Fruto Vivas: Un arquitecto Tachirense y revolucionario

Al igual que todos los personajes y líderes históricos, mas allá de los guerreros y politicos que ha producido la provincia del Táchira, el arquitecto Fruto Vivas (La Grita-1928) ha marcado al país con sus hermosas, funcionales, populares y revolucionarias creaciones arquitectónicas, dedicadas al arte de la vivienda en conjunción con la naturaleza y lo humano. No será fácil escribir sobre la vida y creación Fruto Vivas en un corto articulo. Las páginas de la Web están llenas con la descripción de su futurista pensamiento y de sus obras, no solo en Venezuela, sino en países como Cuba, Nicaragua, Alemania, etc; así como de su labor crítica y docente que lo ha llevado a recibir el titulo de Profesor Honorario de Universidades de Venezuela, Santo Domingo, México y Perú, entre otras. De lo poco que no se sabe de Fruto, es de su condición de revolucionario e izquierdista. Muchos años hubo de pasar en el exilio, durante los gobiernos de la llamada IV Republica por culpa de sus ideas revolucionarias, que según los políticos de entonces, eran olorosas a comunismo. Pero era inevitable que un trashumante como Fruto Vivas fuera conocido, en círculos cofrades de arquitectos y revolucionarios, a través de anécdotas de su vida de creador andariego. Así se cuenta que a mediados de la década del 60 fueron a Cuba un grupo de ingenieros y arquitectos venezolanos, del ente gubernamental constructor de viviendas de entonces llamado “Banco Obrero”, con el fin de estudiar la exitosa y revolucionaria técnica de construcción de viviendas llamada allá “técnica de las micro brigadas”.Consistente en dar a los pobladores de barriadas pobres, los materiales de construcción y planos de viviendas ecológicas y decentes, las que una ves terminadas se entregaban a las familias que las habían ayudado a construir. El caso es que los planificadores Cubanos les dijeron a los sorprendidos Venezolanos: ”Pero chico, si esta técnica popular y revolucionarias de construcción para el pueblo nos las enseño un Venezolano recién llegado de la Unión Soviética y llamado Fruto Vivas “.Otra, de esas viejas anécdotas, cuentan que el Tachirense presidente Carlos Andrés Pérez le mando un mensaje secreto a Fruto, diciéndole: ”díganle a mi paisano Fruto Vivas que salga de la clandestinidad pues lo necesito para que me proponga dirija algunos proyectos arquitectónicos”.

Pero mas allá de las anécdotas, Fruto es fundamentalmente un creador y un poeta de ese nido humano que es la casa y que el llama vivienda. Nos presenta y sugiere la vivienda como una propuesta ecológica, familiar y humana. Ella, al igual que la familia para la sociedad, es el núcleo vivo de la Ciudad. Nos habla de “Ciudades vivas” y no de “Ciudades muertas”.Fruto nos dice:”la ciudad no son sus calles ni sus parques ni sus rascacielos, la ciudad somos nosotros sus habitantes. Una ciudad vacía esta muerta, por ejemplo Machu Pichu. La ciudad es un ser vivo, dinámico, actuante, mutante”. Sin duda que cuando el presidente Chávez nos hablaba hace poco de la creación de nuevas “Ciudades Socialista”, dentro de la geometría del poder, hablaba por boca e inspiración de Fruto Vivas. Dice haberle oído a decir al poeta Aquiles Nazoa, que el dictador Pérez Jiménez pensaba en un “urbanismo fascista”, al organizar las ciudades mas con fines defensivos que con fines sociales y humanos. Así que cuando Fruto nos habla, oímos, mas allá del arquitecto, a un poeta de la vida. No hace mucho escribia:” El problema no es solo ofrecer "casas" como simples objetos, sino ofrecer "viviendas" donde se respete la dignidad humana, donde el hombre americano nos ha dado lecciones desde nuestros ancestros, de como hacer una casa digna, salida de la naturaleza, integrada a ella como un profundo hecho cultural, autogestionario y solidario que debemos emular, redescubrir y sobre todo reflexionar ante la hecatombe social que se avecina. El pueblo tuvo, tiene y tendrá capacidad endógena para asumir su rol de creador de su espacio habitable, unido a su dignidad, a su independencia, corriendo tras un fantasma: la alegría de vivir.

Y mientras Fruto Vivas continúa soñando y creando, nos preguntamos: Le habremos rendido los Venezolanos el debido homenaje, en vida, por tratar de darnos lo mejor del mundo: donde y como vivir felices y con dignidad, bajo el entorno mágico de la naturaleza.

La forma de organización social promovida por el gobierno nacional, a través de los Consejos Comunales, es una estructura única en el mundo y cuya capacidad de autogestión permitirá combatir, de manera eficaz, la pobreza, entre otros problemas que aquejan a los más desprotegidos, dijo el arquitecto Fruto Vivas.

“Venezuela es el primer país que pone en la constitución una estructura capaz de enfrentar la pobreza. La Organización de Naciones Unidas tiene mecanismos para enfrentar la pobreza pero no tiene el poder, no tiene la estructura que tiene esta constitución”, agregó Vivas refiriéndose al Proyecto de Reforma Constitucional.

Asimismo, el arquitecto afirmó que la creación de los Consejos Comunales representa un salto organizacional, que “supera incluso a los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) cubana”, pese a que éstos, más allá de las labores de seguridad, también realizan gestiones sociales.

En cuanto al nuevo ordenamiento político territorial, manifestó su aprobación a la propuesta presidencial, ya que “para desarrollar el país hay que crear estructuras que sean coherentes, porque las fronteras de los estados no tienen nada que ver con su estructura física. La estructura de desarrollo hay que reordenarla totalmente”, acotó.

Yo estoy con este proceso y este no se trata de un conflicto político, yo sólo quiero pedirle al Presidente que se mantenga la intención con la que se realizó este proyecto: crear una universidad ambiental donde se estudie la flora y la fauna venezolanas, y aprovechar las instalaciones para exhibir todas nuestras bellezas naturales".

Hace 5 años que descansan en 52 contenedores las piezas que forman "La flor de Venezuela", el pabellón venezolano diseñado por el arquitecto Fruto Vivas para la Expo Universal de Hannover 2000. La Gobernación del estado Lara comisionó a Funredi (Fundación Regional de Vivienda) del proyecto de instalación de la Flor de Venezuela en Barquisimeto.

Cuál será el futuro de la Flor? No está claro. A pesar de las denuncias de Fruto Vivas, el proyecto sigue en marcha con o sin él. Ni siquiera en la valla ubicada en el terreno se reconoce la autoría del arquitecto, ¿llegará el Pabellón de Hannover a florecer en tierra larense?, eso todavía está por verse.

Después de la victoria sandinista, si mal no recuerdo, Vivas fue invitado a Nicaragua para diseñar un proyecto de viviendas cómodas y ecológicas.

coordinador de desarrollo ecológico del Ministerio de Planificación. El Gobierno tuvo otro acierto al nombrar a un hombre con visión y pasión en este cargo.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 9539 veces.


VE N