar al igual que la de Miranda era continental, acción que no concluyó debido a la presencia del gobierno norteamericano que ya se iniciaba en sus tareas de despojo e intervencionismo y por la traición sufrida por nuestro libertador por parte de sus mas cercanos colaboradores, Santander, Páez, Mariño y por la neutralidad e inacción de otros.

En el caso del Presidente Chávez, en el núcleo familiar tiene la fortaleza de los padres, hermanos y familiares cercanos y de los hijos del primer matrimonio, pero hasta la fecha la providencia en otro nivel de planes le ha preparado un camino parecido al camino del libertador. Una constante en la vida política del presidente Chávez, es el desconocimiento que hacen de él, gente de su entorno y en la cual ha depositado su confianza, veamos, de los juramentados en el Samán de Guere el 17 de diciembre de 1983, muerto Acosta Carlés el 1 de marzo de 1989, quedan el Teniente Coronel Jesús Urdaneta Hernández y el General en Jefe Raúl Isaías Baduel, Urdaneta Hernández, ex-jefe de la Disip, compadre del Presidente Chávez, con todo lo que significa la figura del compadrazgo en la vida del venezolano, desvió su camino a partir del 4 de febrero del 2000 convirtiéndose en un adversario acérrimo del presidente Chávez, el General en Jefe Raúl Isaías Baduel, compadre del Presidente, ex ministro de defensa y juramentado del Samán de Guere como Urdaneta Hernández, a partir de Noviembre 2007 monta tienda aparte y se deslinda del camino marcado por el proceso revolucionario, la actitud de Baduel es un deslinde ideológico, él entendió que la patria que nacerá a partir del 3 de diciembre no es la que estamos viviendo, será una nueva república con valores bolivarianos, donde la inclusión, el bien común, la soberanía y el pueblo serán quienes marcarán las pautas en el devenir como nación, vamos hacia la refundación de la república, el cambio es drástico, pero es el mismo cambio propuesto por nuestro Libertador, los que se oponen hoy al proceso bolivariano a la reforma y al nuevo rumbo que está planteando son los mismos que ayer, asesinaron a José Leonardo Chirino, a Gual y a España, a Ribas, por eso la actitud del Rey de España Juan Carlos Franco, es la contradicción histórica realistas o patriotas, son los mismos que desterraron a Bolívar, he intentaron asesinarlo en el Rincón de los toros y en Bogotá, son los mismos que pagaron a los sicarios que asesinaron al Gran Mariscal de Ayacucho, son lo mismos que le pagaron a Domingo Morón para que en la mañana del 10 de enero de 1860 asesinara a mi General Zamora, son los mismos que encarcelaron a Pío Tamayo en el Castillo Libertador, son los mismos que asesinaron a Fabricio Ojeda en los calabozos del SIFA, son los mismos que secuestraron y asesinaron a Alberto Lovera hermano, son los mismos que asesinaron a Livia Gouverner, son los mismos que fusilaron al Chema Saher, son los mismos que asesinaron a Miguel Noguera a la orilla del río el Paso, son los mismo que una tarde del 23 de enero de 1981 asesinaban en Caricuao a Marisol Valera, son los mismos que un mal 18 de noviembre volaron por los aires la sed de justicia de los venezolanos, son los mismos que a lo largo de 500 años le entregaron los tesoros y las riquezas nacionales a las potencias extranjeras, el General en Jefe se bajó del bus de la historia nacional y se unió a la anti patria.

Pero la providencia no termina allí, Luis Miquilena catalogado por el Presidente Chávez como su segundo padre, en la hora aciaga de abril del 2002, dio un salto mortal y se juntó al cipayage culminando su trayectoria política como un traidor mas, esa trayectoria política que lo encontraba en el año 45 oponiéndose al golpe de estado contra el presidente Medina Angarita, al frente del sindicato de autobuseros de Caracas y de sus comunistas negro.

De esta lista no podemos excluir la actitud de la segunda esposa del Presidente Chávez, Marisabel Rodríguez, era un matrimonio con dos concepciones del mundo, eso es normal y se establece una discusión familiar donde al final una de las dos concepciones se impone, en este caso hubo implosión y Marisabel Rodríguez ha asumido en forma activa el discurso y la acción de los que han sido los opresores a lo largo de toda la historia nacional.

Estos dos hombres la providencia les hizo una jugarreta, traicionados por sus mas cercanos colaboradores, pero sembrados hoy y para siempre en el corazón de un pueblo, así como la historia de Venezuela tuvo un antes de Bolívar y un después de Bolívar, la historia política de Venezuela tendrá un antes de Chávez y un infinito después de Chávez por que el Presidente conocedor como nadie de la tragedia de Bolívar, no permitirá que ni el, ni el pueblo venezolano se vean reflejado en lo que escribió nuestro libertador el 16 de diciembre de 1830, no nos reflejaremos en ese sentimiento por que como tantas veces lo ha dicho nuestro comandante en jefe venceremos!!, Bolívar en sus últimos momentos escribe… Me tocó la misión del relámpago, rasgar un instante la niebla, fulgurar apenas sobre el abismo y tornar a perderse en el vacío…el país ha asumido su rumbo, debemos completar la obra de Bolívar y nada, ni nadie lograran hacernos abandonar esa senda de soberanía y mayor suma de felicidad posible.

Esta nota ha sido leída aproximadamente 5054 veces.

Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.