Doble Nacionalidad

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, vigente desde 1999 ha reconocido el derecho a la Doble Nacionalidad, lo cual ha beneficiado, entre otros, a muchos indígenas Wayúu nacidos en Colombia y que han debido huir de aquel pais y transitar libremente por Venezuela, sin peligro alguno, gracias a este derecho novedoso de la legislación venezolana.

El derecho a la Doble Nacionalidad tiene la motivación fundamental de garantizar, a todos aquellos que por razones forzosas deben abandonar su pais de origen y trasladarse, en calidad de perseguidos o exiliados por motivos políticos,religiosos o de cualquier otra índole o a aquellos que deben abandonar su pais de origen por vivir en condiciones de miseria, guerra, desastres naturales y muchas otras razones, al territorio venezolano. De acuerdo a la Constitución de 1961, estas personas debían renunciar a su nacionalidad de origen para poder ostentar la venezolana. Y , consecuentemente, perdían el derecho de retornar un día, en calidad de naturales de la tierra donde nacieron y de la cual debieron salir forzosamente, con plenos derechos.

Además del ejemplo de los hermanos de la etnia Wayúu ya mencionado, naturales de otros paises en condiciones de pobreza extrema: haitianos, por ejemplo, abandonan su pais, pueden venir a Venezuela, adquirir la nacionalidad venezolana, sin perder la haitiana. Seguramente, estas personas podrán retornar, cuando las condiciones estén dadas, a sus patria haitiana, sin problema ninguno, por cuanto no se les exige renunciar a la nacionalidad haitiana(o boliviana, peruana, colombiana) para ser venezolanos. Y, al nacionalizarse venezolanos, han podido disfrutar de los derechos que derivan de la Nacionalidad y no pasar a formar parte de la categoría de Refugiados, en la que los derechos están limitados.El día que puedan regresar, lo harán siendo, además de venezolanos, haitianos, colombianos, bolivianos, peruanos, con pleno derecho, por no haber tenido que renunciar forzosamente a su nacionalidad originaria.

Muchos chilenos, por ejemplo, que debieron salir de su pais durante la Dictadura de Pinochet, que duró 17 años, en un momento determinado tuvieron que renunciar a la nacionalidad chilena, incluso para ejercer sus profesiones(por ejemplo, para ejercer la Medicina, debieron hacerlo, pues la Ley de Ejercicio de la Profesión exige la nacionalidad venezolana como requisito y ésta sólo se podía obtener renunciando a la chilena de origen), perdiendo forzosamente su nacionalidad de origen. Luego, cuando pudieron entrar de nuevo a Chile, gracias al cese de la persecución contra ellos, tuvieron que hacerlo exclusivamente como venezolanos.

Igual cosa pasó con Argentinos y Uruguayos que huían de las feroces Dictaduras del Sur.
En materia de Derechos Humanos, el reconocimiento de la Doble Ciudadanía es un gran avance que, a mi juicio, debe ser mantenido.

[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 13268 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales




US Y /actualidad/a37517.htmlCUS