Venezuela en la OEA

¿Habrán estudiado debidamente en Miraflores y en la Casa Amarilla las repercusiones del retiro de Venezuela de la Organización de Estados Americanos? ¿Estarán realmente convencidos de que es una buena decisión, en el supuesto negado de que ese organismo se pronuncie contra la no prórroga a la concesión a Rctv? ¿Creen que será mejor Venezuela fuera de la OEA que en su seno? El más ligero repaso a lo que ha sido el desempeño de Venezuela en la OEA en los últimos años, nos hace llegar a una conclusión: nunca como ahora es tan importante la presencia venezolana. Nuestra delegación ha obtenido importantes victorias en ese organismo, siempre derrotando a Estados Unidos.

Cuando aprobaron la Carta Democrática, pese a la oposición de EEUU y otros países, se aprobó la propuesta de Venezuela de discutir una Carta Social, que está a punto de melcocha. Continuemos con los pronunciamientos de la OEA contra el golpe de abril, cuando EEUU, El Salvador, pretendió reconocer a Carmona y, después, contra el sabotaje petrolero, y con la creación del mecanismo de evaluación multilateral del tráfico de drogas, que hasta entonces era facultad que se había atribuido Washington y que desde entonces dejó de ser "juez". La elección de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, en la asamblea general de la OEA, (Santiago, 2004) fue otro triunfo. Si hubieran visto al propio Colin Powell haciendo lobby con los cancilleres del Caricom, buscando sus votos. Al final, al candidato de EEUU sacó 15 de 35; los de Venezuela y Brasil obtuvieron 20 cada uno y fueron electos. Por primera vez desde 1948, cuando fue creada esa comisión, EEUU quedaba fuera.

¿Recuerdan cómo la oposición y sus medios desconocieron los resultados del referendo de agosto 2004? Esa posición la hizo suya la Casa Blanca, y su embajador en la OEA recibió instrucciones de oponerse al informe que legitimaba los resultados. No le fue posible. Hasta Colombia, que tenía como embajador a Horacio Serpa, estuvo al lado de Venezuela. Toda la OEA lo aprobó y felicitó al presidente Chávez. El embajador Maisto tuvo que sumar el suyo, para no quedar solo.

Se reúne la Asamblea General de la OEA en Fort Lauderdale (junio 2005). Correspondía a Condoleezza Rice presentar el proyecto de declaración, tal como se estila.

Por su arrogancia no consultó a ningún país, propuso que la OEA aceptara informes externos sobre nuestras naciones (pensaban en uno de Súmate) que les permitiera intervenir en cualquier país. Fue rechazado, Venezuela llevó la voz cantante. Además, logró que se aprobaran ocho resoluciones. Jorge Valero fue motor de ese triunfo, que se remató con la posterior destitución de Noriega y de Maisto, tal fue la felpa recibida en su propio patio.

Con las elecciones del Secretario General de la OEA, recordarán ustedes, Venezuela se alineó con la posible postulación del chileno José Miguel Insulza, mientras EEUU apoyaba al ex presidente Flores de El Salvador, como pago por ser el único país latinoamericano con tropas en Irak, y por supuesto, abandonaron. Se sumó entonces al canciller mexicano, y estando en Santiago, lo dejaron en la estacada. Dos fracasos seguidos.

Debió apoyar al candidato que Venezuela había respaldado desde el comienzo.

Lo más reciente fue en la Cumbre de las América, con base en la OEA, en Mar del Plata, donde fue derrotado el Alca.

Como ven, esta no es la OEA que expulsó a Cuba en 1961. Ha cambiado. Y es de notar, que todas esas votaciones ocurrieron antes de que fueran electos Daniel Ortega y Rafael Correa. De manera que no tiene sentido amenazar con retirarse. Ahora, si lo que se buscaba era una declaración como la reciente de Insulza, pues está lograda.


Patético resultó
desfile del 1º de mayo de la CTV. Creo que en toda su historia, nunca había sido tan menguado e insípido, pese a que algunos los animaron con caña. El de la UNT estuvo bastante nutrido, decenas de miles, pero ¿en qué se diferenciaba de otras marchas de los chavistas? Porque hasta trajeron delegaciones del interior. Resultó difícil apreciar el sentido de clase.


Supongo
que la red Mercal responde a las necesidades de consumo de la mayoría de los venezolanos, aunque sea evidente que en sus anaqueles ofrecen pocos productos, pero en automercados y establecimientos similares, se observan síntomas de desabastecimiento en varios renglones, y los venden por encima de los "precios justos". Algo está ocurriendo, y sospecho que esa situación se agudizará hasta el 27.


"Sólo muerto
me sacarán de la Gobernación", declaró Ramón Martínez en Cumaná. Por favor, cuántas veces hemos escuchado desafíos similares. Hasta un general salió vivo.


He leído
opiniones contradictorias sobre la eventual salida de Venezuela del Fondo Monetario Internacional, el tenebroso FMI. Pero me hace dudar el saber que sólo Corea del Norte y Cuba están afuera, y que hace poco Irán logró reingresar.


Me satisfizo
ver ayer un ejemplar de las Obras Completas del poeta barinés Eduardo Alí Rangel, con prólogo de José León Tapia, impreso por la Fundación Editorial El Perro y la Rana.


[email protected]

Esta nota ha sido leída aproximadamente 13754 veces.



Recomienda la lectura de esta nota a través de las redes sociales


Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 [email protected]

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.



US Y /actualidad/a34259.htmlCUS